volcán katla
© Chris 73
El volcán Katla se sitúa bajo el glaciar Mýrdalsjökull
La actividad del Katla ha provocado una riada que ha destruido un puente. Además, se han detectado hundimientos del glaciar Mýrdalsjökull.

Los ojos se habían situado sobre el Hekla durante los últimos días debido a una actividad inusual que se había registrado, sin embargo ha sido el volcán Katla el que ha hecho erupción en primer lugar, aparentemente. Islandia, como fruto de su intensa actividad geológica, continúa dando que hablar en cuanto a volcanes se refiere.

Actividad en el Katla durante los últimos días

Durante los últimos días se habían producido pequeños terremotos en la región del glaciar Mýrdalsjökull, bajo el cual se sitúa el Katla. Los seísmos en esta zona se venían produciendo desde hace varios meses, aunque eran generalmente de poca intensidad.

Finalmente, durante la noche del viernes 8 de julio al sábado 9 de julio de 2011 la actividad del Katla aumentó. Primero se reflejó en un tremor armónico, que no es más que una señal sísmica que refleja los movimientos que se están produciendo bajo el volcán, y posteriormente se produjo una riada procedente del glaciar.

Una riada procedente del glaciar del Katla provoca daños

La riada causada por el deshielo de parte del glaciar se ha llevado por delante un puente de más de 100 metros de largo y ha provocado otros daños en la carretera principal que rodea la isla. Pequeños bloques de hielo han sido arrastrados por el agua y esparcidos por algunas zonas.

Mientras tanto, las autoridades islandesas han avisado a la población que no se acerque a la zona e, incluso, se realizaron algunas evacuaciones especialmente de turistas que se encontraban en las inmediaciones.

Protección Civil ha avisado también de la posibilidad de que el río pueda arrastrar gas venenoso que se puede detectar gracias a su olor a azufre. Por tanto, alertan que ante la presencia de este olor las personas se alejen de la zona. También han prohibido cualquier tipo de tráfico en el glaciar.

Geólogos descubren dos hundimientos en el glaciar Mýrdalsjökull

Ya durante el día, mientras el tremor volcánico disminuía, un equipo de geólogos inspeccionaba el glaciar Mýrdalsjökull para saber que había ocurrido durante la noche. No encontraron ninguna columna eruptiva, pero sí al menos dos hundimientos en forma de caldera del glaciar, según IcelandReview, y varias fracturas que los rodeaban. Los hundimientos y fracturas habrían sido provocados probablemente por una pequeña erupción del volcán Katla.

Por el momento no se espera que se registre una erupción de grandes dimensiones en los próximos días, aunque no se descarta que ocurra en un futuro próximo. Tampoco habrá interrupciones en el tráfico aéreo por la actividad actual del Katla.

Actividad del Katla seguirá siendo monitorizada

La actividad del Katla se esperaba después de la erupción del volcán Eyjaffjallajökull en 2010, ya que las erupciones de este último volcán de los últimos mil años han precedido siempre a una erupción en el Katla.

Durante los próximos días la monitorización del volcán Katla continuará en Islandia y se extremará la precaución anta la posibilidad de que ocurran otras erupciones. Esta, sin embargo, parece haber llegado a su fin tras la práctica estabilización del tremor y el fin de la riada.