A primera vista puede parecer contradictorio, pero en Francia un colectivo de víctimas del Covid-19 está presentando recursos contra el uso obligatorio de mascarilla que se está generalizando en las principales ciudades... Y ha ganado.
Fricción entre poderes en Francia: los tribunales anulan el uso obligatorio de mascarillas pero el Consejo de Estado lo mantiene
© CHRISTOPHE ARCHAMBAULT/AFP
Anuncio del uso obligatorio de mascarilla en las calles de París este 1 de septiembre
La última en sumarse había sido Lyon. El Tribunal Administrativo sentenció que la Prefectura no tenía derecho a imponer el uso de mascarilla obligatoria durante todo el día y en todo el territorio de las localidades de Lyon y Villeurbanne. Obligaba al prefecto a cambiar la normativa antes del martes a mediodía.

El juez de Lyon siguió a la letra la jurisprudencia de su compañera del Bajo Rin.

En el departamento que incluye la ciudad de Estrasburgo, la juez obligó esta semana a la Prefectura a "reescribir" su Orden sobre el uso obligatorio de mascarillas en las ciudades de la región del noreste francés. En concreto la magistrada obliga a la Prefectura a que elimine de la obligación del uso de mascarilla algunas ciudades en las que no hay una "fuerte densidad de población" y a que precise horarios en función de la posibilidad de aglomeraciones.

Según la juez, la norma supone "un atentado inmediato a la libertad personal de ir y venir de las personas que necesitan desplazarse" en respuesta a la queja de dos médicos que necesitaban desplazarse e interpusieron el recurso.

Si la Prefectura no publica la nueva normativa más precisa antes del lunes 7 de septiembre a mediodía, la norma que obliga al uso de mascarilla será anulada automáticamente.

La decisión podría crear jurisprudencia obligando a retocar el resto de normativas.

Este mismo viernes Rouen ha retocado la Orden Prefectoral reduciendo el uso de mascarilla a las comunidades más densamente pobladas, sólo entre 7 de la mañana y las 2 de la mañana y no se aplica en espacios naturales ni para la realización de ciertas actividades deportivas.

También se ha recurrido el uso de mascarilla obligatorio en ciudades como París, Lyon, Toulouse, Niza o Marsella.

El colectivo "Víctimas Covid-19 Francia" prevé recurrir la normativa en al menos 15 ciudades. Les apoya el abogado Fabrice di Vizio que promete recurrir todas las normativas similares de Francia y que también defiende a la asociación de profesionales de salud C19 que critica la gestión del Gobierno y las medidas puestas en marcha.

En marzo tres miembros de la asociación C19 llevaron ante los tribunales al primer ministro Edouard Philippe y a la entonces ministra de Salud Agnés Buzyn por su gestión de la crisis.

El colectivo explicaba en Twiter que no están ni en contra ni a favor de la mascarilla sino "por la coherencia y la proporcionalidad de las acciones en función de la situación" pidiendo la "suspensión de la obligación de la mascarilla en el exterior":

Ambas asociaciones forman parte del nutrido movimiento opuesto a la gestión gubernamental de la crisis que defiende por ejemplo el uso de la cloroquina e hidroxicloroquina junto a un antibiótico como tratamiento frente al Covid-19. Estos opositores a menudo acusan al Gobierno de haber prohibido este tratamiento para favorecer a los laboratorios farmacéuticos. El doctor Didier Raoult, gran defensor de la cloroquina, ha declarado en muchas ocasiones que la mascarilla obligatoria es una decisión política.

Además de aprobar el uso de mascarilla en la mayoría de ciudades el Gobierno ha impuesto la mascarilla en los centros de trabajo a partir de este 1 de septiembre.

Algunos analistas recuerdan que la decisión de la jueza del Bajo Rin es distinta, porque ciudades como París, Lyon y Marsella están en "zona roja" de la propagación de la epidemia, zonas de "circulación activa" del virus. Por el momento no hay regiones en zona "negra" que significa emergencia sanitaria.

Esta consideración no ha tenido importancia para el juez de Lyon, y otros Tribunales administrativos podrían seguir esta senda.

Sin embargo los casos de Covid-19 en Francia no dejan de aumentar, con un repunte importante desde mediados de julio y cifras de contagios confirmados similares a las del mes de abril (casi 8.000 casos en las últimas 24 horas).

El movimiento contra las mascarillas y contra las restricciones impuestas por el Covid-19 está presente en casi todos los países.
ACTUALIZACIÓN

El caso ha sido elevado al Consejo de Estado por el Ministerio de Sanidad. La Corte suprema ha corroborado que la mascarilla obligatoria se puede aplicar en las ciudades más densamente pobladas pero pide que se revise en núcleos urbanos más pequeños.

El Gobierno de Jean Castex ha reaccionado con satisfacción diciendo que el veredicto del Consejo de Estado prueba que la posición del Ejecutivo sobre el uso de mascarilla estaba bien fundada.

Más detalles