Traducido por el equipo de SOTT.net en español

En un nuevo estudio publicado en Nature Communications elaborado por Zhang et al. [2021], se muestran las primeras observaciones de un huracán espacial sobre la ionosfera polar de la Tierra.
Space hurricane,huracán espacial
© Birkeland Centre for Space Science
Ilustración de un huracán espacial realizada por la Universidad de Shandong en Weihai, China.
El coautor y profesor del Centro Birkeland de Ciencias Espaciales, Kjellmar Oksavik, considera que los nuevos resultados son notables: "Los huracanes son bien conocidos en la atmósfera inferior de la Tierra, causando destrucción y daños a las personas y a las infraestructuras. No teníamos idea de que un fenómeno similar pudiera darse en la atmósfera polar superior, a varios cientos de kilómetros del suelo".

El huracán espacial se observó el 20 de agosto de 2014, cuando cuatro satélites del DMSP (Programa de Satélites Meteorológicos de Defensa) detectaron una mancha auroral similar a un ciclón alrededor del polo magnético norte, con un diámetro de más de 1.000 km, con múltiples brazos y rotación en sentido contrario a las agujas del reloj. Tras mostrar su presencia durante casi 8 horas, el huracán espacial decayó gradualmente y se fusionó con el óvalo auroral del crepúsculo.


Comentario: ¡Increible!


"Un hallazgo intrigante es que el huracán espacial se produjo en condiciones asociadas a una actividad geomagnética muy baja, lo que sugiere que no deberíamos esperar mucha actividad", explica Oksavik. "Hubo un largo período de varias horas de campo magnético interplanetario constante hacia el norte y una densidad y velocidad del viento solar muy bajas. A pesar de estas condiciones extremadamente tranquilas, el huracán espacial canalizó altos flujos de electrones energizados en la atmósfera polar superior a un nivel comparable al de las tormentas geomagnéticas moderadas".

El hecho de que el huracán espacial estuviera asociado a condiciones geomagnéticas tranquilas hace que Oksavik crea que puede haber más huracanes espaciales de los que informar en el futuro: "Normalmente no exploramos las observaciones en momentos tan tranquilos, por lo que nuestros hallazgos son realmente emocionantes. Parece que nos hemos topado con un nuevo modo de acoplamiento entre el viento solar, la magnetosfera y la ionosfera del que nadie era consciente. Los investigadores nos esforzamos cada día por comprender la intrigante cuestión de "cómo se acopla la Tierra al espacio". Esta vez creo que hemos descubierto una nueva e importante parte del rompecabezas".