La polémica que comenzó en redes sociales donde se sostuvo que la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca contenía grafeno, sustancia compuesta por átomos de carbono y que se obtiene a partir del grafito de las minas de lápiz, tuvo una derivación en los tribunales. La Fiscalía General de San Martín le inició un sumario administrativo al fiscal Carlos Insaurralde, funcionario que hasta hoy tenía a cargo un expediente en el que se investigaba la muerte de una mujer que falleció tras haber sido inmunizada contra el coronavirus.
Totalitarismo,apartaron,fiscal,Argentina,en contra,vacunación,investigaba,muerte,mujer,inoculada,AstraZeneca
Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes judiciales. Insaurralde es un militante antivacunas, así se desprende de un video donde se registró su participación en una movilización contra los fármacos y en un audio de WhatsApp, en el que aseguró que tenía comprobado "de fuentes oficiales" que el suero tenía grafeno.

La decisión de abrirle un sumario administrativo al fiscal Insaurralde se tomó porque el funcionario hizo pública información que tenía bajo investigación y porque el expediente correspondía que se tramitara en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios Culposos.

"Si la muerte de la paciente que dio origen a la investigación fue provocada por una contraindicación de la vacuna estaríamos ante la hipótesis criminal de un homicidio culposo y en el Departamento Judicial de San Martín hay una fiscalía especializada. Además, un médico afirmó que la paciente falleció de muerte natural. Además, si existía la suposición de que había alguna responsabilidad para reprocharle a alguna autoridad sanitaria del gobierno nacional es la justicia del fuero federal quien tiene jurisdicción para investigar", dijo a LA NACION una fuente judicial.

Si bien en un primer momento, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) le había informado por escrito al fiscal Insaurralde que la vacuna de AstraZeneca tenía grafeno, la semana pasada declaró como testigo, es decir bajo juramento de decir la verdad, Patricia Aprea, que cumple funciones como directora de un área de evaluación y control del organismo público y sostuvo que el fármaco no contiene grafeno y que la equivocación había surgido en un "error de tipeo".


Comentario: Difícilmente haya sido un error de tipeo, sino que quieren negar un dato importante que, para desgracia de las autoridades totalitarias, se ha hecho público:

Argentina: La ANMAT reconoce que las vacunas contienen grafeno




"Desde la semana pasada el fiscal Insaurralde sabía que la vacuna no tenía grafeno y no aclaró su error después de haber mandado audios donde sostuvo que lo tenía confirmado", sostuvo una fuente judicial.

En un audio de WhatsApp, cuyos integrantes serían militantes antivacunas, el representante del Ministerio Público había dicho que sabía que había "más muertos por coronavirus vacunados que sin vacunar".