Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Matt Hancock ha abierto la puerta a la legalización del suicidio asistido en Gran Bretaña al pedir cifras oficiales sobre el número de personas que se han suicidado por razones médicas.
Hancock
© Reuters
El secretario de Sanidad británico, Hancock, da una rueda de prensa en Londres
El Secretario de Sanidad escribió la semana pasada a Sir Ian Diamond, el estadístico nacional, para pedirle datos sobre cuántos británicos que se suicidan tienen enfermedades terminales.


Comentario: Hancock podría informarse sobre el aumento de los problemas de salud mental causados por los encierros que él ha apoyado: Como director de escuela veo que los niños sufren problemas de salud mental como nunca antes, este nuevo cierre de escuelas es desastroso


El Sr. Hancock dijo en una reunión privada de parlamentarios y colegas que quería que las cifras alimentaran un nuevo debate sobre la legalización del suicidio asistido por médicos en el Reino Unido, según puede revelar The Telegraph.

Actualmente, los médicos que ayuden a morir a alguien en el Reino Unido pueden ser encarcelados por hasta 14 años. Esto significa que cientos de británicos han tenido que pagar miles de libras para viajar a la clínica Dignitas en Suiza para acabar con su vida. En los 22 años transcurridos hasta 2020, 475 británicos han acudido a Dignitas para suicidarse.


Comentario: ¿Por qué prioriza este tema sobre otros?


El suicidio asistido es legal bajo ciertas circunstancias en más de media docena de países. La eutanasia para enfermos terminales será legal en Nueva Zelanda este noviembre, tras un referéndum celebrado el año pasado.

El Sr. Hancock dijo en una reunión del Grupo Parlamentario de Todos los Partidos para la Elección al Final de la Vida que había pedido a Sir Ian "que considerara lo que debería publicarse en términos de estadísticas que puedan alimentar el debate en este país".

Añadió que esperaba que los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) "arrojaran más luz sobre los datos de quienes viajan a Suiza para morir en el momento que ellos elijan".

El Sr. Hancock dijo que era "importante que el debate público se base en las mejores estadísticas". En la actualidad sólo se publica información "parcial" (basada en los veredictos de las investigaciones) sobre los suicidios de personas "que tienen condiciones particulares".

Dijo: "He escrito a la ONS. Es una tarea que corresponde a la ONS. Creo que es importante que el debate público se base en las mejores estadísticas".

El Sr. Hancock explicó que cuando se convirtió en diputado estaba en contra del suicidio asistido, ya que siempre le preocupó la presión que se ejercía sobre las personas para que se suicidaran.

Pero dijo que le había afectado hablar con Sir Paul Cosford, el director médico de Public Health England, que sufría de cáncer y murió a los 57 años a principios de este mes.

En un artículo publicado en el British Medical Journal el pasado mes de octubre, Sir Paul pedía un replanteamiento de la política de la muerte asistida, calificando la ley actual de "inhumana".

El Sr. Hancock dijo: "La opinión de la gente sobre esto cambia. El argumento de que debemos proteger a las personas vulnerables para que no sean coaccionadas o sientan que deben seguir este camino.

"Es un argumento importante y válido, pero es uno de los muchos que debemos tener en cuenta. Lo que hay que hacer ahora es un debate público bien informado".

Los diputados liderados por el exministro conservador Andrew Mitchell quieren que el Gobierno permita una votación libre sobre la legalización del suicidio asistido en el Reino Unido ya en 2024.

El Sr. Mitchell explicó que su grupo quería llevar al Parlamento una propuesta "muy ajustada" para legalizar el suicidio asistido para alguien que quiera "ser puesto a dormir" para evitar el sufrimiento.

Dos médicos tendrían que estar de acuerdo en que la persona está a seis meses del final de su vida, y un juez del Tribunal Superior tendría que estar de acuerdo en que es su deseo de morir.

El Sr. Mitchell se pregunta en el Telegraph: "¿Debemos considerar seguramente el destino de aquellos que, en lugar de vivir sus últimos días en la agonía o en la angustia, desean acabar con su propia vida en sus propios términos, rodeados de amigos y familiares?".


Comentario: Lamentablemente, los encierros negaron a muchos el derecho a estar con sus seres queridos durante sus últimos días, a pesar de que era seguro y de las súplicas de los moribundos y sus familias.


Un portavoz de la ONS dijo: "Hemos recibido una carta del Secretario de Sanidad, Matt Hancock, y responderemos a su debido momento".

Un portavoz del Departamento de Salud dijo que el Sr. Hancock había pedido la información de la ONS "para informar el debate del Parlamento sobre el tema".

Dijo: "El Secretario de Estado ha dicho en repetidas ocasiones que es el Parlamento el que debe llevar adelante el debate sobre esta cuestión, dado que se trata de un área de conciencia sobre la que el Gobierno no se pronuncia.

"Se trata de una cuestión de conciencia sobre la que el Gobierno no se pronuncia".

Debemos examinar si nuestras leyes actuales resisten el escrutinio.