Traducido por el equipo de SOTT.net en español

"El mapa plantea una serie de preguntas. Por qué EEUU actúa militarmente en tantos países? Están estas operaciones cumpliendo los objetivos declarados por EEUU de reducir la violencia contra los estadounidenses?"
U.S.-led airstrike targeting Islamic State fighters
© Ahmad Al-Rubaye/AFP via Getty Images
Un ataque aéreo dirigido por Estados Unidos contra combatientes del Estado Islámico hace estallar un barrio densamente poblado en Mosul, Irak, el 9 de julio de 2017.
Un nuevo informe publicado el jueves detalla las operaciones de EEUU denominadas "antiterroristas" realizadas por el ejército estadounidense en 85 naciones desde 2018 como parte de su "Guerra Global contra el Terror", la campaña abierta posterior al 11-S que ha visto más de media docena de países atacados o invadidos, cientos de bases militares en el extranjero construidas, cientos de miles de vidas perdidas y billones de dólares gastados, sin un final a la vista.

"Si EEUU quiere realmente poner fin a las guerras posteriores al 11-S y a las actividades relacionadas con ellas en todo el mundo, la opinión pública estadounidense y sus dirigentes deben tener una visión más amplia de su alcance". (cita del Informe)

El informe -publicado por el Proyecto Costes de la Guerra del Instituto Watson de la Universidad de Brown y USA Today- presenta un mapa interactivo que muestra las operaciones militares de Estados Unidos en todos los continentes habitados de la Tierra, incluyendo combates, entrenamientos, ejercicios y bases.


"A pesar de la afirmación del Pentágono de que EEUU está dejando de hacer hincapié en la estrategia antiterrorista para centrarse en la competencia de grandes potencias como Rusia y China, el examen de la actividad militar de EEUU país por país muestra que todavía no se ha producido la correspondiente reducción del aparato antiterrorista", afirma el informe. "En todo caso, el mapa demuestra que las operaciones antiterroristas se han generalizado en los últimos años".

Según el informe, EEUU ha proporcionado entrenamiento o asistencia "antiterrorista" en 79 naciones desde 2018, y las tropas estadounidenses llevaron a cabo bombardeos o ataques terrestres en 10 países -Afganistán, Irak, Kenia, Libia, Malí, Nigeria, Pakistán, Somalia, Siria y Yemen- durante el mismo período. Las fuerzas estadounidenses participaron en ejercicios de entrenamiento en 41 naciones durante los últimos tres años. Además, en el marco de los programas de la "Sección 127e", las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses han planificado, controlado y participado en misiones en numerosas naciones africanas.

A pesar de haber cerrado recientemente cientos de bases en Afganistán e Irak, EEUU sigue manteniendo casi 800 bases militares en el extranjero en seis continentes, según una investigación independiente del autor de Base Nation, David Vine. El mapa interactivo del nuevo informe muestra cómo han proliferado durante la era posterior a la Segunda Guerra Mundial, especialmente en el siglo XXI.

"Mientras tanto", señala USA Today, "China -considerada por muchos como el mayor competidor y amenaza para EEUU- sólo tiene una base oficial en el extranjero, en Yibuti", un país del Cuerno de África que también alberga una base estadounidense.

A continuación, el informe detalla los aproximadamente 6,4 billones de dólares que EEUU ha gastado en la interminable Guerra contra el Terror, señalando un gasto militar anual de 731.800 millones de dólares, o sea, más que el de los 10 siguientes países con mayor gasto militar juntos.

En el apartado de bajas, el informe señala que han muerto más de 15.000 soldados y contratistas estadounidenses, casi 12.500 soldados aliados, 177.000 militares y policías nacionales, 1.300 periodistas y trabajadores de ayuda humanitaria, casi 260.000 combatientes enemigos y casi 336.000 civiles.

Stephanie Savell, codirectora del Proyecto Costes de la Guerra y principal investigadora del informe, afirma que:
"el mapa plantea una serie de preguntas. ¿Por qué EEUU actúa militarmente en tantos países? ¿Cumplen estas operaciones los objetivos declarados por EEUU de reducir la violencia contra los estadounidenses y/o otros civiles en todo el mundo? Si no es así, ¿qué podría hacer EEUU en su lugar? ¿Qué abusos de los derechos humanos u otras consecuencias negativas tienen estos compromisos de EEUU para las personas que viven en estos países? ¿Cuáles son las implicaciones financieras de esta vasta extensión de actividades?"
"Ahora que muchos estadounidenses piden el fin de la 'guerra interminable', el mapa es un duro recordatorio de que esta guerra se extiende mucho más allá de Afganistán", añade Savell. "Si EEUU quiere realmente poner fin a las guerras posteriores al 11-S y a las actividades relacionadas con ellas en todo el mundo, la opinión pública estadounidense y sus dirigentes deben tener una visión más amplia de su alcance".