Al cumplirse 20 años del mayor ataque terrorista a Estados Unidos se publicó un documento del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en el que se analiza las posibles conexiones entre varios ciudadanos sauditas en Estados Unidos y dos de los atacantes del 11 de septiembre de 2001.
WTC 911
© Liam.e/ Flickr
Álbum World Trade Center 11 de septiembre de 2001
Este significa el primer documento de una serie de publicaciones que era esperada por parte del FBI, y en esta ocasión en parte es el resultado de las presiones de los familiares de las víctimas, ya que llevaban años solicitando la divulgación de estos archivos clasificados, argumentando que los funcionarios sauditas habrían tenido conocimiento previo del atentado pero que no intentaron detenerlo. Contó BBC.

Cabe destacar que más de la mitad de los secuestradores de los aviones de dicho ataque eran ciudadanos sauditas.

El documento de 16 páginas publicado por la FBI muestra una comunicación con una fuente cuya identidad está clasificada (nombrada como PII) y da a conocer la conexión entre varios ciudadanos sauditas y dos de los secuestradores, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Midhar.

En su momento se pudo conocer que ambos secuestradores se hicieron pasar por estudiantes para ingresar a Estados Unidos en el año 2000.

Del mismo modo, el documento publicado por la FBI da a conocer que luego recibieron un apoyo logístico significativo de Omar al-Bayoumi, quien, según testigos, era un visitante frecuente del Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles.

Mientras que, el archivo del FBI también asegura que hubo vínculos entre los dos secuestradores y Fahad al-Thumairy, un imán (líder musulmán) extremista de la mezquita del rey Fahad en Los Ángeles


La agencia también citó a Jim Kreindler, un abogado de los familiares de las víctimas del 11 de septiembre, diciendo que el documento publicado "valida los argumentos que presentados en el litigio sobre la responsabilidad del gobierno saudí en los ataques del 11 de septiembre".

Estados Unidos y Arabia Saudita han sido aliados durante mucho tiempo, aunque a veces la relación ha sido compleja.