El presidente de Rusia, Vladimir Putin, alerta que en Donbás (este de Ucrania) estaría ocurriendo un genocidio y señala a la rusofobia como causa de tal suceso.
Vladimir Putin
© Imagen en.kremlin.ru
El presidente ruso Vladimir Putin.
"Debo hablar de la rusofobia como el primer paso hacia el genocidio. Lo que está ocurriendo ahora en el Donbás, lo conocemos. Y es, por supuesto, muy similar al genocidio", ha dicho Putin en una reunión sostenida este jueves con miembros del Consejo de Desarrollo de la Sociedad Civil y Derechos Humanos del Kremlin (Presidencia).

A la solicitud del director ejecutivo de la agencia de noticias Rusia Hoy, de introducir en la legislación conceptos como "genocidio" y "llamamientos al genocidio", el jefe de Estado ruso ha llamado a tener cuidado para no minimizar el tema y devaluar los dos conceptos, así como, ha destacado la importancia de reflejar la realidad de los acontecimientos que se producen en Donbás.

Desde abril de 2014, el Ejército de Ucrania ha lanzado una campaña militar contra los independentistas de Donbás, una región donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL).

Desde entonces, el territorio ha sido escenario de enfrentamientos mortales entre las fuerzas independentistas y el Ejército ucraniano, choques que han dejado más de 10 000 muertos y forzado a 1,6 millones de personas a abandonar sus hogares huyendo de la violencia.

Sin embargo, pese a los seguidos intentos de Moscú para involucrar a Kiev en una solución diplomática para este conflicto, la tensión empeora, ya que Ucrania asegura que los combatientes de esa zona cuentan con el apoyo del país euroasiático.

La tensión ha llevado a Kiev y Moscú en caminio de disparar acusaciones mutuas entre de movilización de tropas y preparativos para una posible ofensiva.