El presupuesto de la Casa del Rey para el próximo año será de 8.431.150 millones de euros, lo que supone un incremento de un 6,5% (544.000 euros) respecto a las cuentas vigentes desde 2018.
Pablo Iglesias, con Pedro Sánchez y el Rey Felipe VI en Zarzuela
© Europa Press
Pablo Iglesias, con Pedro Sánchez y el Rey Felipe VI en Zarzuela
La congelación no fue tal, sino todo lo contrario. El presupuesto de la Casa Real aumentará en 2021 hasta los 8.431.150 millones de euros, lo que supone un incremento de un 6,5% (544.000 euros) respecto a las cuentas vigentes desde 2018. Se trata la mayor subida presupuestaria en una década.

Es la tercera subida consecutiva que experimenta el presupuesto de la Jefatura del Estado, después de los recortes que sufrió durante la anterior crisis económica bajo los gobiernos de Mariano Rajoy, según recuerda Efe.

El proyecto de ley de las cuentas públicas para el próximo curso, que el Gobierno ha presentado esta tarde en el Congreso, recoge la partida global para la Casa Real, que luego Felipe VI distribuye libremente para los distintos gastos, entre ellos, las retribuciones de la Familia Real.

La subida del presupuesto del Palacio de la Zarzuela acordada por el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos es notablemente mayor de la que hubo en los ejercicios de 2017 y 2018, que fue del 0,56 y del 0,87% respectivamente. Los 8,43 millones de euros suponen que la Casa Real recuperan la partida que se consignó en 2011.

Fue ese año cuando ya sufrió un recorte del 5,2% debido a la crisis, una tendencia a la baja que se prolongó hasta 2015, cuando se congeló (7,75 millones), como en el siguiente ejercicio. En el proyecto presupuestario que el primer Gobierno de Pedro Sánchez en solitario presentó en 2019, ya se contempló un ascenso del 1,4%, hasta los 7,99 millones, pero no prosperó al ser rechazado por el Congreso.

Incluso, se podría considerar la subida para 2021 aún mayor, del 8%, ya que desaparecen los 198.845,10 euros de la asignación anual que hasta ahora tenía el rey Juan Carlos y que podrán ser utilizados por Felipe VI para aumentar otras partidas de la institución.

El jefe del Estado retiró en marzo la asignación pública a su padre -casi el 2,5% del presupuesto de la Casa Real- tras saber de la existencia de dos fundaciones opacas -Lucum y Zagatka- de las que se benefició el Emérito en el pasado. Este hecho obligó a modificar los presupuestos de la Casa Real.

Así, Felipe VI decidió destinar a otras partidas los 161.036,34 euros que le hubiera tocado recibir a su padre desde marzo hasta diciembre de este año. Por ejemplo, en la liquidación del segundo trimestre, con fecha de 30 junio, ya aparecían el nuevo destino de 129.998,7 de estos euros, que fueron al capítulo 5 del Fondo de Contingencia -60.998,77 euros- y al capítulo 22 de Material, Suministros y Otros -69.000,00 euros-.

La comisión rogatoria de Suiza

En el segundo semestre de este 2020 se asignarán los más de 30.000 euros del sueldo de Juan Carlos I que faltan para llegar a los 198.845,10 euros que le hubieran correspondido al monarca, de no ser por la comisión rogatoria que envió el fiscal suizo Yves Bertossa a las autoridades españolas.

Con esta cantidad anual de 8,4 millones, la Zarzuela hará frente a sus obligaciones económicas: retribuciones, cuotas y prestaciones sociales del personal de alta dirección, dirección y laboral a cargo de la Casa; así como los gastos de funcionamiento, como material de oficina; determinados suministros; gastos de protocolo y de representación -almuerzos, cenas, recepciones-; viajes; adquisiciones de material diverso para el funcionamiento de los servicios, etc.