Pero mira que eres gilipollas, sumamente gilipollas. Eres un inútil, un soberano inútil, Miguel Sebastián de los cojones. El peor ministro de Economía que ha tenido España, y mira que los ha tenido malos. Eres pésimo, eres un garbancero, pero nada como el animal de bellota que te acompaña, el satánico Antonio García Ferreras, que miente a todas horas como si estuviera retransmitiendo un combate de boxeo y todos es tongo. Mira que llevarte a ti a interpretar los datos, que eres un desastre sin paliativos, y que sólo te salían los de las deuda pública y el paro.
Miguel Sebastián (der.) siendo entrevistado en el programa Al Rojo Vivo por Antonio García Ferreras (izq.)
© La Sexta
Miguel Sebastián (der.) siendo entrevistado en el programa Al Rojo Vivo por Antonio García Ferreras (izq.)
Vamos, gilipollas, el de los brotes verdes, el ministro de Economía, el de Zapatero, el ser más nefasto que ha dado España, no más nefasto que el hijo puta de Pedro Sánchez, el grandísimo hijo de puta ha tenido buen maestro. Tan pésimo como Cristóbal Montor, que ya es decir. Eres tan malo que en Atenas te hubiera dado una patada en el culo y te hubieran dado la astraca. "Algo no cuadra", dijiste en Singapur. Algo no cuadra en ningún lado, so cegato, que la timo vacuna infecta y está para lo que está, que dice Manolo, el de la Almazara, que "yo me he pinchado, porque a mi no me quieren matar que pago muchos impuestos", lo que le importa eso a Bill Gilipuertas, el alucinado. Pero Sebastián, alma de cántaro, que te fías, por de pronto, de las estadísticas oficiales, que son mentira, que son una mierda, que los políticos siempre mentís, lo tenéis por costumbre, que hacéis chapuzas con el veneno de muerte si al personal recluso se le está inyectando ahora después de la Janssen la AstraZeneca, tanto monta, monta tanto. Aunque para mentir el animal de bellotas del Ferreras, que parece que retransmite un combate de boxeo, ya digo, y está todo amañado.

Que no cabe un imbécil más. Que aquí no somos 2 millones que no queremos que nos pongan el veneno de muerte y como se nos inflen las pelotas vas a ver los que de verdad somos. Y los arrepentidos, los que sólo se han puesto una, como Mariló, heroìna, y los que no se ponen la tercera ni a tiros. Somos mayoría. Que te has pasado mil pueblos. Mira a Gibraltar, con 2,7 pinchazos de media por habitante y disparada la enfermedad, porque se la inyectan, gilipollas, que ya no hay timo vacunados, y vas a hacer la timo vacunación obligatoria, el confinamiento o exigir certificado de timo vacuna, tres opciones que has dado en tu twitter, que estás gilipollas, porque la tercera opción y la primera son lo mismo, son ganas totalitarias de liarla, pues digo que te vayas a Gibraltar a preguntar a los monos, a ver si les confinas. Y les jodes a los de los bares y restaurantes, porque los únicos que van a quedar son los no inyectados con el veneno de muerte que son los que no ven al garrulo y mostrenco de García Ferreras, que le dieron el premio al mejor periodista de España, ¡cómo está el periodismo, que parece la alternativa a la prostitución!

Anda y que te dé por culo un pez espada y por tiempos, a ver si te gusta, so gilipollas.