"¡La única manera en que se detendrá la violencia en las ciudades con altos índices de delincuencia, dirigidas por demócratas, es a través de la fuerza!", afirmó el presidente estadounidense.
portland riots
© Terray Sylvester / Reuters
Manifestantes durante una protesta en Portland, EE.UU., el 23 de agosto de 2020
El presidente estadounidense, Donald Trump, arremetió este 30 de agosto en una serie de tuits contra Ted Wheeler, el alcalde de la ciudad de Portland (Oregón), que desde hace semanas vive violentas protestas contra la brutalidad policial y el racismo, tachándolo del "tonto" que "ha mirado la gran muerte y destrucción de su ciudad".
"Ted Wheeler, el alcalde demócrata loco de la izquierda radical de Portland que no hace nada, quien ha mirado la gran muerte y destrucción de su ciudad durante su mandato, cree que esta situación ilegal debería continuar para siempre. ¡Equivocado! Portland nunca se recuperará con un tonto como alcalde", escribió el mandatario.
Trump respondió a las acusaciones de Wheeler de que la anterior intervención de las fuerzas federales "hizo que la situación fuera mucho peor", afirmando que el alcalde "todavía no ha visto nada". "Hemos estado allí solo con un pequeño grupo para defender nuestra Corte de EE.UU., porque no pudo hacerlo", precisó.

"La gente de Portland, como todas las demás ciudades y partes de nuestro gran país, quieren ley y orden", declaró a continuación y agregó que "los alcaldes demócratas de la izquierda radical [...] nunca serán capaces de hacerlo".

"¡La única manera en que se detendrá la violencia en las ciudades con altos índices de delincuencia, dirigidas por demócratas, es a través de la fuerza!", afirmó.


Previamente, este viernes, Ted Wheeler le había enviado una carta al inquilino de la Casa Blanca en la que le pidió que "se mantenga alejado" de la situación en Portland. "No necesitamos su política de división y demagogia", destacó, añadiendo que Trump "ha llegado a la conclusión de que las imágenes de violencia y vandalismo son su único billete hacia la reelección".

Según el alcalde, "no hay lugar para el saqueo, incendio provocado o vandalismo" en la ciudad. "Aquí no hay lugar para la violencia racista o aquellos que deseen traer su ideología de odio a nuestra comunidad", aseveró.