El Gobierno de Pedro Sánchez asume la enmienda del PNV para sacar al medio millar de militares que están en el acuartelamiento a cambio del 'sí' del partido nacionalista a los Presupuestos.
Pactos oligárquicos: El PNV 'echa' al Ejército español de su cuartel en Loyola para construir 2.000 'eco-viviendas'
© EFE
Aitor Esteban felicita a Pedro Sánchez en el Congreso.
El 'sí' del PNV a los Presupuestos Generales del Estado tiene una contrapartida para las Fuerzas Armadas: el Ejército deberá abandonar el cuartel de Loyola, en San Sebastián. La operación se culminará en 2021 y ambas partes (Defensa y Ayuntamiento donostiarra) tendrán que negociar el precio del traspaso. También habrá que buscar una ubicación para el medio millar de efectivos allí destinados. El espacio castrense se desmantelará para construir 2.000 "eco-viviendas".

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, adelantaba este martes en el Congreso el voto afirmativo de sus seis diputados en los Presupuestos Generales del Estado. Una confirmación que llegaba de la mano de esa cesión del espacio militar. Fuentes de Defensa consultadas por Vozpópuli confirman que el traspaso se realizará a lo largo de 2021, aunque aún hay que buscar un nuevo espacio para los efectivos del Regimiento de Infantería 'Tercio Viejo de Sicilia' 67, que hasta ahora ocupaba las instalaciones.

La enmienda del PNV aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez establece que la "enajenación al Ayuntamiento de Donostia-San Sebastian de los terrenos que en la actualidad ocupa el acuartelamiento de Loyola" se culminará en el ejercicio 2021. "A tal fin se constituirá una comisión entre ambas partes fijándose el precio en base a los aprovechamientos que se obtengan de su recalificación".

El plan pasa por desmantelar las instalaciones para erigir en este terreno -una superficie de 20 hectáreas- un "eco-barrio" de 2.000 viviendas. El PNV promete que habrá una "oferta importante" de viviendas de protección oficial en el nuevo plan urbanístico. "Este es el compromiso que ha arrancado EAJ-PNV al Gobierno español en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado y que queda plasmado en una enmienda pactada con el Ministerio de Defensa", detallan fuentes del partido.

En busca de un nuevo cuartel

"La escasez de suelo en Donostia-San Sebastián apto para atender el desarrollo urbano y las necesidades residenciales de la ciudad hace precisa la adquisición, por parte de su ayuntamiento, de los terrenos que en la actualidad ocupan los cuarteles de Loyola", detalla la enmienda del PNV. Y añade: "Por su parte los cuarteles de Loyola, que fueron construidos en 1926 para guarnecer la ciudad y llegaron a albergar hasta dos mil militares, tienen en la actualidad una ocupación muy inferior a aquella capacidad máxima".

Todavía es un misterio el destino del medio millar de efectivos que actualmente ocupan el acuartelamiento. "Permanencia del Ejército garantizada en San Sebastián. Eso no es negociable", detalla un portavoz oficial del Ministerio de Defensa. Pero la búsqueda de un nuevo emplazamiento no se presume sencilla. La enajenación del cuartel es una pretensión del Ayuntamiento donostiarra que viene de largo, y hasta ahora no se había llegado a ningún tipo de acuerdo para encontrar otra ubicación que cumpla con los requisitos exigidos por el Ejército de Tierra.

El cuartel de Loyola, además de albergar a 500 efectivos, asume las funciones de centro de examen (ITV) de los vehículos oficiales del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil, entre otros.