La Unidad de Portavoces de las Fuerzas de Defensa "no participa en una guerra psicológica", asegura el vocero militar Hidai Zilberman.
IDF israel
© Amir Cohen / Reuters
Soldados israelíes caminan junto a tanques cerca de la frontera entre Israel y la Franja de Gaza, por el lado israelí, el 15 de mayo de 2021.
Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han salido al paso del malestar de algunos medios que las acusan de querer engañar a los periodistas con el anuncio de una supuesta invasión terrestre a Gaza que nunca sucedió, y han asegurado este sábado que el controvertido error se cometió "de forma inocente".

En una carta a la Asociación de Prensa Extranjera, el portavoz de las FDI, el general de brigada Hidai Zilberman, negó que el tuit del pasado viernes en el que se anunciaba que las tropas aéreas y terrestres israelíes estaban "atacando actualmente en la Franja de Gaza" se usara para obtener una ventaja táctica sobre Hamás.

Esta publicación llevó a numerosos medios de comunicación a informar sobre el supuesto inicio de una incursión terrestre en Gaza. Desde entonces, algunos medios han especulado con la posibilidad de que lo que fue descrito por los militares israelíes como un "error de comunicación interna" fuera, en realidad, una forma de obligar a los soldados de Hamás a retirarse a túneles subterráneos, que luego fueron bombardeados por Israel.

"No participamos en una guerra psicológica"

Zilberman indica en su mensaje que ha leído las acusaciones con "gran preocupación" y que ha "llevado a cabo una investigación exhaustiva sobre este asunto", que concluyó que el oficial involucrado cometió "un error sin mala fe".

El oficial en cuestión, el teniente coronel Jonathan Conricus, ha "asumido toda la responsabilidad" por el error y "se disculpó ante los reporteros involucrados", sostiene el portavoz.

En relación a quienes los acusan de difundir "informaciones conspiradoras", Zilberman insistió en que la Unidad de Portavoces de las FDI "no participa en una guerra psicológica".

En declaraciones a los periodistas en una llamada extraoficial, Conricus aseguró este viernes que no trató de hacer que los reporteros "escribieran nada que no fuera cierto". Sin embargo, admitió que entiende que la situación "puede verse de forma diferente".