Los efectivos y los vehículos aéreos no tripulados llevarán a cabo misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento en apoyo de las operaciones de la OTAN.
Un dron MQ-9 Reaper.
© Benoit Tessier / Reuters
Un dron MQ-9 Reaper.
La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha desplegado unos 90 soldados y varios vehículos aéreos no tripulados MQ-9 Reaper en una base ubicada en la ciudad Campia Turzii, en Rumanía, informó a través de un comunicado esta rama de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Según los militares, el despliegue permitirá llevar a cabo misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento en apoyo de las operaciones de la OTAN. Asimismo, los drones MQ-9 efectuarán misiones con libertad de maniobra y se integrarán en las fuerzas conjuntas y de coalición en la región.

En Rumanía los drones también podrán participar en ejercicios que garanticen la interoperabilidad con las naciones aliadas y asociadas.

El posicionamiento de los MQ-9 en "esta ubicación estratégica clave" envía a nuestros adversarios el mensaje de que "podemos responder rápidamente a cualquier amenaza emergente", dijo Jeff Harrigian, comandante de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. en Europa y en África. Según los militares estadounidenses, el despliegue ha sido plenamente coordinado con el Gobierno rumano.