El Gobierno baraja eliminar los exámenes de recuperación de las materias suspensas en la ESO, según un borrador que negocia con las comunidades y que entraría en vigor este curso. Los exámenes, que tradicionalmente se realizaban en septiembre y que han ido trasladándose a junio, no serán obligatorios y será cada autonomía quien decida si los aplica o no, según ha podido saber RTVE.
Generando esclavos ignorantes,Gobierno en España,elimina,exámenes de recuperación,ESO,pasar de curso,directamente

El borrador del Ministerio de Educación señala que los docentes podrán decidir si un alumno pasa de curso sin necesidad de pasar por la convocatoria extraordinaria. Esta medida llega después de la norma que eliminaba el límite de materias suspendidas para pasar de curso si así lo decidía, de manera excepcional, el claustro de profesores.

Fuentes del ministerio que dirige Pilar Alegría defienden que la mayoría de comunidades dan esa segunda oportunidad solo 15 o 20 días después del fin del curso, por lo que en muchos casos no se adquieren los conocimientos suficientes. Por ello, consideran que esta convocatoria es ineficaz.


Todo ello forma parte de la transformación del modelo curricular que ya comenzó con la nueva ley estatal, la LOMLOE. En enero entró en vigor ese texto, que entre algunas medidas establecía que repetir curso sería excepcional, limitaba la construcción de nuevos centros concertados y eliminaba la consideración del castellano como lengua vehicular.

Además de este texto, el Gobierno aprobó hace pocos días una nueva ley de FP y a finales de julio una ley de universidades.

Sí que se prevén convocatorias extraordinarias en Bachillerato

Los alumnos y alumnas de ESO promocionarán de curso cuando el equipo docente considere que la naturaleza de las materias que, en su caso, pudieran no haber superado, "les permite seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tienen expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción beneficiará su evolución académica". En todo caso, promocionarán quienes hayan superado las materias o ámbitos cursados o tengan evaluación negativa en una o dos materias.

El texto sí que prevé los exámenes de recuperación en Bachillerato. La evaluación será "continua, formativa e integradora" y, como en Primaria, las decisiones sobre promoción y titulación serán adoptadas colegiadamente por el equipo docente tras una convocatoria de evaluación que tendrá lugar al finalizar el curso escolar.

La evaluación del aprendizaje del alumnado de Bachillerato será "continua y diferenciada según las distintas materias" y promocionará de primero a segundo de Bachillerato cuando haya superado las materias cursadas o tenga evaluación negativa en dos materias como máximo.

Para obtener el título de Bachiller, será necesaria la evaluación positiva en todas las materias de los dos cursos de Bachillerato, aunque excepcionalmente, el equipo docente podrá decidir la obtención del título por un alumno o alumna que haya superado todas las materias salvo una.

Deberán cumplir, no obstante, las condiciones siguientes: que el equipo docente considere que el alumno o la alumna ha alcanzado los objetivos y competencias vinculados a ese título; que no se haya producido una inasistencia continuada y no justificada por parte del alumno en la materia; que el alumno o la alumna se haya presentado a las pruebas y realizado las actividades necesarias para su evaluación, incluidas las de la convocatoria extraordinaria; y que la media aritmética de las calificaciones obtenidas en todas las materias de la etapa sea igual o superior a cinco.