El presidente de Croacia, Zoran Milanovic, anunció que su país se opondrá a todo intento de ‎ampliar la OTAN mientras no haya solución para la situación de la población croata en Bosnia-‎Herzegovina. ‎
Zoran Milanovic
© Bernd von Jutrczenka / dpa / www.globallookpress.com
El presidente de Croacia, Zoran Milanovic.
Croacia no tiene divergencias particulares con Finlandia o con Suecia, países que ahora quieren ‎incorporarse a la OTAN después de décadas de neutralidad, pero -al igual que Turquía- estima ‎que los intereses nacionales de los croatas están por encima de los intereses de esos países ‎nórdicos. ‎

El hoy presidente de Croacia, Zoran Milanovic, fue consejero de la misión croata ante la Unión ‎Europea y la OTAN en 1969. ‎

En cuanto a Turquía, país que también se opone a la entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN, ‎el presidente demócrata de la comisión del Senado de Estados Unidos a cargo de las relaciones ‎exteriores, Robert Menendez, declaró que prohibirá la entrega de aviones de combate F-16 a la ‎fuerza aérea turca mientras que ese país siga bloqueando la ampliación de la alianza atlántica. ‎