El Gobierno de Rusia ordenó a la agencia federal del transporte aéreo, Rosaviatsia, suspender todos los vuelos regulares y chárter fuera del programa de repatriaciones de connacionales varados en otros países en medio de la pandemia del COVID-19.

avión
Según el comunicado oficial, Rosaviatsia deberá "garantizar la suspensión, a partir de las 00:00 del 27 de marzo de 2020, de los vuelos regulares y chárter operados desde aeropuertos de Rusia a los aeropuertos extranjeros y viceversa, a excepción de los relacionados con la repatriación de ciudadanos rusos desde otros países ante la propagación de la infección por el nuevo coronavirus, [...] y de los vuelos realizados por decisión del Gobierno de Rusia".

La Cancillería rusa deberá confeccionar las listas de ciudadanos que desean repatriarse y, hasta que vuelvan a Rusia, proporcionarles asistencia que las legaciones del ente en el extranjero costearán con lo que hayan ingresado por concepto de servicios pagados.

El documento también insta a todos los organismos del poder a maximizar el teletrabajo desde el 27 de marzo; y a las autoridades regionales, a suspender las actividades presenciales en el ámbito cultural, de ocio, deportivo, educacional, publicitario, etcétera, así como cerrar provisionalmente salas de cines, clubes nocturnos, centros de recreo para niños, exposiciones y otros lugares concurridos.

Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus, SARS-CoV-2, detectado en la ciudad china de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (centro-este), a finales de 2019.

Hasta la fecha, Rusia ha confirmado 658 casos de COVID-19, de los que 410 corresponden a Moscú.

A escala global se han detectado más de 470.000 contagios por el coronavirus SARS-CoV-2, entre ellos más de 21.000 decesos, según la Universidad estadounidense Johns Hopkins. Unas 114.000 personas ya han superado la infección.