Cuatro páginas en el Boletín Oficial marroquí amplían la zona económica exclusiva en 200 millas y la plataforma continental en 350 millas.
Marruecos hace oficial la ampliación de sus aguas territoriales, con España paralizada en estado de alarma
© EFE
Pedro Sánchez junto al primer ministro marroquí, Saadeddine Othmani.
En plena crisis del Covid-19, con el estado de alarma decretado en España y en Marruecos, con las fronteras entre ambos países cerradas y las relaciones bilaterales congeladas, Rabat ha oficializado las dos leyes de demarcación de sus aguas territoriales que afectan directamente a España.

Los dos textos legislativos, aprobados en el Parlamento de Rabat en enero, se han publicado en el Boletín Oficial marroquí de este lunes. De esta manera, Marruecos amplía 200 millas su zona económica exclusiva y la plataforma continental la extiende a 350 millas, lo que supone asignarse la aguas del Sáhara Occidental y solapar las españolas, sobre todo las de las Islas Canarias.

Esta ampliación se apropia del monte Tropic, al sur de la isla del Hierro, la zona de la plataforma continental más codiciada por la cantidad de telurio y de metales raros. Se trata de la mayor reserva conocida del planeta después de la china, indispensable para toda la industria de energías alternativas y electrónica.

"En la plataforma continental, el Reino tiene derechos exclusivos y soberanos sobre el fondo de los mares y el subsuelo de los mismos con el fin de explorar sus recursos naturales (minerales, fósiles y biológicos, así como poderes reconocidos) de conformidad con los acuerdos y tratados internacionales que son el Reino de Marruecos y en las áreas de explotación y utilización de islas artificiales", precisa el documento.

Asimismo, el artículo 3 recoge que la soberanía marroquí "se extiende al espacio aéreo, así como a la tierra y al fondo de este mar, a lo largo y ancho".

Negociar con España

En cuatro páginas se publican las dos normativas 37.17 y 38.17, evidenciando que han cumplido el resto de trámites y están dispuestas para su aplicación. Están firmadas con fecha de 6 de marzo por los ministros de Economía, Agricultura e Industria, la referente a la zona económica; y por el primer ministro, Saadeddine El Othmani, la relacionada con la plataforma continental.

Se advierte en el texto de que "el ancho del mar territorial se determina de acuerdo con los principios, estándares y métodos establecido en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982".

A diferencia de Argelia, Marruecos no delimita exactamente los límites de ese ancho de mar territorial, a la espera de negociarlo con España, como anunció el ministro de Exteriores, Nasser Bourita, durante la visita de su homóloga española, Arancha González Laya. "Estas cuestiones podrán tratarse con España a través del diálogo, debido a las relaciones positivas entre ambos países", reconocía Bourita.

La publicación oficial coincide con la preparación de una cumbre económica entre Marruecos y el Reino Unido tras su salida de la Unión Europea.

En las aguas de solapamiento con las Islas Canarias hay "petróleo, gas natural y un recurso nuevo, los hidratos de metano", tal y como detalló en una entrevista con EL ESPAÑOL José Mangas, catedrático de Recursos Minerales Marinos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Reuniones en Londres

De hecho, la empresa inglesa Energy va a iniciar los estudios y perforaciones de yacimientos de petróleo en la zona de dominio marroquí frente a las islas españolas tan pronto finalice la crisis provocada por la pandemia del Covid-19.

Con el brexit, y la salida de la UE, Reino Unido cierra diversos contratos con Marruecos para el control de El Estrecho a cambio de inversiones multimillonarias en agricultura, pesca, energía y turismo. De esta manera, los británicos pretenden destronar a España y Francia como primeros socios comerciales de Marruecos.

Ya se produjo un encuentro entre el rey Mohamed VI y el príncipe Carlos de Inglaterra en Londres, que publicó el canal de televisión estadounidense Fox News. EL ESPAÑOL ha podido saber, de fuentes solventes, que "la reina Isabel ha invitado formalmente al monarca alauita con la intención de evitar un mayor acercamiento de Marruecos, Túnez y Argelia con la UE".

El embajador británico en Rabat espera su relevo, pero antes "le han pedido que agilice ciertas cuestiones pendientes, entre ellas la visita de Mohamed VI a Londres", desvelan a EL ESPAÑOL las mismas fuentes.