El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) presenta ante el Senado de su país el plan para sacar a Italia de la crisis que atraviesa a causa de la pandemia de coronavirus.
Partidocracia,tecnocracia,globalismo,Italia,Draghi,vacunación,giro,verde,euro
© EFE
Draghi asegura que su prioridad será la pandemia y ve al euro "irreversible".
Todas las miradas estaban puestas en el Senado de Italia esta mañana, donde Mario Draghi ha esbozado su plan de acción para sacar al país de la grave crisis que atraviesa a causa de la Covid-19... y el expresidente del Banco Central Europeo (BCE) era muy consciente de ello. Con un discurso fuertemente europeísta, Draghi ha dejado claro que la prioridad de su ejecutivo será la lucha contra la pandemia, a través de una campaña "rápida y eficiente" de vacunación.

El romano, que ha anunciado reformas en el ámbito fiscal, de las Administraciones Públicas y de la Justicia, ha dejado claro que "apoyar " a su gobierno implica "compartir la irreversibilidad de la elección del euro", con una Unión Europea "cada vez más integrada que avance hacia un presupuesto común capaz de apoyar a los países en tiempos de recesión".

"En nuestra adhesión convencida al destino de Europa, somos aún más italianos, estamos aún más cerca de nuestros territorios de origen o de residencia. Debemos estar orgullosos de la contribución de Italia al crecimiento y desarrollo de la Unión Europea. Sin Italia no hay Europa. Pero, fuera de Europa hay menos Italia", ha asegurado a lo largo de su intervención, en uno de los mensajes en los que más ha querido incidir. Además y, por si quedaba alguna duda, ha hecho hincapié en que en las relaciones internacionales su gobierno "será firmemente proeuropeo y atlántico, en línea con los anclajes históricos de Italia: la Unión Europea, la Alianza Atlántica, las Naciones Unidas".

El nuevo primer ministro de Italia ha dejado claro que el país va a centrar todos sus esfuerzos en el proceso de vacunación a través de una estrategia muy ambiciosa que implica no sólo a los sanitarios y a los centros de salud u hospitales. "Necesitamos movilizar todas las energías con las que podemos contar usando a protección civil, las fuerzas armadas, a voluntarios. No debemos limitar las vacunas en lugares específicos, que a menudo aún no están preparados: tenemos el deber de hacerlas posible en todas las instalaciones disponibles, públicas y privadas".

Reforma fiscal, administrativa... y giro verde

Será uno de los focos de actuación del gobierno tecnócrata, junto con las reformas y la Educación. En el ámbito tributario, Draghi ha apostado por una revisión exhaustiva del IRPF con el doble objetivo de simplificar y racionalizar su estructura, a la vez que se reduzca gradualmente la carga fiscal y se preserve la progresividad del tributo. Para ello ha comprometido además un plan de lucha contra el fraude fiscal. Su Ejecutivo no actuará sin embargo sólo sobre este impuesto, sino que lo hará sobre el conjunto de la fiscalidad, para evitar errores del pasado. "El sistema tributario es un mecanismo complejo, cuyos puntos están vinculados entre sí. No es una buena idea cambiar los impuestos de uno en uno", ha aclarado.

En el ámbito de la Justicia, Draghi se propone una reforma de la ley que afecta a las insolvencias o quiebras empresariales, garantizar un funcionamiento más eficiente de los tribunales, promover una mejor gestión de las cargas de trabajo, adoptar normas procesales más sencillas o cubrir las vacantes del personal administrativo, así como luchar contra la corrupción. En lo referente a las Administraciones Públicas se ha referido a la "fragilidad" del modelo actual, que se ha visto duramente golpeado por efecto de la pandemia, entorpeciendo la lucha contra ésta.

Es por ello que la reforma, ha explicado, tendrá que avanzar en dos direcciones: invertir en digitalización para crear plataformas eficientes y fáciles de usar por parte de los ciudadanos y en un reciclaje continuo de las habilidades de los funcionarios públicos, pero también medidas para agilizar el proceso de incorporación a la función pública de los empleados mejor cualificados y con las mejores aptitudes .

Italia va a ser, junto con España, el país que más se beneficie de la financiación del fondo de recuperación 'Next Generation', del que va a recibir un total de 210.000 millones de euros en los próximos seis años. Una ingente cantidad de fondos que tendrán en la inversión sostenible uno de sus principales ejes. "Tendremos que decir a dónde queremos ir en 2026 y a qué aspiramos para 2030 y 2050, año en el que la Unión Europea tiene la intención de lograr cero emisiones netas de CO2 y gases de efecto invernadero", ha aseverado. Por ello, asegura que se seleccionarán aquellos proyectos e iniciativas coherentes con los objetivos estratégicos del Programa de Recuperación y Resiliencia, prestando mucha atención a su viabilidad durante los seis años en que éste se mantenga vigente.

Consciente del desafío que supone un gobierno que incluye a ministros de las formaciones que lo apoyan (Movimiento 5 Estrellas, Partido Demócrata, Libres e Iguales, Italia Viva y Forza Italia) ha reclamado al resto de las fuerzas políticas un camino de unidad y compromiso común con decisión y rapidez ante "una emergencia sin precedentes". "Este es el tercer gobierno de la legislatura. No hay nada que sugiera que pueda hacerlo bien sin el firme apoyo de este Parlamento (...) Hoy, la unidad no es una opción, la unidad es un deber. Pero es un deber guiado por lo que estoy seguro nos une a todos: el amor por Italia", ha concluido.