Evergrande Group, el gigante inmobiliario chino, no pagó los intereses de sus bonos que vencían el martes 12 de octubre, lo que supone la tercera ronda de pagos de cupones de bonos incumplidos en tres semanas.
Evergrande
© CNA Insider/Captura de pantalla de YouTube
La crisis de la deuda de Evergrande se agrava al incumplir la tercera ronda de pagos de bonos el 12 de octubre de 2021.
Nikkei Assia citó a dos tenedores de bonos diciendo que no habían recibido ningún pago o mensaje de Evergrande hasta la tarde del martes (hora local).

"Ni una palabra de Evergrande y tampoco hay señales del pago. Nos prepararemos para buscar un recurso legal", dijo un tenedor de bonos.

Tres bonos offshore emitidos por Evergrande, entre ellos los de abril de 2022, abril de 2023 y abril de 2024, vencían a las 0400 GMT del martes, con un pago total de cupones de 148 millones de dólares. El grupo incumplió otros dos pagos en septiembre.

Con un periodo de gracia de 30 días, Evergrande tiene una semana para cumplir con los pagos de cupones incumplidos, o se enfrentará a un impago formal.

Algunos tenedores de bonos han contratado al bufete de abogados Kirkland & Ellis y al banco de inversión Moelis para solicitar el reembolso de Evergrande. Las dos firmas empezaron a ponerse en contacto con Evergrande antes de que el promotor chino dejara de pagar su primer cupón el 23 de septiembre, pero el viernes pasado dijeron a sus clientes que no habían tenido un contacto significativo.

Tras haber dejado de pagar 277 millones de dólares en cupones de sus bonos en el extranjero hasta ahora, Evergrande tiene que pagar otros 573 millones de dólares antes de finales de este año.

El gigante inmobiliario, que tiene que lidiar con más de 300.000 millones de dólares en pasivos, admitió que podría enfrentarse a un impago si no obtiene una ganancia inesperada de nuevos inversores o vende activos.

Según Nikkei, el promotor Hopson Development Holding está dispuesto a adquirir una participación mayoritaria en Evergrande Property Services, que tiene un valor de mercado de 7.100 millones de dólares. Evergrande posee el 61% de la unidad.

En las últimas semanas, la crisis de la deuda de Evergrande ha despertado el temor a un rápido contagio en el sistema financiero chino, de 50 billones de dólares, que representa una cuarta parte de la economía del país.