El "periodista" (así lo bautizaron los medios occidentales) bielorruso Roman Protasevich se encuentra detenido por la policía en Minsk tras el extraordinario desvío de su vuelo de Ryanair desde Grecia, denunciado por algunos como un "secuestro estatal".
Roman Protasevich
© Reuters / Stringer
Roman Protasevich, “periodista” de Bielorrusia, que al parecer formaba parte del batallón neonazi Azov y luchó en la región de Donbass, en el este de Ucrania.
Protasevich, de 26 años, fue hasta noviembre editor del canal de oposición Nexta en Telegram, fundado por su colega disidente Stepan Putilo.

Nexta y Nexta Live, utilizados para movilizar protestas callejeras, ahora tienen casi dos millones de suscriptores.

Protasevich enfrenta serios cargos.

Él y Putilo, que se hace llamar Stepan Svetlov, fueron incluidos en la lista de Bielorrusia de "personas involucradas en actividades terroristas" el año pasado. El cargo de causar disturbios masivos puede ser castigado con hasta 15 años de cárcel.

Como verás e el siguiente material audiovisual más que "periodista" éste joven es un neonazi que militó en batallón neonazi Azov.


"En los últimos años, los participantes de grupos afiliados a Azov han utilizado la violencia contra grupos vulnerables en la sociedad ucraniana y han amenazado a funcionarios públicos, y las redes sociales han sido una herramienta importante para organizar estas acciones y compartir sus resultados", dijo Schaaf a BuzzFeed News. "Muchos de estos ataques van acompañados de publicaciones propagandísticas de antes y después en las redes sociales".

Azov comenzó en 2014 como un batallón militar voluntario que ayudó a Ucrania a defenderse de una "invasión de Rusia" y sus fuerzas separatistas. El símbolo del batallón es similar al del Wolfsangel, la insignia ampliamente utilizada por el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque los grupos de derechos humanos acusaron al batallón de torturas y crímenes de guerra durante los primeros meses del conflicto entre Ucrania y Rusia, a finales de 2014, la Guardia Nacional de Ucrania incorporó al batallón Azov a su redil oficial, donde pasó a llamarse regimiento Azov. Esta compuesto en su mayoría por voluntarios de organizaciones y partidos de extrema derecha como Pravy Sector, Svoboda y otras organizaciones.