Yair Lapid se convirtió este viernes en el decimocuarto primer ministro de Israel, remplazando a Naftali Bennett.
Yair Lapid
© Ilia Yefimovich / www.globallookpress.com
El primer ministro de Israel, Yair Lapid.
El primer ministro de Israel, Yair Lapid, advirtió este sábado en su primer discurso desde que asumió el cargo el 1 de julio que su país buscará impedir que Irán pueda acceder a armas nucleares, y al mismo tiempo prevendrá que Teherán se fortalezca cerca de su territorio.

"Creemos que la amenaza iraní es la amenaza más grave que enfrenta Israel", indicó Lapid, quien agregó que harán "lo que sea necesario para evitar que Irán adquiera capacidad nuclear" o "se afiance" en sus fronteras.

Además, destacó que defenderá a Israel de aquellos adversarios que buscan su "desaparición". "Me presento ante ustedes en este momento y les digo a todos los que buscan nuestra desaparición, desde Gaza hasta Teherán, desde las costas del Líbano hasta Siria: no nos pongan a prueba. Israel sabe cómo usar su fuerza contra cada amenaza, contra cada enemigo", declaró.

También señaló que su país debe conservar continuamente su "poderío militar", aseverando que se defenderán "por sí mismos". "Nos aseguraremos de tener siempre las Fuerzas de Defensa de Israel, un Ejército con una fuerza innegable, que nuestros enemigos temen", indicó.

Este viernes Yair Lapid se convirtió en el decimocuarto primer ministro de Israel, después de que los legisladores aprobaran el jueves un proyecto de ley para disolver la Knéset, el Parlamento del país, remplazando oficialmente a Naftali Bennett.

Lapid, que anteriormente se desempeñó como ministro de Asuntos Exteriores de Israel, permanecerá en el cargo de manera provisional hasta los nuevos comicios, que tendrán lugar el 1 de noviembre de este año. Podrá continuar como primer ministro si su partido obtiene 61 de los 120 escaños de la Knéset en las próximas elecciones, por lo que tendrá el derecho de formar un nuevo gabinete.