Bienvenido a Sott.net
dom, 02 oct 2022
El Mundo para la Gente que Piensa

Ciencia y Tecnología
Mapa

Blackbox

Secuencian genoma de un descendiente de Gengis Kan en China

Gengis Kan
© Desconocido

Científicos chinos lograron secuenciar el genoma completo de un descendiente directo de Gengis Kan, reconocido como el fundador del imperio mongol, informaron hoy fuentes vinculadas al programa.

Se trata del primer genoma humano de un mongol, dijo Zhou Huanmin, líder del proyecto y jefe del laboratorio de investigación biológica de la Universidad de Agricultura de Mongolia Interior, con sede en Hohhot, capital de esa región autónoma, en el noroeste de China.

Saturn

El Hubble graba cómo nace una estrella

Observar el nacimiento de una estrella a través de un vídeo ya es posible gracias a la recolección de imágenes llevada a cabo por el telescopio Hubble.

El Hubble graba el nacimiento de una estrella
El Hubble graba el nacimiento de una estrellaEs necesario instalar Adobe Flash Player para poder ver este vídeo.

La NASA ha publicado un vídeo en el que proporcionan los detalles sobre el proceso del nacimiento estelar, en el que se recogen chorros de gas incandescente expulsados por estrellas jóvenes, y que forman parte del ciclo.

Son imágenes tomadas durante 14 años, unidas en una misma secuencia, en las que se observan los chorros expulsados por tres estrellas jóvenes, y que son producto de la acumulación de gas que surge alrededor de estas formaciones.

Telescope

Crece el misterio sobre la materia oscura

Galaxia enana
© David A. Aguilar/CfA
Concepción artística de una galaxia enana
Al igual que todas las galaxias, la Vía Láctea alberga a una extraña sustancia llamada materia oscura. La materia oscura es invisible, delatando su presencia sólo a través de la atracción gravitacional que ejerce sobre la materia visible.

Sin la materia oscura manteniéndola unida, las estrellas más rápidas de nuestra galaxia se desperdigarían por todas direcciones. La naturaleza de la materia oscura es un misterio, que, en vez de aclararse un poco, se ha oscurecido aún más a raíz de los desconcertantes resultados de una nueva investigación.

"Después de completar este estudio, sabemos menos acerca de la materia oscura de lo que sabíamos antes", acota con ironía Matt Walter, coautor del estudio, del Centro para la Astrofísica, organismo gestionado conjuntamente por la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsoniano.

El modelo cosmológico estándar describe un universo dominado por la energía oscura y la materia oscura. La mayoría de los astrónomos supone que la materia oscura consiste en unas exóticas partículas "frías" (es decir, de movimiento lento) que se agrupan por la gravedad. Con el paso del tiempo, estos cúmulos de materia oscura crecen y atraen a la materia normal, formando las galaxias que vemos hoy en día.

Saturn

El 'banquete' cósmico de un agujero negro

Nube de gas y polvo estelar
© Nature
Recreación de la nube de gas y polvo estelar cerca del agujero negro.

El agujero negro supermasivo que hay en el centro de la Vía Láctea está a punto de 'zamparse' una gigantesca nube de gas y polvo de estrellas, un acontecimiento astronómico que se ha logrado detectar con los telescopios del Observatorio Austral Europeo (ESO) y que, según los astrónomos, podrá observarse desde la Tierra.

El hallazgo de la futura 'cena' estelar, publicado esta semana en 'Nature', fue realizado por un equipo de astrónomos dirigido por Reinhard Genzel, del Instituto Max-Planck de Alemania. Los investigadores detectaron que un objeto que se acercaba al agujero negro de nuestro centro galáctico había aumentado su velocidad en los últimos siete años, hasta alcanzar los ocho millones de kilómetros a la hora.

Bug

Crean un material fuerte como el aluminio que imita la cutícula de los insectos

Ala de insecto
© Wyss Institute
Una réplica del ala de un insecto hecha con el nuevo material llamado Shrilk.
De excepcional resistencia, ligero, barato y biodegradable, podría reemplazar a los plásticos e incluso suturar heridas.

Investigadores del Instituto Wyss de Ingeniería Inspirada Biológicamente en la Universidad de Harvard han desarrollado un nuevo material que imita la excepcional fuerza, resistencia y versatilidad de uno de los más extraordinarios sustancias de la naturaleza, la cutícula de los insectos. De bajo coste, es biodegradable y biocompatible, por lo que el nuevo material, llamado Shrilk, quizás pueda reemplazar algún día a los plásticos en productos de consumo y ser usado de forma segura en una variedad de aplicaciones médicas, según los científicos. Los resultados de la investigación aparecen en la edición online de la revista Advanced Materials.

La cutícula natural de los insectos, como la que se encuentra en el exoesqueleto rígido de una mosca o un saltamontes, está especialmente preparada para el reto de proporcionar protección sin añadir peso o volumen. Como tal, puede desviar ataques químicos y tensiones físicas sin dañar los componentes internos del insecto, mientras que da estructura a los músculos y las alas de los insectos. Es tan ligera que no inhibe el vuelo y tan delgada que permite una mayor flexibilidad. También es notable es su capacidad de variar sus propiedades, de rígida a lo largo de los segmentos del cuerpo y las alas del insecto a elástica en las uniones de sus extremidades.

Magnify

La revolución en miniatura

Rosa López del Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos, IFISC (CSIC-UIB) | Cati Cladera
© El Mundo
El transporte de supercorrientes en nanotubos de carbono impulsará el desarrollo de innovadoras aplicaciones en dispositivos electrónicos

Analizando un depósito de carbono el investigador Sumio Iijima observó al microscopio unas raras fibras depositadas sobre una mota de hollín. Lo que a primera vista pensó que eran simples desechos pulverizados se revelaron, tras su estudio, como mucho más interesantes de lo que en principio pudieran parecer. Corría el año 1991 y acababa de descubrir de forma casual los nanotubos de carbono. Dos décadas después muchas de las propiedades atribuidas a estas extraordinarias fibras han sido comprobadas experimentalmente y, en la actualidad son uno de los hitos de la nanotecnología.

Saturn

Planetas formados de diamantes en la Vía Láctea

Planetas de diamante
© NASA
Recreación de un posible planeta compuesto de diamante en la Vía Láctea.
Los diamantes, la piedra más preciada de este planeta, por lo que ha provocado sangrientas guerras, no es exclusiva de la Tierra. Investigadores de las Universidades de Manchester (Reino Unido) y de Ohio (EE. UU.) aseguran en un nuevo trabajo que en la Vía Láctea hay planetas de un tamaño mayor a nuestro -supertierras- que podrían estar compuestos hasta un 50% por diamantes.

El pasado mes de agosto, un equipo de CSIRO (Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia) descubrió uno de estos astros diamante a 4.500 años de la Tierra, con sólo 60.000 kilómetros de diámetro, pero según este nuevo trabajo podrían ser muchos más de lo que se piensa. "Es difícil saber cuántos hay, pero pensamos que suponen un porcentaje de todos los planetas terrestres que existen", señala Wendy Panero a elmundo.es, de la Universidad de Ohio.

Para llegar a esta conclusión, los científicos no miraron hacia el Cosmos, sino que realizaron un experimento en un laboratorio de la Universidad de Ohio, donde reconstruyeron las temperaturas y las presiones que hay bajo la corteza terrestre para determinar cómo se forman estas piedras preciosas y entender lo que pasa con el carbono que hay en otros planetas del Sistema Solar.

Einstein

Insinúan posibilidad de que exista la "partícula de Dios"

Bosón de Higgs
© AFP/Fabrice Coffrini
Un gráfico que muestra las huellas de la colisión de partículas en el Compact Muon Solenoid. Los científicos en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) creen que han identificado la localización del bosón de Higgs, una partícula subatómica difícil que se cree que es un elemento fundamental del universo.

Los científicos que escudriñan el mundo subatómico en busca de una partícula que podría dar razón de la materia dijeron haber hallado pistas que parecerían indicar su existencia. El bosón Higgs, que se conoce popularmente como "Partícula de Dios", tiene las máximas probabilidades de acelerador de partículas donde se procede a su búsqueda, dijeron el martes voceros de dos equipos independientes de investigación.

Los investigadores insistieron en que no tienen datos suficientes todavía como para dar certeza de la existencia de la partícula, pero agregaron que los datos más recientes son suficientemente firmes como para anticipar que el año próximo podrá determinarse si existe o no.

Telescope

Insólita estrella vampiro revelada en el observatorio Paranal de ESO en Chile

La materia en lugar de fluir como un torrente desde una estrella hacia la otra, fue expulsada de la estrella gigante en forma de viento estelar para luego ser capturada por la compañera más caliente, lo que cambia totalmente los modelos existentes.

Imagen
© ESO / Chile
Insólita estrella vampiro revelada en el observatorio Paranal de ESO en Chile.
Los cuatro telescopios del Observatorio Paranal del Observatorio Espacial Europeo (ESO) que se encuentra en la región de Antofagasta en Chile en el cerro Paranal, se combinaron para crear una magnífica fotografía sin precedentes de lo que son las estrellas vampiro, donde se detecta la transferencia de masa entre una y otra de una manera desconocida para los astrónomos y que descarta los modelos antes existentes.

Para el astrónomo Nicolas Blind de Grenoble Francia, autor principal del estudio publicado el 7 de diciembre, "las imágenes son tan nítidas que no solo podemos observar las estrellas que orbitan entre sí, sino también medir el tamaño de la estrella más grande".

La estrella vampiro, como le llama Nicolas Blind, se encuentra en la Constelación de Lepus en un sistema poco común llamado SS Leporis.

En SS Leporis existen dos estrellas que orbitan una entorno a la otra en 260 días separadas por un poco más de la distancia que entre el Sol y la Tierra.

Beaker

Luca, el súper organismo que dio origen a la vida en la Tierra

Se cree que habitó hace más de 3 mil millones de años y se extendió por el planeta haciendo del océano un solo ser viviente.

Imagen
© Desconocido
Hace más de tres mil millones de años un megaorganismo se extendió por el mar con la chispa de la vida. Este organismo, que los científicos llaman LUCA, parece haber sido una amorfa constelación de células en un estado de intercambio idílico que abarcó el océano, haciendo del planeta Tierra prácticamente un solo organismo vivo. Las implicaciones de LUCA (Last Universal Common Ancestor), desde una perspectiva estrictamente científica, giran en torno a que toda la vida en la Tierra está relacionada y tiene un ancestro en común; desde un punto de vista especulativo, la presencia primordial de LUCA nos remite a la idea que atraviesa la historia sobre una especie de diosa planetaria - la llamada Madre Naturaleza - que funge como la matriz unificadora de esta existencia y de esta realidad terrenal. Y en este sentido LUCA, podríamos aventurar, quizás no sea solamente el organismo que dio origen a la vida en la Tierra: es la Tierra misma y la vida entera.

Aunque la idea de LUCA, un último antepasado común universal, es polémica, el trabajo reciente de Gustavo Caetano-Anollés de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign sugiere que su existencia es plausible. Aparentemente LUCA sería el resultado del esfuerzo primigenio de la vida para sobrevivir en una atmósfera que aún no se recombinaba para producir los moléculas que permiten la vida como la conocemos. Sin embargo estas condiciones remotas, hace unos 3.6 mil millones de años (se calcula que la Tierra tiene poco más de 4 mil millones de años), eran también las de un idilio de transmisión de información genética. Las células primitivas que intentaban sobrevivir intercambiaban partes útiles sin tener que competir entre ellas, creando lo que se sugiere fue un "mega-organismo global".

Se calcula que fue hace 2.9 mil millones de años que LUCA se dividió en tres dominios de vida: las bacterias unicelulares, los archaea y los eucariotes, los cuales dieron pie a la formación de plantas y animales.