Traducido por Noticias del Frente

Fuentes de inteligencia de Estados Unidos dijeron a Fox News que no hay evidencia que sugiera que Rusia está haciendo un intento específico para que el presidente de EE. UU., Donald Trump, sea reelegido, y agregó que la inteligencia sobre el asunto fue «exagerada».

Trump wave
© REUTERS / Leah Millis
El funcionario dijo que el funcionario electoral estadounidense Shelby Pierson, quien había informado anteriormente al Congreso sobre los supuestos esfuerzos de interferencia electoral rusa, podría haber exagerado la inteligencia sobre el tema al hablar con el Comité de Inteligencia de la Cámara a principios de este mes.

Un funcionario de inteligencia le dijo a CNN que la caracterización de Pierson de la inteligencia era «engañosa» y otro funcionario de seguridad nacional dijo que Pierson no pudo proporcionar el «matiz» necesario para transmitir con precisión las conclusiones hechas por los funcionarios de inteligencia estadounidenses.

«Una interpretación más razonable de la inteligencia no es que tengan preferencia, es un paso por debajo de eso. Es más que entienden que el presidente es alguien con quien pueden trabajar, él es un negociador», dijo el funcionario de seguridad nacional.

Según Fox News, los demócratas estaban bombardeando a Pierson con preguntas sobre si Rusia estaba tratando de ayudar a Trump, desestimando el contexto de la sesión informativa.

El Wall Street Journal dijo la semana pasada, citando a personas familiarizadas con el trabajo de Pierson, que el funcionario designado en julio de 2019 por el entonces Director de Inteligencia Nacional Dan Coats «tiene la reputación de ser injurioso con sus palabras y no apreciar el delicado trabajo de acorralar a los federales. agencias, empresas de tecnología y funcionarios electorales estatales para colaborar en la seguridad electoral «.

Los informes de la interpretación «engañosa» de Pierson sobre la información de inteligencia se produjeron después de que el New York Times y CNN informaran a principios de semana que los funcionarios de inteligencia le dijeron a Trump que Rusia había comenzado a interferir en las elecciones presidenciales de 2020 para que volviera a aparecer. -elegido. Según los informes, Trump estaba indignado porque el Congreso fue informado sobre el asunto que tenía ante sí.

El Washington Post también informó que la campaña del candidato presidencial demócrata al senador Bernie Sanders (I-VT) fue respaldada por Rusia, sin proporcionar evidencia para esa afirmación. Sanders le dijo al medio que no acepta tales acciones si el informe es verdadero. Twitter dijo que monitorean proactivamente la plataforma de redes sociales «para identificar intentos de manipulación de la plataforma y mitigarlos», y agregó que revelarían cualquier evidencia razonable de operaciones de información respaldadas por el estado si se encuentran. Facebook dijo que no tenían evidencia de que los rusos estuvieran asociados con partidarios de la campaña de Sanders.

El presidente de EE. UU. Recurrió a las redes sociales el viernes y rechazó las acusaciones, calificando la acusación de asistencia rusa en las próximas elecciones como un «engaño».


Las acusaciones de que Rusia se entrometió en la carrera presidencial de 2016 para lograr la elección de Trump habían desencadenado la investigación del Asesor Especial Robert Mueller. En abril de 2019, Mueller publicó el informe final sobre la supuesta colusión entre Trump y Rusia, escribiendo que no había evidencia de ninguna conspiración entre Trump y el Kremlin, ni ninguna indicación de que Rusia manipulara de alguna manera o manipulara los resultados de la votación. Los funcionarios rusos han rechazado repetidamente las acusaciones de intromisión en las elecciones de EE. UU. O en cualquier país o asuntos internos, calificando los cargos de «absurdos» y señalando la falta de pruebas.