Traducido por el equipo de Sott.net

Hungría ha pedido a las instituciones de la Unión Europea "respetar la soberanía de los Estados miembros", tras respaldar la sentencia de un tribunal polaco que considera que algunas leyes de la UE son incompatibles con la Constitución polaca.
Orban
© NewsBeezer.com
El primer ministro húngaro, Viktor Orban
El primer ministro Viktor Orban firmó un decreto del gobierno húngaro el sábado, según declaró su jefe de prensa a la agencia estatal de noticias MTI, en el que se congratula de la sentencia del Tribunal Constitucional de Polonia que ha sumido a la UE en una crisis existencial.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, dijo que estaba "profundamente preocupada" por la sentencia y que la Comisión haría todo lo posible para garantizar la primacía del derecho de la UE.

Los gobiernos populistas de derecha de Polonia y Hungría han estado en desacuerdo con la Comisión en temas que van desde las libertades de los medios de comunicación, la migración, los derechos LGBT hasta la independencia judicial. Los dos antiguos Estados comunistas, que ingresaron en la UE en 2004, han sido aliados dentro del bloque, votando a menudo en tándem y apoyándose mutuamente.

Budapest dijo que el fallo del tribunal polaco del jueves había sido provocado por una "mala práctica de las instituciones de la UE" que intentaba quitar a los Estados miembros ciertas competencias que nunca se habían conferido a la UE. MTI citó el decreto húngaro:
"La primacía del derecho de la UE sólo puede aplicarse en aquellos ámbitos en los que la UE tiene competencias, cuyo marco se ha establecido en los tratados de la UE. Las instituciones de la misma deben respetar la identidad nacional de los Estados miembros".
El Tribunal Constitucional de Polonia se hizo cargo del caso después de que el Primer Ministro Mateusz Morawiecki le preguntara si las instituciones de la UE podían impedir que Polonia reorganizara su poder judicial.

A pesar de las disputas entre Bruselas y sus respectivos gobiernos, el apoyo a la adhesión a la UE sigue siendo alto en Polonia y Hungría.