La ministra de Defensa ha confirmado que el cabo Francisco Pérez Benítez falleció por una trombosis provocada por la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus. Margarita Robles ha defendido que con los informes médicos que se han elaborado «parece que no hay ninguna duda» que la causa de la muerte «fue la administración de la vacuna».
margarita robles
La ministra ha visitado este lunes en Navarra el acuartelamiento de Aizoáin para trasladar su «cariño y solidaridad» a la familia y a los compañeros de Pérez Benítez. Durante el transcurso de la visita la ministra ha comentado que, según los informes médicos, «no hay duda» de que el cabo falleció a causa de la inoculación de la vacuna.

No obstante, Margarita Robles ha incidido en la importancia de seguir vacunándose. La ministra ha reconocido que es «muy duro» cuando se dan situaciones como la del cabo fallecido pero ha afirmado que «al virus lo tenemos que vencer y la mejor manera de vencerlo, aunque haya momentos duros y dolorosos, es vacunarse».

Tras estar con la familia y los compañeros del cabo fallecido, Margarita Robles ha señalado a los medios de comunicación que «hemos venido a transmitir el cariño y la solidaridad con todos los compañeros del cabo fallecido». «Ha sido una noticia muy dura pero al mismo tiempo es importante que la gente se vacune. Es verdad que es muy duro y pasan situaciones como ésta pero al mismo tiempo es una situación difícil, pero la vacuna también es un seguro», ha subrayado.

La ministra ha explicado que en la visita le han comentado «la ilusión» con la que el cabo había recibido la vacuna. «Desde el punto de vista médico hay que seguir vacunándose, hay que animarse y que todo el mundo se vacune», ha pedido.