Asimismo, cerca del 39 % de los encuestados indicó que la presidenta de Moldavia, Maia Sandu, no había participado en absoluto en los asuntos del país durante sus dos años en el cargo.
Maia Sandu
© Tomas Tkacik / SOPA Images/Sipa / Legion-Media
La presidenta moldava, Maia Sandu.
Más del 60 % de los ciudadanos de Moldavia cree que su Gobierno está controlado desde el extranjero, según una reciente encuesta realizada por el instituto de investigación local IMAS, que compartió este martes los resultados basados en la opinión de unos 1.100 adultos.

De acuerdo con los nuevos datos, el 59 % de los moldavos considera que la nación está bajo el control de Washington o de la Unión Europea. Otro 3 % sugiere que las riendas del país están en manos de políticos rusos. Mientras tanto, solo una tercera parte de los encuestados opina que Moldavia, de hecho, es gobernada por su presidenta legítima, Maia Sandu.

Un 6 % de los participantes no pudo responder la pregunta de quién realmente decide sobre las políticas de Chisinau.

Cuando se les preguntó cuánto estaba involucrada la líder moldava en los asuntos del país durante sus dos años en el cargo, cerca del 39 % indicó que Sandu no se había involucrado en absoluto, mientras que un cuarto de los encuestados dijo que ella no prestó la debida atención a los problemas internos de Moldavia.

Por otro lado, el 23 % señaló que Sandu se había dedicado adecuadamente a gobernar el Estado, mientras que un 8 % afirmó que la mandataria desempeñaba activamente sus funciones.

Además, los ciudadanos pudieron expresar su opinión acerca de qué lazos bilaterales o multilaterales debería fortalecer Chisinau.

Entre el 36 y el 38 % instaron a cooperar más activamente con Rusia en materia política, económica y de seguridad. Según la encuesta, el segundo lugar entre los posibles socios de Moldavia lo ocupa la UE: un 30 % de los encuestados está a favor de estrechar los vínculos políticos y económicos con el bloque. Al mismo tiempo, solo una quinta parte de los moldavos quiere una colaboración con Europa en materia de seguridad.

En cuanto a la posible alianza con Estados Unidos, la ciudadanía no se mostró a favor de las políticas enfocadas en una mayor cooperación con Washington.

Protestas antigubernamentales en Moldavia

En los últimos meses, Moldavia ha vivido numerosas protestas contra las políticas del Gobierno de Maia Sandu, en las que han participado miles de personas oponiéndose al aumento de los precios de la energía y de los alimentos, la degradación del nivel de vida y el empobrecimiento de la población.

Los manifestantes, apoyados por el partido opositor Șor, exigieron en varias ocasiones la renuncia de la presidenta y del Gobierno actual, además de instar a una convocatoria de elecciones parlamentarias anticipadas.