La investigación fue realizada por Yahoo! News, que se basó en las entrevistas a más de 30 exfuncionarios de la administración Trump.
assange leave court
© Reuters / Simon Dawson
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, sale del Tribunal de Magistrados de Westminster en Londres, Gran Bretaña, el 13 de enero de 2020.
La CIA supuestamente conspiró para secuestrar en el 2017 a Julian Assange de la Embajada de Ecuador en Londres, y algunos altos funcionarios del Servicio de Inteligencia Exterior de EE.UU. y de la administración del expresidente Donald Trump habrían llagado a considerar opciones sobre cómo asesinar al fundador de WikiLeaks, revela una investigación realizada y publicada este domingo por Yahoo! News, que se basa en entrevistas a más de 30 exfuncionarios estadounidenses.


Las discusiones sobre el secuestro o el asesinato de Assange ocurrieron "en los niveles más altos" de la administración del exmandatario, señaló un exfuncionario de alto nivel de contrainteligencia. "No parecía haber límites", añadió.

¿Una venganza de Mike Pompeo?

Según detalla el informe, Mike Pompeo -en aquel entonces director de la Agencia Central de Inteligencia- estaba aparentemente motivado para vengarse de WikiLeaks, después de que el sitio web publicara herramientas confidenciales de 'hackeo' utilizadas por el organismo, lo que las autoridades consideraron como "la mayor pérdida de datos en la historia de la CIA", conocida como 'Vault 7'.

Pompeo y otros altos dirigentes de la agencia "estaban completamente alejados de la realidad porque estaban muy avergonzados por Vault 7", declaró al medio un exfuncionario de Seguridad Nacional durante el mandato de Trump. "Estaban viendo sangre", agregó.

Además, los proyectos multifacéticos de la CIA habrían incluido un amplio espionaje a los asociados de WikiLeaks, sembrando la discordia entre los miembros del grupo y robando sus dispositivos electrónicos, revela el informe.

"Como ciudadano estadounidense, me parece absolutamente indignante que nuestro Gobierno contemple secuestrar o asesinar a alguien sin ningún proceso judicial simplemente porque ha publicado información veraz", dijo Barry Pollack, abogado de Assange en Estados Unidos, a Yahoo! News.

"Iba a ser como una película de fuga de prisión"

Sin embargo, a finales del 2017, en pleno debate sobre el supuesto secuestro y otras medidas extremas, los planes de la agencia se vieron trastocados cuando los funcionarios estadounidenses recogieron lo que consideraban informes alarmantes de que agentes de la inteligencia rusa se estaban preparando para sacar a Assange a escondidas del Reino Unido y enviarlo a Moscú, según la investigación.

"Teníamos todo tipo de razones para creer que estaba contemplando salir de allí", dijo un ex alto funcionario de la administración Trump, añadiendo que un informe decía que Assange podría tratar de escapar de la Embajada escondido en un carro de lavandería. "Iba a ser como una película de fuga de prisión", añadió.

Mientras, un funcionario de inteligencia calificó de "ridícula" la posibilidad de llevar a cabo una entrega o un asesinato, debido a la ubicación. "Esto no es Pakistán o Egipto, estamos hablando de Londres", dijo la fuente. Agregó que también hubo resistencia en la administración Trump.

"Fuertes debates sobre la legalidad de los planes de la CIA

De acuerdo a la investigación de Yahoo! News, los proyectos del organismo para Assange y WikiLeaks -que habrían comenzado ya durante el mandato de Barack Obama con la definición de algunos periodistas del sitio web, entre ellos Glenn Greenwald y Laura Poitras, como "agentes de información"- supuestamente dieron lugar a fuertes debates sobre su legalidad y algunos funcionarios estaban tan preocupados que sintieron la necesidad de informar a los miembros del Congreso sobre las sugerencias del exdirector del servicio.

Se agrega que se trataba de una campaña que "dobló importantes restricciones legales, puso potencialmente en peligro el trabajo del Departamento de Justicia para procesar a Assange y se arriesgó a un episodio perjudicial en el Reino Unido, el aliado más cercano de Estados Unidos".

Caso de Assange

Finalmente, Assange fue sacado a rastras de la Embajada de Ecuador y actualmente permanece detenido en una prisión británica de alta seguridad. Estados Unidos ha recurrido la decisión de un tribunal de denegar su solicitud de extradición por cargos relacionados con el pirateo informático. Se espera que el proceso se reanude el próximo mes.

La preocupación por poner en peligro el caso de EE.UU. contra Assange fue uno de los factores que impidieron que los planes de la CIA siguieran adelante, según Yahoo! News. El equipo de defensa de Assange espera que esto sea cierto. "Mi esperanza y expectativa es que los tribunales del Reino Unido consideren esta información y esto refuerce aún más su decisión de no extraditarlo a Estados Unidos", dijo Pollack al medio cuando se le preguntó sobre los supuestos planes de la CIA contra su cliente.
  • Julian Assange se encuentra encarcelado en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh (Reino Unido), a donde fue trasladado tras ser detenido en abril del 2019
  • En EE.UU. Assange está acusado por la publicación de cientos de miles de páginas de documentos militares secretos y de cables diplomáticos sobre las actividades de EE.UU. en las guerras en Irak y en Afganistán, que fueron difundidos por su portal de filtraciones WikiLeaks. Los cargos que pesan sobre él conllevan una sentencia máxima de 175 años de prisión