Las fuerzas estadounidenses trasladan 45 camiones de trigo y cebada robados de la provincia de Al-Hasaka, en el noreste de Siria, Irak, según un nuevo reporte.
US Army Syria
© Reuters
Un convoy de camiones perteneciente a Estados Unidos cargado con trigo y cebada robados de Al-Hasaka ha abandonado el territorio sirio en dirección al norte de Irak a través del cruce fronterizo de Al-Walid, ha informado este lunes la agencia siria oficial de noticias, SANA.

Fuentes locales en la ciudad de Al-Rmelan, en Al-Hasaka, han dicho a SANA que el convoy salió de la base Jarab al-Jir, en la localidad de Al-Malikiya y bajo la ocupación de EEUU, rumbo al territorio iraquí, vía Al-Walid, un paso ilegal que las fuerzas norteamericanas suele utilizar para trasladar la riqueza siria.

Conforme denuncia el medio sirio, las fuerzas estadounidenses continúan robando y saqueando a diario las riquezas del país árabe, como el petróleo y el trigo, en colaboración con las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia kurda que cuenta con el apoyo de Washington.

Pese al rotundo rechazo de Damasco a la ilegal presencia de EEUU en su país, Washington sigue respaldando a dichas milicias en el país árabe su pretexto de luchar contra el flagelo del terrorismo; sin embargo, en realidad, lo que quiere es saquear las riquezas del país árabe.

Es más, según varios informes, EEUU tiene un nuevo plan para renovar la estructura de Daesh y justificar así su permanencia en Siria; incluso recientemente se reveló que ha logrado acuerdos con el grupo terrorista Daesh para llevar a cabo atentados en el territorio sirio.


En este mismo contexto, las fuerzas norteamericanas, bajo la dirección del presidente de EEUU, Joe Biden, llevaron a cabo el jueves un ataque en el este de Siria, donde los combatientes populares luchan contra los grupos terroristas como Daesh. Damasco condenó el "cobarde" ataque y alertó de las "consecuencias".