En una conferencia de prensa celebrada en la Casa Blanca este jueves el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuestionó este jueves la integridad de las elecciones presidenciales alegando que "los votos por correos fueron creados" para romperla, aun cuando continúa el conteo de votos en los estados restantes.
Donald trump
© Sarah Silbiger/Getty Images
Donald Trump
El mandatario estadounidense recalcó que no van a cesar "nuestros esfuerzos para mantener las elecciones de los Estados Unidos". Trump se refirió a los votos a los demócratas como "votos fraudulentos" y acuñó que existe una enorme interferencia de los grandes medios en los resultados.

Donal Trump destacó como punto a su favor la "enorme ola roja de votantes, algo que los medios lo han reconocido". Según el actual presidente de los EE.UU, se mantuvo la preferencia por el senado en estados mucho más competitivos, mientras los demócratas se gastaban cerca de 200.000.000 de dólares.

"Una vez más, las encuestas se equivocaron de manera radical". Durante su intervención también reconoció como el 2020 como el año de las mujeres republicanas y se adjudicó el mérito de conseguir el porcentaje más alto entre americanos no blancos para un representante del Partido Republicano.

En ese sentido expresó que los republicanos se han convertido en "el partido de los trabajadores, mientras que los demócratas tienen a su favor a las grandes empresas". En la conferencia de prensa además hizo referencia a la victoria en Florida, a lo que él llamó "un proceso contundente y con facilidad".

En referencia al conteo de votos en estados como Georgia, Filadelfia y Míchigan dijo claramente se nota una manipulación. "Las falsas encuestas querían disuadir a nuestros votantes y minimizar la capacidad de los republicanos". Asimismo, llamó a Pensilvania como una perfecta "maquinaria corrupta".

En dichos estados, aclaró, "no quieren permitir observadores legales para recontar los votos, es por ello que hay múltiples litigios por la injusticia de este proceso. Estamos convencidos de que los votos por correo destruyó las elecciones".

Donald Trump aseguró que en Georgia ganó por un amplio margen y que solo necesita el 55 por ciento de los votos restantes de Arizona. El mandatario estadounidense afirmó que, luego de esclarecidos los litigios, tanto él como su partido pudieran ganar las elecciones presidenciales.