Además de la Luna, un pequeño asteroide ha sido detectado como fiel compañero de la Tierra en su trayecto alrededor del Sol en una estable órbita "troyana", informó el doctor Martin Connors de la Universidad de Athabasca, en Canadá.

troyano tierra
© Paul Wiegert, The University of Western Ontario
Trayectoria del asteroide troyano que acompaña a la Tierra en su viaje alrededor del Sol.
El objeto, nombrado 2010 TK7, es presentado hoy en la revista Nature y coloca a la Tierra en el selecto grupo de planetas que tienen compañeros troyanos, en el cual están Júpiter, Marte y Neptuno.

Los troyanos son objetos estables que co-orbitan al Sol en compañía de un planeta permaneciendo en un punto triangular aproximadamente 60 grados delante o detrás de la órbita del planeta.

"Éste sería el primer troyano de la Tierra", explicó la doctora Guadalupe Cordero, especialista en el sistema planetario e investigadora del Instituto de Geofísica de la UNAM.

"Los primeros asteroides que se descubrieron con estas características (estar en los puntos de Lagrange estables, compartiendo la órbita de un planeta) son llamados así porque el primero que se descubrió, en 1906, fue llamado Aquiles y a los descubiertos después en esas zonas se les nombraron con nombres de héroes de la guerra de Troya".

Connors reporta que 2010 TK7 tiene 300 metros de diámetro y ha presentado una órbita estable en los últimos 10 mil años.

Estos objetos no afectan en nada a la Tierra porque tienen una masa muy pequeña comparada con el planeta y están mucho más lejos de ella que la Luna, consideró Cordero.

"Haciendo una estimación rápida, los troyanos terrestres estarían a un poco más de 150 millones de kilómetros de nuestro planeta, por comparación, la Luna solo está a unos 384 mil 400 km de distancia", agregó Cordero.

La posible existencia de estos objetos fue planteada en 1772 por Joseph Louis Lagrange, quien se preguntaba si tomando al Sol y la Tierra como referentes ¿existirá algún punto en el espacio donde las fuerzas gravitacional y centrípeta de ellos sobre un tercer cuerpo se anulen?

La respuesta del especialista fue que sí y de hecho hay cinco puntos, conocidos ahora como puntos de Lagrange donde podrían encontrarse, tres de ellos situados a lo largo de una línea imaginaria que une las dos masas mayores (el Sol y el planeta) y dos situados en la órbita del planeta, uno adelante y otro atrás.

Los tres primeros puntos son inestables mientras que los últimos dos son estables. Lo que esto quiere decir es que si a un cuerpo situado en alguno de los puntos inestables se les mueve un poco fuera de ese punto, el Sol y el planeta lo van a "sacar" de él y adquirirá otra órbita.