La presidenta de la Comunidad de Madrid dice que "no se puede cerrar Madrid", a pesar de que eso no es lo que pideel Gobierno central que solicita ampliar las medidas restrictivas ahora en 45 áreas a toda la región
Isabel Díaz Ayuso.
© EFE/Ballesteros
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido este domingo en rechazar la propuesta del Ministerio de Sanidad de extender las medidas restrictivas de limitación de aforos a toda la ciudad que están en vigor en 37 zonas de Madrid y que se extienden a ocho áreas más a partir de este lunes. Ayuso ha insistido en que no se puede "cerrar" Madrid, aunque no es algo que pida el Ministerio, y aboga por buscar fórmulas intermedias creativas". Poco después, en una entrevista en La Sexta, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistía en emplazar a la Comunidad de Madrid a rectificar en las próximas horas: "Si no, actuaremos en consecuencia".


Comentario: Que este comentario quede completamente claro, es una amenaza.


Sin embargo, la dirigente madrileña ha sostenido, citando una entrevista del ministro en eldiario.es el pasado miércoles, que ella respaldaba ese día las medidas de Madrid indicando que eran "de lo más sensatas", pero hubo un cambio el viernes que ha tachado de "político, en el que decidió "romper unilateralmente esa unidad". "Quería haberlo visto yo en Cataluña durante todo el verano cuando han estado en esas condiciones o que le diga a los independentistas lo mismo en comarcas donde tienen los mismos porcentajes", ha dicho la presidenta madrileña en una entrevista en Antena 3, a pesar de que Catalunya nunca tuvo los datos que hoy tiene Madrid.

Para Ayuso, la Comunidad de Madrid tiene "una estrategia muy clara que pasa sobre todo porque aquellas personas que están contagiadas lo sepan pronto y se pongan en cuarentena, y así puedan proteger a sus familias, y que las demás personas sanas puedan seguir con su vida hacia adelante". La presidenta madrileña considera que en primavera "confinar fue fácil" pero "las consecuencias" todavía se arrastran desde entonces. "No sé cuántos comercios y cuántas empresas siguen perdiendo todos los días empleo y oportunidades. Tenemos que ir a fórmulas intermedias creativas. Madrid no se puede cerrar, no se puede confinar esto sin más. Eso es lo fácil", ha declarado.

"Necesitamos ley y que se cumpla y efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que nos ayuden a que se fuercen esas cuarentenas. Si todos los contagiados se confinan, pronto doblegaremos la curva", ha insistido la presidenta.


"Hay que tener en cuenta que estamos viviendo una pandemia entre muchas pandemias, también social y económica, y el confinamiento total no es posible", ha defendido. "Ahora lo que nos hace falta es ley, efectivos de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que nos ayuden a que cuando una persona detecte que está contagiada se cumplan las cuarentenas", ha dicho la presidenta madrileña.


Comentario: Este es el problema con las condiciones en lugares como España, la forma en la que se determina si una persona necesita ponerse a sí misma bajo cuarentena es utilizando pruebas médicas que otorgan resultados falsos. Una vez se establece esto como un hecho, es claro que la conversación no debería ser si 37 o 45 localidades de Madrid deberían ser cerradas nuevamente, la conversación debería ser si se debe cerrar siquiera una.


Desde el Gobierno regional han asegurado durante el fin de semana que la presidenta ofreció el jueves que Madrid aceptaría la propuesta de Sanidad si se extendían a todas las poblaciones de Madrid que tuvieran más de 500 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En la negociación también solicitaron, dicen ahora, realizar PCR en Barajas, en el AVE y en Renfe, pese a que es Madrid la región con más contagios.