El líder del centrista Yesh Atid, Yair Lapid, consiguió formar Gobierno en Israel, un poco antes de la hora límite de la media noche, poniendo fin a la era del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en el cargo durante los últimos 12 años.
Benjamin Netanyahu
© EFE
Con el acuerdo de la oposición para formar Gobierno, el premier, Benjamín Netanyahu concluye 12 años en el poder.
Lapid logró alcanzar acuerdo con el líder del partido derechista Yamina, Neftalí Bennett, quien asumirá como primer ministro en los próximos dos años, y luego será reemplazado por el dirigente de Yesh Atid, como parte del acuerdo alcanzado.

El acuerdo se cerró gracias a la rúbrica del político isrelí, presidente de la Lista Árabe Unida, Mansur Abbas.

"Les doy mi palabra de que este gobierno trabajará al servicio de todos los ciudadanos de Israel, los que lo votaron y los que no. Respetará a sus oponentes y hará todo lo posible para unificar y unir a todas las partes de la sociedad israelí", expresó Lapid de manera formal al presidente saliente, Reuven Rivlin.

Rivlin, quien permanecerá en el cargo hasta el 9 de junio, felicitó a través de Twitter a Lapid y al resto de los líderes presentes en el acuerdo por el pacto alcanzado para formar gobierno y manifestó confianza en que la Knesset (Parlamento israelí), se "reúna lo antes posible para que el Gobierno sea ratificado como lo requiere la ley".


Previamente, la prensa local había informado que se alcanzó el pacto con una foto de los tres líderes firmando el acuerdo que finalmente sacará a Netanyahu del cargo.

"La decisión fue difícil y hubo varias disputas, pero era importante llegar a acuerdos", comentó Abbas, quien fijó varias condiciones para firmar el documento, entre ellas, no derogar la ley Kaminitz, una legislación con la que se aumentan los mecanismos legales contra las construcciones ilegales.


Esta normativa no se aplicará hasta 2024, así como también las detenciones de durante los próximos dos meses de edificios en Negev, en el sur del país.

Los partidos Azul y Blanco, el Laborista, Israel Beitenu, Meretz y Nueva Esperanza, son los que formarán la variopinta coalición, que se encargarán legalizar el uso del cannabis y evitar la construcción palestina en el Área C de Cisjordania, controlada por Israel.