María Zajárova comparó las tensiones actuales con los acontecimientos previos a la guerra en Osetia del Sur en agosto de 2008, cuando Georgia atacó esa región.
Russian army
© Brendan Hoffman / Gettyimages.ru
Militares ucranianos en Chasiv Yar (Ucrania), el 19 de enero de 2022.
Rusia está esperando provocaciones militares y de información por parte de Estados Unidos y Ucrania de cara a los Juegos Olímpicos que arrancan el próximo mes en Pekín, anunció la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

La vocera comentó los recientes informes de la agencia Bloomberg, que citan a "un diplomático" en Pekín, de que supuestamente el presidente chino Xi Jinping había pedido a su homólogo ruso Vladímir Putin que no ataque a Ucrania durante las Olimpiadas.

"Ya no es un 'fake' [noticia falsa], esto es una operación especial informativa de los pertinentes servicios estadounidenses a través de Bloomberg", escribió la vocera en su canal de Telegram.

Zajaróva señaló que el material publicado por el medio estadounidense, al que describe como "basurero de información", no se refiere a fuentes rusas o chinas, ni siquiera anónimas, y que el citado "diplomático" representa a EE.UU.

Asimismo, la portavoz rusa explicó que los "periodistas encubiertos de Bloomberg no se dirigieron a nadie que estuviera obligado o que pudiera tener esta información para que la confirme". "En los viejos y no tan malos tiempos Bloomberg tenía una regla de oro: al menos dos o incluso tres fuentes verificadas para confirmar la información obtenida".

"Hace tiempo que Bloomberg dejó de ser algo autónomo. Y ahora también decente", resumió Zajárova.

La portavoz también comparó la situación actual en Ucrania, que esta semana recibió la visita del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y la visita que su predecesora Condoleezza Rice realizó a Tbilisi (Georgia) en julio de 2008, un mes antes de que se desatara la guerra en Osetia del Sur (entonces región separatista georgiana) y poco antes del inicio de los Juegos Olímpicos en China de aquel año. Zajárova recordó que, en 2009, una comisión investigadora internacional de la ONU concluyó que esa guerra fue iniciada por Tbilisi.

"Así que estamos esperando provocaciones por parte de EE.UU. y del régimen de Kiev dirigido por ellos, tanto informativas como, no se las puede descartar, militares. Son capaces de esto, tienen mucha experiencia", subrayó.