Según revelaron testigos que declararon recientemente en el juicio contra Ghislaine Maxwell, en uno de los allanamientos a la mansión de Nueva York del multimillonario Jeffrey Epstein, el FBI habría encontrado cajas con CD que contenían fotografías de mujeres y niñas desnudas, los cuales estaban minuciosamente organizados y catalogados.
epstein maxwell
© Toma de pantalla: YouTube/7NEWS Australia)
El pedófilo, Jeffrey Epstein, y su supuesta amante y cómplice, Ghislaine Maxwell.
El FBI habría encontrado las valiosas pruebas durante un allanamiento llevado a cabo en la residencia de Epstein en julio de 2019 luego de su arresto por cargos de tráfico sexual.

Acorde a lo reportado por Fox News, en un armario de uno de los pisos de la mansión de 7 pisos en Nueva York, los agentes encontraron cajas con CD que contenían algunas de esas fotografías con cinta de "evidencia" del estilo a las utilizadas por policía, testificó un agente del FBI llamado Kelly McGuire, durante el juicio de Ghislaine Maxwell la semana pasada.

En otra de las habitaciones, los investigadores hallaron "numerosas carpetas negras" con etiquetas blancas. El agente especial McGuire declaró que las carpetas contenían "páginas claras con fotografías en miniatura con CD adjuntos".

McGuire es considerado un testigo clave, dado que fue una de los que presenció aquel allanamiento en el que se encontraron pruebas contundentes que demuestran las inclinaciones perversas del multimillonario y su círculo de confianza, en el que se incluye a su pareja Ghislaine Maxwel y otras personalidades como el expresidente Clinton y el príncipe Andrés.

El testigo relató con detalles cómo fue el procedimiento de aquella jornada en la que se registró la mansión valuada en 77 millones de dólares.

Los agentes especiales llamaron a la puerta, pero al no recibir respuesta se vieron obligados a forzar la entrada y hacer un reconocimiento completo para asegurarse de que no había ninguna amenaza para el personal interviniente.

Además de la valiosa documentación encontrada, McGuire dijo que en el tercer piso de la mansión, obtuvieron otros objetos de importancia cuando se toparon con una caja fuerte. Para abrirla debieron conseguir una sierra especial.

Adentro encontraron varios elementos que el FBI consideró valiosos y fueron documentados con fotografías. Entre los objetos se encontraron "más carpetas con CD, varios artículos de joyería, discos duros externos, diamantes sueltos, grandes cantidades de moneda y pasaportes estadounidenses".

Entre los testigos que se sumaron en el juicio contra Maxwell figura "Kate", una músico británica la cual fue presentada como una víctima del pedófilo y su pareja.

El testimonio de "Kate" se extendió por más de una hora, y en resumidas cuentas declaró fue preparada por Ghislaine Maxwell y luego abusada sexualmente por Epstein en Londres cuando tenía 17 años.

La defensa intentó desacreditar a la testigo argumentando una supuesta historia de abuso de drogas, somníferos y alcohol.

Cuando la fiscal federal adjunta Lara Pomperantz, le preguntó al testigo si recordaba la primera vez que vio a Epstein desnudo, esta cerró los ojos brevemente y se tomó un momento para contener el llanto.

"¿Recuerdas quién estaba allí?" insistió Pomerantz. "Ghislaine Maxwell", respondió, y agregó que la razón por la que recordaba ese día fue "porque esos eventos me vienen a la mente todo el tiempo. Tengo pesadillas sobre ellos".

Otra de las testigos, presentada como "Jane" para proteger su identidad, declaró que tenía apenas 14 años cuando Maxwell supuestamente la atrajo a la órbita abusiva de Jeffrey Epstein.

Su declaración hundió aún más a la expareja de Epstein al asegurar que estuvo presente en ocasiones cuando ocurrió este abuso e incluso participó activamente en algunas ocasiones.

Actualmente Maxwell está siendo juzgada por seis cargos relacionados con su presunta participación y cooperación en el abuso sexual de adolescentes menores por parte de Epstein. Ella se declaró no culpable.