El gobierno federal de Canadá admitió haber vigilado en secreto los movimientos de su población durante el confinamiento de COVID-19 mediante el seguimiento de 33 millones de teléfonos.
Gobierno en Canadá,rastreó en secreto,86% de los teléfonos del país,durante,encierro,covidiano,haciéndolo,próximos 5 años
© Shutterstock / josefkubes
La Agencia de Salud Pública de Canadá hizo un seguimiento de los teléfonos para evaluar las medidas de salud pública.
La Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC) rastreó clandestinamente los dispositivos para evaluar "la capacidad de respuesta del público durante las medidas de bloqueo", según reconoció la agencia la semana pasada, según Blacklock's Reporter, que informó por primera vez de la revelación.

La población total de Canadá asciende a 38 millones de personas, según Statistics Canada.

"Están llegando pruebas de muchas fuentes, de países de todo el mundo, de que lo que se consideraba un enorme aumento de la vigilancia -después del 11 de septiembre- está ahora completamente superado por la vigilancia pandémica", dijo al National Post David Lyon, autor de "Pandemic Surveillance" y antiguo director del Centro de Estudios de Vigilancia de la Universidad de Queen en Ontario.

El PHAC compró datos de localización y movimiento al gigante canadiense de las telecomunicaciones Telus para "comprender los posibles vínculos entre el movimiento de las poblaciones dentro de Canadá y la propagación del COVID-19", dijo un portavoz de la agencia, según el periódico.

La organización de salud pública tiene previsto seguir rastreando los movimientos de la población durante al menos los próximos cinco años para controlar "otras enfermedades infecciosas, la prevención de enfermedades crónicas y la salud mental", dijo el representante no identificado.