Comparó la situación afgana con la de Irak y Siria y sostuvo que "el país entero va a fracturarse el año que viene, creando una tormenta perfecta para que sean atacados los intereses occidentales".
Lindsay Graham
© Stefani Reynolds/Pool / Reuters
El senador estadounidense Lindsey Graham durante una reunión del Comité Presupuestario del Senado de EE.UU., Washington, el 25 de febrero de 2021.
El senador estadounidense Lindsey Graham pronosticó este lunes que Washington volverá a Afganistán en futuro para derrocar a los talibanes*.

En una entrevista con BBC, el político republicano aseveró que los talibanes "no se han reformado, no son [otros] nuevos", y sostuvo que tienen "una visión del mundo no sincronizada con los tiempos modernos".

"Van a imponer un estilo de vida al pueblo afgano que creo que nos va a dar náuseas a todos", dijo Graham y previó que la presencia de ese movimiento en el poder desestabilizará el Medio Oriente para EE.UU.

"Lo más importante es que le darán refugio a Al Qaeda, que tiene la ambición de sacarnos del Medio Oriente y atacarnos por nuestra forma de vida", afirmó Graham y agregó: "Regresaremos a Afganistán, como volvimos a Irak y Siria".

"Tendremos que hacerlo", reiteró cuando el presentador, Stephen Sackur, le preguntó si lo plantearía "en serio".

"Los talibanes no podrán gobernar Afganistán, el pueblo afgano los odia. [...] El país entero va a fracturarse el año que viene, creando una tormenta perfecta para que sean atacados los intereses occidentales", señaló Graham. En cuanto a acciones más inmediatas, propuso "ayudar a la resistencia en el valle de Panjshir", pese a que, según los talibanes, ya los últimos focos fueron neutralizados tras la toma de ese bastión de las fuerzas antitalibanes en Afganistán.


Comentario: Tal vez, pero los odian menos que a EEUU, una nación invasora que no llevó al país a ningún lugar y de hecho culminó esa ocupación con el regreso al poder del grupo talibán.


Entetanto, el presidente de EE.UU., Joe Biden, señaló el lunes que su Administración no reconocerá en un futuro cercano al Gobierno talibán. "Eso está muy lejos [de suceder]", respondió a los periodistas sobre el asunto.