Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomiendan instalar equipos de entubación en los centros de vacunación para paliar los efectos adversos de la administración de vacunas (1).
programando pánico,Humanidad,equipos,entubación,centros,vacunación,anafilaxis
La base de datos Vaers registra cada vez más choques anafilácticos después de la vacunación que han requirido entubación y ventilación asistida y el sitio web de los CDC ha cambiado los protocolos, aconsejando "que en los lugares de vacunación haya en todo momento personal capacitado para reconocer y tratar los síntomas de la anafilaxia" y que los suministros incluyan equipos para entubar a los afectados (2).

A uno de los que recibió la vacuna de Moderna se le nubló la vista a los dos minutos de la inyección. Tuvo urticaria facial e hinchazón de lengua y labios. Fue traladado urgentemente al hospital, le administraron múltiples inyecciones de epinefrina, que resultaron inadecuadas (3) y, finalmente, tuvo que permanecer entubado durante dos días.

El choque anafiláctico requirió una «intubación», que es un procedimiento utilizado cuando un paciente no puede respirar por sí mismo. Consiste en que un profesional médico competente introduzca un tubo por la garganta del paciente hasta su tráquea. El tubo se conecta a un ventilador con el fin de ayudar al paciente a respirar.

Una búsqueda en la base de datos Vaers revela un total de 12.640 efectos adversos, 1.374 hospitalizaciones, 602 muertes y 267 reacciones anafilácticas.

Las vacunas de Pfizer contienen PEG (polietilenglicol) y el 70 por ciento de las personas desarrollan anticuerpos contra esta sustancia, lo que significa que muchas personas pueden desarrollar reacciones alérgicas, potencialmente mortales, a la vacunación.
(1) https://twitter.com/AlexBerenson/status/1359896467171930113
(2) https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/clinical-considerations/managing-anaphylaxis.html
(3) Las inyecciones de epinefrina son un símbolo de la corrupción de las empresas farmacéuticas https://elpais.com/economia/2016/08/31/actualidad/1472639074_735055.html