El ataque de Azerbaiyán contra la República de Artsaj (Alto Karabaj) se planeó ‎previendo que Armenia trataría de socorrer a esa república autoproclamada. Por ahora, la ‎ofensiva azerbaiyana resulta victoriosa y ya se prepara la segunda etapa del plan ‎inicial. El primer ministro de Armenia, Nikol Pachinian -quien creía poder contar con ‎la defensa de la OTAN, en vez de la ayuda de la OTSC, de la cual Armenia es miembro ‎pleno- se expone a ver como su país queda abandonado. ‎
Nagorno Karabaj
© Sputnik / Dmitriy Vinogradov
1 - ¿En qué consiste el plan militar de Azerbaiyán?

El objetivo de la operación militar azerbaiyana es ocupar todo el Alto Karabaj. El terreno es una ‎zona montañosa que presenta sólo 3 gargantas a lo largo de las cuales es posible realizar ‎acciones ofensivas: una en el norte y otras dos -más largas- en el sur. Es por eso que el ‎dispositivo de combate del ejército azerbaiyano se dividió en dos grupos de fuerzas, dos cuerpos ‎de ejército. ‎

Nagorno Karabaj
© Red Voltaire
El 1er Cuerpo de Ejército se compone de 6 brigadas mecanizadas y está reforzado con unidades ‎del 5º Cuerpo de Ejército (2 batallones de tanques, lanzamisiles y artillería, así como unidades ‎aéreas, principalmente drones de búsqueda y ataque). La misión del 1er Cuerpo de Ejército es ‎ocupar la mitad norte del enclave. ‎

El 2º Cuerpo de Ejército se compone de 5 brigadas mecanizadas reforzadas con unidades del ‎‎5º Cuerpo de Ejército (batallones mecanizados, batallones de artillería y compañías de drones) y ‎tiene como misión ocupar el sur del enclave. ‎

Por el momento, el 3er Cuerpo de Ejército se mantiene como reserva. ‎

El plan operativo del ejército azerbaiyano se divide en 2 etapas:

Durante la etapa 1, el objetivo propuesto es penetrar las líneas defensivas del ejército armenio ‎en varias zonas y en varias direcciones. A través de los corredores abiertos en la defensa ‎armenia, Azerbaiyán introduce las fuerzas y medios necesarios para envolver a los elementos de la ‎primera línea del dispositivo enemigo (regimientos mecanizados, infantería motorizada, batallones ‎de artillería y fuerzas de operaciones especiales) con el fin de rodearlos.

La etapa 1 se da por ‎terminada con el control, por parte del ejército azerbaiyano, de la única vía de comunicación ‎entre el norte y el sur, ubicada paralelamente a la línea del frente. ‎

Desde el punto de vista militar, esta vía de comunicación es muy importante. Se llama «vía de ‎derivación» y permite el traslado de fuerzas y de material desde una zona bajo control hacia un ‎sector donde el enemigo ha logrado romper la línea defensiva. El traslado de tropas a través de ‎la vía de derivación permite lanzar contrataques, con ayuda de fuerzas adicionales, para el ‎posterior restablecimiento de las posiciones inicialmente perdidas. ‎

2 - Ritmo inicial de la ofensiva azerbaiyana

Debido a la configuración del terreno, esta etapa 1 resulta difícil ya que al nivel de la línea de ‎contacto, ambos ejércitos instalaron obstáculos antiblindados y búnkeres de hormigón, alrededor ‎de los cuales las subunidades pueden sostener una defensa duradera. ‎

Por ser el ejército azerbaiyano la parte que toma la iniciativa, el ritmo de su ofensiva es ‎limitado, para reducir sus pérdidas. La etapa 1 ya habría podido completarse si el ejército ‎azerbaiyano no hubiera tenido que enfrentar un factor externo: la deterioración del contexto ‎internacional, inicialmente favorable. Ante tal contexto, el ejército azerbaiyano parece haberse ‎visto obligado a recurrir masivamente al uso de tropas aerotransportadas, en una gran maniobra ‎vertical, para bloquear, desde el inicio, la carretera armenia. Las posibilidades de los helicópteros ‎de transporte son superiores a 5 hombres por unidad (65 hombres en 12 helicópteros) lo cual ‎favorece a Azerbaiyán. Los helicópteros de Azerbaiyán podían transportar alrededor de ‎‎2 batallones de infantería en la primera oleada y, en un lapso de 8 a 12 horas, un total de ‎‎2 brigadas enteramente equipadas. ‎
Nagorno Karabaj
© Red Voltaire
Sin embargo, el estado mayor azerbaiyano sabe que una operación de desembarco de fuerzas ‎aerotransportadas que se realiza sin medios avanzados de interferencia para neutralizar las ‎defensas antiaéreas armenias habría podido sufrir gran número de bajas, sobre todo teniendo ‎en cuenta que la defensa antiaérea armenia dispone de medios similares a la de Azerbaiyán. ‎Aunque son más antiguos, esos medios son eficaces y están en manos de soldados armenios bien ‎entrenados. ‎

3 - Los drones de ataque aseguran el éxito de Azerbaiyán en la primera fase de la operación

Es por eso que los videos que han aparecido en las redes sociales muestran que, desde el inicio del ‎enfrentamiento en el Alto Karabaj, la prioridad del estado mayor del ejército azerbaiyano fue la ‎utilización de drones de búsqueda y ataque. Los drones son pequeños y tienen un revestimiento ‎de materiales compuestos que reduce las posibilidades de detección por radar y también reduce ‎en varias veces la distancia a la cual pueden ser detectados en relación con las posibilidades de ‎detectar aviones multiusos. En cambio, cuando son detectados por radar o visualmente, ‎los drones son fáciles de derribar ya que no son muy maniobrables y su velocidad máxima ‎no sobrepasa los 220 kilómetros por hora. ‎

Gracias al apoyo de Israel y Turquía, Azerbaiyán cuenta con medios ampliamente superiores a los ‎de Armenia, lo cual le permitió reemplazar la aviación con drones durante la etapa 1. Más de ‎‎30% de las misiones de los drones azerbaiyanos fueron de localización y ataque contra radares de ‎detección y guía, contra sistemas móviles de misiles antiaéreos y de artillería armenios ‎emplazados cerca de la línea de contacto, en el enclave [o sea en el Alto Karabaj] e incluso ‎en Armenia. ‎

Es probable que Azerbaiyán incremente considerablemente la cantidad de misiones, aunque ello ‎signifique agotar sus reservas de drones suicidas. A medida que la defensa antiaérea armenia sea ‎neutralizada, creando así corredores aéreos seguros, los aviones multiusos irían sustituyendo a los ‎drones azerbaiyanos. Los aviones multiusos son capaces de llevar más armamento que los drones ‎y además pueden atacar una gran diversidad de objetivos, tanto terrestres como aéreos, y a ‎distancias mucho mayores. También es posible que Azerbaiyán emprenda una ofensiva aérea de ‎gran envergadura en el enclave. ‎

Como hemos visto en los videos publicados en las redes sociales, hasta los vehículos blindados y ‎las piezas de artillería automotora son vulnerables a las municiones de precisión lanzadas ‎desde aviones. Por eso, un 50% de las misiones de los drones azerbaiyanos tenían como objetivo ‎descubrir y liquidar los blindados, la artillería armenia clásica y lanzamisiles emplazados en primera ‎línea. Según mi estimación, Armenia ha perdido hasta ahora 80 tanques T-72, 70 vehículos ‎blindados de transporte de tropas o MLI, 50 piezas de artillería, obuses autopropulsados y ‎lanzacohetes, 20 radares y sistemas de detección antiaérea, lo cual representa entre un 25 y un ‎‎30% de los medios a su disposición. ‎‎

4 - ¿Es el drone de ataque, un arma invencible?

Armenia está pagando ahora el precio del fraude electoral de 2018, cuando la «revolución ‎de color» impuso por la fuerza el gobierno prooccidental encabezado por Nikol Pachinian, cuyo ‎objetivo era renunciar a las compras de armamento ruso y unirse a la OTAN. Si Armenia hubiese ‎adquirido el sistema ruso de contramedidas pasivas Shtora, sus vehículos blindados habrían sido ‎menos vulnerables a los ataques de los drones azerbaiyanos. ‎

El sistema ruso de contramedidas pasivas Shtora es fundamentalmente una protección contra los ‎misiles antitanque. Pero su subsistema de alerta, así como el transmisor de interferencias ‎infrarrojo y laser son eficaces contra el captor electróptico (FLIR) de los drones suicidas Harop ‎utilizados por Azerbaiyán. Al contrario de otros drones, el drone Harop no dispara ningún tipo de ‎munición sino que él mismo golpea el objetivo, siendo portador de una ojiva de 20 kilogramos ‎que es parte de su fuselaje. El otro tipo de drone que utiliza Azerbaiyán -el Bayraktar TB2, ‎fabricado en Turquía- también utiliza un dispositivo electróptico para buscar y descubrir ‎objetivos. Este drone dispone de 4 puntos de anclaje para armamento externo del tipo MAM-L [un ‎tipo de munición inteligente de fabricación turca. Nota de la Red Voltaire.] con guía laser. Cada ‎una de esas municiones lleva una ojiva cumulativa de 7 kilogramos. Pero el sistema de ‎contramedidas pasivas Shtora, además de la interferencia, lanza granadas aerosol que ‎en cuestión de segundos generan una cortina de humo opaco en un radio de 50 a 70 metros, ‎impenetrable para el captor electróptico de los drones y para el haz laser que debe iluminar el ‎blanco. ‎

5 - Etapa 2 de la operación ofensiva azerbaiyana

El 19 de octubre, la etapa 1 de la ofensiva azerbaiyana no había terminado, aunque había ‎alcanzado muchos objetivos. Conforme a lo previsto, logró avanzar en 2 puntos obteniendo un ‎pequeño progreso en el norte y uno mayor en el sur (el territorio rayado en el mapa). El ‎‎1er Cuerpo de Ejército y el 2º avanzaron de manera convergente hacia la vía de derivación. ‎No es un secreto que los dispositivos de defensa en la línea de contacto están conformados por ‎las unidades mejor entrenadas y mejor equipadas. Después de penetrar la zona de defensa ‎de Armenia, el avance se hace más fácil. El elevado número y la movilidad de los vehículos ‎blindados azerbaiyanos comienzan a ser decisivos ya que en las depresiones intramontañosas el ‎espacio de maniobra corresponde a la intensidad de su ofensiva. ‎
Nagorno Karabaj
© Red Voltaire
En realidad, la etapa 2 de la ofensiva azerbaiyana ya comenzó después de la retirada del ejército ‎armenio, siguiendo el esquema del ejército ruso en Georgia, en 2008. Pero el ejército armenio ‎puede establecer líneas de contrataque desde las profundidades del oeste del enclave, aunque le ‎será difícil detener el caos creado por la caída del principal dispositivo de defensa. Además, tendrá ‎que organizar el despliegue de sus reservas en Armenia bajo los ataques aéreos azerbaiyanos. ‎Esas unidades armenias frescas llegarían al campo de batalla con poca experiencia combativa, ‎poco entrenamiento y con equipamiento inferior a las fuerzas que están en primera línea. Debido ‎a ello, son mínimas las posibilidades de impedir que el ejército azerbaiyano siga ganando terreno ‎y que llegue incluso a cruzar la frontera de la República de Armenia. ‎
Nagorno Karabaj
© Red Voltaire
6 - ¿Cuál podría ser el desenlace de la operación?

En el plano estratégico, con la guerra del Alto Karabaj, Turquía quiere modificar la correlación de ‎fuerzas en el sur del Cáucaso inclinándola a su favor, en detrimento de Rusia y de la OTAN. Es ‎por eso que las grandes potencias prestan tanto interés al desarrollo de las acciones militares en el ‎Alto Karabaj a través de la vigilancia aérea. ‎
Nagorno Karabaj
© Red Voltaire
Por ejemplo, un avión de reconocimiento radioelectrónico Bombardier Challenger 650 ARTEMIS, ‎perteneciente a la fuerza aérea de Estados Unidos (US Air Force), con base en Mihail ‎Kogalniceanu en Rumania, ha estado efectuando vuelos cotidianos desde el espacio aéreo ‎georgiano, 100 kilómetros al norte de la zona de conflicto del Alto Karabaj. ‎

Por otra parte, según el sitio web bulgarianmilitary.com, el 7 de octubre, en los primeros días del ‎conflicto, en la ciudad de Agul, en Daguestán, aparecieron restos de un misil 48N6E2 lanzado por ‎una batería S-300PMU-2 de Azerbaiyán, en el norte de Bakú, contra un avión de reconocimiento ‎electrónico ruso, sin que este fuera derribado. Hay dos posibles explicaciones: los operadores ‎azerbaiyanos del S-300PMU-2 desactivaron en el último momento la ojiva de proximidad del misil ‎o el sistema S-300PMU-2 vendido por Rusia a Azerbaiyán incluye un chip secreto que impide la ‎explosión si el blanco es un avión identificado con el código de la Federación Rusa. ‎

Antes escribí que Azerbaiyán no tenía prisa en terminar la operación ya que el contexto ‎internacional le era favorable. Pero nadie puede predecir cuánto tiempo durará ese contexto ‎favorable a Azerbaiyán. Si no se produce algún evento exterior, el ejército armenio -que hasta ‎ahora ha combatido con coraje y calma- se hundirá en el caos ante la primera victoria del ejército ‎azerbaiyano en la etapa 2. El gobierno de Ereván está desesperado ante la pasividad de ‎Occidente, hacia el cual se volvió en el plano estratégico en detrimento de Rusia, porque ahora ‎no sabe si el ejército azerbaiyano se detendrá en el Alto Karabaj o si continuará la ofensiva ‎penetrando en Armenia. ‎

Por su parte, Azerbaiyán hizo sus cálculos estimando que ni Occidente ni Rusia van a intervenir ‎a favor de Armenia para no arriesgarse a entrar en un conflicto con Erdogan, quien empujó el ‎líder de Bakú a emprender esta aventura militar. ‎

Es posible que Rusia, utilizando a los azerbaiyanos, quiera dar una lección a los armenios, ‎mostrándoles las consecuencias de su acercamiento a la OTAN. Pero también es posible que ‎Rusia esté apuntando más allá, buscando que la opinión pública armenia vea las consecuencias ‎del grave error que cometieron los armenios al aceptar el fraude electoral de 2018. Y quiere primero ‎que el pueblo armenio rectifique su error. Yo creo que Rusia sólo estaría dispuesta a acercarse a ‎Armenia si las fuerzas políticas de la oposición armenia son capaces de obligar el gobierno ‎prooccidental de Ereván a asumir el fracaso de la campaña electoral dimitiendo. Entonces, sólo ‎entonces, la cuestión del Alto Karabaj será resuelta exclusivamente por Rusia, ya sea a partir de ‎cómo se presente la situación -incluyendo la vía militar- o mediante negociaciones en un ‎formato decidido por Moscú. ‎

Con todo el apoyo sustancial que Turquía le ha aportado, pienso que Azerbaiyán no debería ‎ufanarse de su victoria sobre Armenia sino que tendría que plegarse a las órdenes de Moscú ‎de manera literal, aunque ello signifique una retirada parcial del Alto Karabaj, porque el ‎‎1er Cuerpo de Ejército, el 2º, el 3º y parte del 5º Cuerpo de Ejército están estacionados en el ‎oeste del país, debido a su participación en la guerra del Alto Karabaj, mientras que el 4º Cuerpo ‎de Ejército está aislado en el enclave [azerbaiyano] de Nakicheván, al oeste del Alto Karabaj. ‎ Bakú, en la costa del Mar Caspio, es hoy la capital peor defendida del mundo. ‎

Azerbaiyán tiene una frontera noreste con Rusia, y Bakú está 100 kilómetros al sur de la frontera. ‎Azerbaiyán casi no tiene marina de guerra mientras que la flota rusa del Caspio es fuerte y tiene ‎la capacidad necesaria para apoyar un desembarco marítimo en la costa azerbaiyana, cerca ‎de Bakú. Como los rusos ya lo han demostrado, las baterías azerbaiyanas de misiles antiaéreos ‎S-300PMU-2 son ineficaces contra los aviones rusos.‎