El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha revelado cómo intenta mantenerse sano en tiempos de pandemia. Según dice, la ducha y los baños de contraste frío-calor son muy útiles para fortalecer la inmunidad. Así que los toma casi todos los días.
Vladimir Putin
© Sputnik / Aleksei Drushinin / Abrir banco de fotos
"Hago esto casi todos los días. Si no hay baños cerca, entonces tomo una ducha fría y caliente que, por cierto, recomiendo. Es algo simple pero muy efectivo y que, en mi opinión, ayuda al sistema inmune", afirmó Putin.
El líder ruso recibió el 23 de marzo la primera inyección de una vacuna rusa de dos dosis contra el coronavirus. El presidente se siente bien y no tuvo efectos secundarios después de inmunizarse, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

No obstante, ni el Kremlin ni el propio Putin precisaron con qué fármaco se inmunizó el mandatario ya que "las tres vacunas rusas son absolutamente fiables, efectivas y seguras".