(España) - Parece que la maquinaria mediática se ha puesto en marcha ante el constante aumento del número de personas que están en contra de la versión oficial del virus y esta ha llegado incluso a medios de los que no esperábamos algo así, como es el caso de 'Libertad Digital'.
hjkjkhjkhf

El biólogo Fernando López Mirones
Es evidente que la manipulación informativa de los que mandan había dejado sectores ideológicos a los que no había tocado del todo y necesitaba medios ideológicos cercanos a esa corriente para llevar a más gente a su terreno. Si a lo largo de la semana pasada nos habíamos encontrado con ataques de medios como 'La Vanguardia' parece que el fin de semana estaba reservado para el medio que dirige Federico Jiménez Losantos, nueva decepción.

Y además la forma de hacerlo nos parece absolutamente injusta e injustificada ya que no solo atacan por el pensamiento, también lo hacen por la opinión e incluso porque la gente se gane la vida, algo que debe ser exclusivo derecho de estos grandes medios de comunicación y su periodista.

En primer lugar utiliza en el propio titular dos calificativos que son absolutamente falsos: "El lobby antivacunas en España: quiénes son y cuál es su objetivo". Y es absolutamente falso porque los criticados no forman parte de ningún "lobby" y la mayor parte de ellos tampoco son "antivacunas".

Pero no se queda solo en eso la cosa ya que la periodista que escribe ese artículo, Yésica Sánchez, llega incluso a calificar a los miembros de las asociaciones Médicos por la Verdad y Biólogos por la Verdad, médicos y biólogos todos ellos, de pseudocientíficos al calificar los estudios que han realizado para llegar a sus conclusiones de esa forma. Será que esta periodista es, además de periodista, o médico, o biólogo, algo que nosotros desconocemos.

Y siendo todos los ataques que se lanzan en este artículo injustos, injustificados y carentes de argumentos, el extremo llega cuando ella, periodista de un medio que, en teoría, defiende la libertad de expresión, de opinión y una economía liberal, ataca, por ejemplo, a López Mirones por querer ganarse la vida. Repetimos, parece que ese derecho es exclusivo de Federico Jiménez Losantos cuyos vídeos de YouTube aparecen aunque no estés suscrito al canal y siempre tiene dos de sus libros colocados en un primer plano. Si esto último no es criticable, que no lo es, no entendemos por qué tiene que admitirse su crítica cuando lo quieren hacer los demás.

Y ya, para remate uno de los "piezas" que se hace eco de este artículo, no sin antes incluir algunos insultos y ofensas hacia los criticados, el diputado de Vox, Juan Luis Steegmann.


Como vemos a Steegmann tan convencido con esto de las vacunas y además da la casualidad de que es médico, recomendamos a todo el mundo que se pase por su cuenta de Twitter y le pida, por favor, una receta de la vacuna firmada de su puño y letra. Inténtenlo, a ver qué les contesta.