El premier húngaro apuntó que el estado de emergencia permitirá un margen de maniobra y reacción inmediata.
La presidenta de Hungría, Katalin Novák,
© @BalazsOrban_HU
La presidenta de Hungría, Katalin Novák, emitió una enmienda a la Carta Magna para implementar el estado de emergencia.
El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, declaró este martes el estado de emergencia como consecuencia del conflicto en Ucrania con el objetivo de garantizar la seguridad económica del país.

El premier húngaro afirmó que la situación en Ucrania constituye una amenaza para Budapest por lo que la declaración permitirá un "margen de maniobra y capacidad de reaccionar de inmediato".

Asimismo, la presidenta de Hungría, Katalin Novák, emitió este martes una enmienda a la Carta magna con el fin de poder materializar las medidas concernientes al estado de emergencia.

En este sentido, Nóvak señaló que: "Hungría quiere la paz, por lo que también estoy trabajando para garantizar que los efectos de la guerra tengan el menor impacto posible en la vida cotidiana de las familias húngaras".

Por otro lado, el primer ministro Orbán envió una misiva al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en la que expresa que Hungría no respaldará el embargo a los hidrocarburos rusos.

En consonancia con ello, el líder húngaro recalcó la necesidad de solucionar el acceso del país a una fuente segura de abastecimiento de combustible mientras ratificó que la seguridad energética constituye una prioridad.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, expresó al respecto que: "Si estamos desconectados del petróleo ruso, físicamente es imposible comprar suficiente petróleo de cualquier otra fuente para hacer funcionar nuestro país, nuestra economía".