Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los certificados de vacunación que permiten a los británicos demostrar que han sido inoculados contra el coronavirus están "en estudio", según ha sugerido el ministro de asuntos exteriores.
vaccine covid uk

La atención se centra en el momento en que deben levantarse las restricciones, dado el despliegue de la vacuna
Dominic Raab provocó sorpresa al afirmar que la idea "no se ha descartado", después de que fuera desmentida repetidamente por otros ministros.

Los documentos se han planteado ante el rápido despliegue de las inyecciones de COVID-19, ya que la atención se centra en cuándo y cómo se pueden levantar las restricciones.

El ministro de vacunas, Nadhim Zahawi, sugirió en noviembre que el Gobierno estaba estudiando expedir "pasaportes de inmunidad" y sugirió que negocios como bares y cines "probablemente también utilizarán ese sistema".


Comentario: La historia reciente nos muestra que los estados totalitarios tienen tendencia a exigir a los ciudadanos que lleven documentos de identificación.


Pero esto fue luego desmentido por el ministro del Gabinete, Michael Gove, quien dijo a Sky News: "Desde luego, no tengo previsto introducir ningún pasaporte de vacunación y no conozco a nadie más en el Gobierno que lo haga".


Comentario: Puede que Gove se haya marcado un farol, pero, en cualquier caso, es evidente que hay una mano oculta que mantiene mucha más influencia en la política del gobierno del Reino Unido que sus políticos.


Sky News reveló entonces, a principios de esta semana, que la Oficina del Gabinete había elaborado una propuesta para introducir certificados de vacunas y pruebas para cuando se vuelvan a permitir los viajes internacionales, con el apoyo del Sr. Raab.

Cuando se le preguntó el domingo sobre la posibilidad de que se necesiten documentos en el ámbito nacional, por ejemplo para que una persona pueda entrar en un supermercado, Raab dijo a la LBC: "Es algo que no se ha descartado.


Comentario: Está claro que quienes impulsan las vacunas experimentales están haciendo todo lo posible para hacer la vida casi imposible a quienes no quieren sufrirlas.


"Se está estudiando, pero claro, hay que hacerlo viable.Creo que el asunto con el que he mirado esto [es], si es a nivel internacional, nacional o local, tienes que saber que el documento que se presenta es algo en lo que puedes confiar, que es un estado exacto del individuo. Así que no estoy seguro de que haya una respuesta infalible en la forma en que a veces se presenta, pero estudiaremos todas las opciones".

A la pregunta de si es ilegal impedir que una persona entre en un restaurante o en una tienda en función de su estado de vacunación, Raab dijo: "En términos de la ley que se aplicaría, eso es algo que es prerrogativa del gobierno y del parlamento".


Comentario: En realidad no. Porque muchas de estas "leyes de emergencia" han eludido todo debate parlamentario y mandato democrático y, según algunos expertos jurídicos, no son realmente leyes: No es tarea de la policía hacer cumplir los caprichos de los bloqueos de los ministros del Reino Unido (exjuez superior Lord Sumption)


"Pero lo que queremos hacer es asegurarnos de que hay suficiente confianza en el despliegue nacional, que cuando estemos en condiciones de abrir el comercio minorista no esencial, y en su momento tras esa hospitalidad, la gente pueda hacerlo tranquilamente. Los aspectos legales y los mecanismos tienen que ser resueltos. Y el primer ministro, como ya he dicho, dará una idea más clara de la dirección que tomará el 22 de febrero".


Comentario: ¿Es porque sus designios, a partir de ahora, no se considerarían legales?


Una fuente cercana a Raab aclaró después que había estado hablando de la cuestión en general y no específicamente de los supermercados, añadiendo que los certificados de vacunas se están pensando más en los viajes internacionales que en el uso doméstico.

En declaraciones a Sophy Ridge On Sunday, Raab se resistió a los llamamientos de docenas de diputados tories que instan al gobierno a levantar las restricciones en mayo, cuando los nueve grupos prioritarios deberían haber recibido la vacuna contra el coronavirus.

Se negó a establecer un "objetivo arbitrario" y añadió que los ministros seguirán "guiándose por las pruebas".

Sky News entiende que el gobierno pretende que todas las escuelas abran el 8 de marzo, pero las fuentes dicen que eso depende de los datos y las presiones de los hospitales.