Traducido por el equipo de Sott.net

Una ministra del Gobierno ha sugerido que las personas que tienen problemas con el costo de la vida pueden aceptar más horas o cambiar a un trabajo mejor pagado.
Rachel Maclean

La ministra de Salvaguarda, Rachel Maclean
Rachel Maclean, la ministra de salvaguarda, dijo a Kay Burley, de Sky News, que esas eran algunas de las formas en que los hogares podían "protegerse" mientras los precios se disparan.

Downing Street la defendió después de que los partidos de la oposición criticaran duramente sus comentarios.

Maclean dijo que todos los ministros estaban estudiando la cuestión, ya que los consumidores se enfrentan a "presiones a corto plazo", como las elevadas facturas de energía y alimentos, y añadió que había "más ayuda en camino".


Comentario: ¿Presiones a corto plazo? ¿Quién lo dice? Porque el gobernador del Banco de Inglaterra acaba de advertir de una "apocalíptica escasez de alimentos" y Alemania advierte de una hambruna mundial que podría matar a millones de personas. Y cualquier ayuda que ofrezca el gobierno será seguramente demasiado escasa y tardía, porque tuvieron la oportunidad cuando los agricultores y las empresas les advirtieron de un colapso en la cadena de suministro, pero no se hizo absolutamente nada para mejorar la situación; y lo que es peor, el gobierno ha estado pagando a los agricultores para que "reserven" sus tierras de cultivo y armando a los neonazis en Ucrania mientras sancionaba a Rusia, cortando al país de dos de los mayores proveedores de trigo del mundo.



Pero añadió: "A largo plazo necesitamos tener un plan para hacer crecer la economía y asegurarnos de que la gente es capaz de protegerse mejor, ya sea aceptando más horas o cambiándose a un trabajo mejor pagado, y estas son acciones a largo plazo, pero en eso estamos centrados como gobierno".


Comentario: ¿Necesitamos "tener un plan para hacer crecer la economía"? Quién lo iba a decir. Seguramente es por ideas revolucionarias como estas por lo que ascendió al rango de ministra de salvaguarda.


Al ser preguntada por la evidencia de que algunas personas tienen tres trabajos y aún así tienen que acudir a los bancos de alimentos, añadió: "A menudo hemos oído en el pasado, cuando la gente se enfrenta a problemas con su presupuesto, que uno de los obstáculos (y puede que no lo sea para todo el mundo) es poder aceptar más horas o incluso cambiar a un trabajo mejor pagado.

Por supuesto, es una situación individual que depende de la situación de esa familia en particular, pero por eso existen los centros de empleo, por eso existen los preparadores laborales, por eso hemos puesto el apoyo en esos centros de empleo: para trabajar con los individuos en su propia situación individual".


Comentario: No es tan individual, en realidad, millones de personas se deslizan por debajo del umbral de la pobreza; en particular los que trabajan. En cuanto a los preparadores laborales, los consejos que deben dar son muy parecidos a los de la ministra, salvo que también están facultados para sancionar a los solicitantes de empleo; escándalos anteriores incluyen preguntar a un parapléjico si todavía no podía trabajar y considerar apto para trabajar a un hombre que luego murió de un ataque al corazón de camino a casa.


"Así que puede ser correcto para algunas personas: pueden acceder a horas adicionales.

Pero, por supuesto, no va a funcionar para las personas que ya tienen tres empleos".

La ayuda que se está dando a las escuelas y a través de las autoridades locales se dirigiría a la asistencia "donde más se necesita", dijo.

La Sra. Maclean añadió: "Ya hemos tomado medidas para ayudar a la gente con las facturas de energía y hay más ayudas en camino".

Estos comentarios se hacen eco de una insinuación hecha por Boris Johnson la semana pasada sobre más ayudas por el coste de la vida, aunque esto fue rápidamente seguido por el Tesoro dejando claro que no habría un presupuesto de emergencia.

En febrero, la canciller anunció que la mayoría de los hogares recibirían un descuento de 150 libras en los impuestos municipales y que los consumidores recibirían 200 libras para ayudar a pagar las facturas de energía este otoño, que se devolverían en cinco años.

El laborista Peter Kyle, secretario en la sombra para Irlanda del Norte, criticó los comentarios de la Sra. Maclean sobre el coste de la vida, y describió cómo recientemente conoció a personas en un banco de alimentos que tenían trabajo, pero que lo estaban pasando "muy mal", incluida una madre soltera con dos trabajos.

Dijo a Sky News: "La idea de que podría trabajar más tiempo y, por tanto, no pasar más tiempo con su familia, creo que está desconectada de la realidad de la vida de la gente".

Kyle también se refirió a los recientes comentarios del secretario de Medio Ambiente, George Eustice, quien sugirió que las personas que luchan contra los altos precios de las tiendas deberían comprar marcas baratas.


Comentario: Este tipo de pensamiento asombrosamente distante y condescendiente ha proliferado en la política durante décadas, pero ahora la gente está empezando a sufrir de verdad, y en masa.


El diputado laborista dijo: "Lo que necesitamos que hagan los ministros es resolver los problemas económicos que tienen las familias debido a los problemas económicos a los que se enfrenta nuestro país.

Su trabajo como políticos no es sólo decir a la gente que trabaje más, que trabaje más tiempo y que vaya a por un ascenso.

En realidad, es aceptar la realidad de que, debido a las decisiones que están tomando en Westminster, la gente ya no puede llevar una dieta decente".


Comentario: Los laboristas no son mejores, en los últimos años todos los partidos principales han demostrado que están alineados con la agenda de los poderes establecidos y que traicionarán fácilmente a los votantes si les beneficia personal y políticamente.


La portavoz de Trabajo y Pensiones del Partido Liberal Demócrata, Wendy Chamberlain, dijo: "¿Así que la respuesta de los conservadores a la emergencia del coste de la vida es que la gente debería ganar más? Esto demuestra que no están en contacto con la realidad.

Millones de familias han tenido que hacer grandes recortes y aceptar trabajos adicionales para poder hacer frente a la crisis del costo de la vida. Simplemente no pueden hacer más".

El portavoz oficial del primer ministro dijo: "Creo que la ministra ha sido clara al decir que las circunstancias individuales de las personas varían. Por eso tenemos una serie de medidas a disposición de la gente.

Es totalmente correcto que, como gobierno, queramos encontrar formas de ayudar a más personas a entrar en el mundo laboral y también a conseguir sueldos seguros y mejor pagados".

La Sra. Maclean afirmó posteriormente en un tuit que sus comentarios sobre "un plan a más largo plazo y opciones para algunas personas" habían sido tergiversados.