Bienvenido a Sott.net
mie, 22 sep 2021
El Mundo para la Gente que Piensa

Ciencia y Tecnología
Mapa

Telescope

Fuertes vientos barren el polvo interestelar de las galaxias

Imagen
© Desconocido
Recreación artística de una galaxia con una fuga molecular
El telescopio espacial Herschel de la ESA ha detectado fuertes tormentas de polvo saliendo de varias galaxias. Hace tiempo que se sospecha que estas corrientes podrían tener la fuerza suficiente para despojar a las galaxias de gas, deteniendo el proceso de formación de estrellas a su paso.

Herschel ha detectado vientos de una magnitud extraordinaria; los más rápidos soplan a una velocidad de más de 1000 km/s, lo que viene a ser unas 10 000 veces más rápido que los huracanes terrestres.

Esta es la primera vez que se observa este fenómeno de forma inequívoca en una serie de galaxias. Es un descubrimiento de gran importancia, ya que las estrellas se forman a partir del gas y el polvo interestelar, por lo que estas corrientes están despojando a las galaxias de la materia prima que necesitan para formar nuevas estrellas. Estos vientos podrían alcanzar la magnitud suficiente como para detener por completo la evolución de aquellas estrellas que se encuentran en pleno proceso de formación.

"Gracias a Herschel, por fin tenemos la oportunidad de estudiar qué papel juegan realmente estas corrientes de gas en la evolución de las galaxias", comenta Eckhard Sturm del Instituto Max-Planck de Física Extraterrestre en Alemania, autor principal del artículo que presenta este descubrimiento.

El doctor Sturm y su equipo utilizaron el instrumento PACS (Photoconductor Array Camera and Spectrometer) a bordo de Herschel para estudiar una serie de 50 galaxias. Esta primera publicación presenta los resultados de la observación de seis de ellas.

Arrow Up

La vida tras un trasplante de cara


Rocket

La NASA prepara bajo el agua futuras misiones tripuladas a asteroides

Imagen
© NASA
Para determinar la mejor manera de explorar los asteroides en el futuro, científicos e ingenieros de la NASA efectuarán experiencias bajo el agua en la XV expedición en Operaciones de Misiones en Ambientes Extremos, NEEMO por sus siglas en inglés.

La expedición NEEMO de este año, que incluirá el complemento habitual de astronautas e ingenieros, está programada en el fondo marino para octubre. Dado que esta es la primera misión para simular un viaje a un asteroide, hay mucho trabajo por hacer antes de que la misión pueda comenzar.

Para prepararse, los ingenieros han viajado al Laboratorio Submarino Acuario, cerca de Key Largo, Florida, propiedad de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), para trabajar en algunos de los conceptos que se pondrá a prueba en el otoño.

"Incluso los expertos no saben si la superficie de un asteroide va a ser asi", dijo el gerente de Proyecto NEEMO, Bill Todd. "Puede haber asteroides que ni siquiera sepamos de su existencia y que se van a visitar. Así que estamos averiguando la mejor manera de hacerlo."

Rocket

Nuevos candidatos para una futura misión Discovery de la NASA

Imagen
© NASA
La exitosa serie de misiones Discovery de la NASA no va a detenerse. La NASA acaba de otorgar varios contratos de estudio preliminar a diversos grupos para que desarrollen sus propuestas y así sea posible elegir una nueva misión en 2012, la cual volaría en 2016 hacia algún lugar del sistema solar.

Su precio entonces, dejando aparte los costes de lanzamiento, no deberá sobrepasar los 425 millones de dólares. Los contratos de 3 millones de dólares otorgados ahora a los candidatos servirán para reducir el riesgo y definir mejor el concepto alrededor del cual gravitarán.

Esta ronda de propuestas se solicitó en junio de 2010. La NASA recibió y revisó 28, siendo tres las que han recibido el favor de los ingenieros y de la dirección de la agencia, que quiere profundizar en sus características.

Continuar leyendo

Telescope

Un asteroide persigue a la Tierra hace 250.000 años

Imagen
© Telescopios Faulkes
Astrónomos del Observatorio de Armagh de Irlanda del Norte han encontrado que un asteroide recientemente descubierto ha estado siguiendo a la Tierra en su movimiento alrededor del Sol durante al menos los últimos 250.000 años, y puede estar íntimamente relacionado con el origen de nuestro planeta. Su trabajo aparece en un artículo en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

El asteroide llamó primero la atención de estos científicos, Apostolos "Tolis" Christou y David Asher, dos meses después de haber sido encontrado por el satélite infrarrojo WISE. "Su distancia media al Sol es idéntica a la de la Tierra", dice el Dr. Christou, "pero lo que realmente me impresionó lo similar que su órbita era a la de la Tierra".

La mayoría de asteroides cercanos a la Tierra tienen órbitas muy excéntricas, en forma de huevo, y recorren órbitas en el sistema solar interuir. Pero el nuevo objeto, denominado 2010 SO16, es diferente. Su órbita es casi circular, de modo que no puede acercarse a cualquier otro planeta del sistema solar, excepto la Tierra".

Los investigadores se propusieron investigar la estabilidad de esta órbita y durante cuánto tiempo venía siendo ocupada por el asteroide. Para ello, primero tuvieron que tener en cuenta la incertidumbre actual en la órbita del asteroide. "No saber con precisión la ubicación de un objeto próximo a la Tierra recién descubierto es bastante común", explicó el doctor Asher.

Magnify

Los que se distraen tienen más materia gris

Imagen
© Desconocido
Aunque el mundo actual exige la máxima atención para desarrollar con éxito muchas de las tareas diarias, una investigación reveló una curiosa relación. Es que al parecer la tendencia a distraerse con cualquier cosa y el tamaño del cerebro, más precisamente del lóbulo parietal superior, están estrechamente vinculados.

Concretamente, los resultados arrojaron que las personas distraídas suelen tener un mayor volumen de materia gris en esa región cerebral. Es decir, tienen más densidad de neuronas en una de las áreas que, precisamente, se utiliza en la acción de prestar atención a una tarea.

Por eso los autores reconocen que el descubrimiento es contraintuitivo, ya que tener más células grises debería suponer un mejor resultado a la hora de mantener la concentración, pero la realidad demuestra que ocurre todo lo contrario.

"Es un poco chocante que la capacidad de esta región sea peor cuando su tamaño es mayor", reconoce a elmundo.es el investigador Ryota Kanai, neurocientífico del University College de Londres y principal firmante de la investigación, publicada en The Journal of Neuroscience.

Telescope

Los cometas más impactantes del Sistema solar

Imagen
© NASA

Meteoro Gemidas. Esta bola de fuego causada por el meteoro es una de las más grandes registradas.
La colección de imágenes de la NASA son útiles para comprender el origen y la evolución del nuestro sistema planetario.

La NASA publicó una colección de imágenes impactantes del Sistema solar y de lugares en la Tierra donde se llevan a cabo investigaciones.

La colección lleva el nombre "De la tierra al Sistema Solar" (From Earth to the Solar System [FETTSS]) celebra el "Año del Sistema Solar", un tiempo sin precedentes en la actividad de la exploración del Sistema Solar.

De acuerdo con la NASA, la muestra "es útil para comprender el origen y evolución del Sistema solar y la búsqueda de vida en otros planetas", publica la página ABC.es.

Las fotografías, que están disponibles en la página FETTSS, son las más "bellas" que han captado los astrónomos.

Te mostramos la selección de imágenes de los cometas y meteoritos más impactantes.

Magnify

Un nuevo mineral fue encontrado en un meteorito antiguo

Imagen
© Desconocido
Un equipo de investigadores anuncia el descubrimiento de un nuevo mineral en un meteorito antiguo, que probablemente se formó cuando el sistema solar era en sus inicios. El nuevo material es muy peculiar, y necesita condiciones especiales a fin de formarse.

Los expertos lo descubrieron al analizar la condrita asteroide llamada NWA 1934 CV3. El objeto es un miembro de una clase especial de rocas espaciales, que se cree que comenzó a formar al mismo tiempo que los planetas y satélites del sistema solar hicieron.

Se estima que NWA 1934 CV3 tiene unos 4,5 millones de años, lo que significa que se condensa desde la misma nebulosa solar que eventualmente formó todos los planetas, lunas y rocas espaciales que vemos hoy.

Los investigadores habían apodado al nuevo material krotite y determinaron que necesita temperaturas superiores a 1.500 grados Celsius (2.732 grados Fahrenheit) para formarse. En esencia, es un compuesto de oxígeno, aluminio y calcio, según informa Space.

La razón de por qué es tan importante estudiar estos antiguos condritas es porque puede darnos una comprensión más profunda de lo que pasó cuando el disco protoplanetario alrededor del Sol recién formado comenzó a diferenciarse en todos los componentes que vemos hoy.

Arrow Down

Tigres de Sumatra en peligro por la tala de bosques en Indonesia


Cámaras ocultas del Fondo Mundial de la Naturaleza lograron captar un número récord de tigres de Sumatra, filmando a 12 felinos en sólo dos meses, entre ellos dos madres con crías, en el bosque de Bukit Tigapuluh, Indonesia.

Telescope

Se presenta un nuevo mapa 3D del universo lejano a partir de la observación de 14.000 cuásares

Imagen
© Desconicido
Una parte del mapa tridimensional del universo, elaborado por científicos del tercer proyecto Exploración Digital del Espacio Sloan.
Científicos del tercer proyecto Exploración Digital del Espacio Sloan (Sloan Digital Sky Survey, SDSS-III) han creado el mapa en 3D más grande del universo lejano a partir de la observación de cuásares, los objetos más brillantes del cosmos que permiten detectar el hidrógeno intergaláctico. Este mapa proporciona una visión del universo sin precedentes: cuando sólo tenía 3.000 millones de años (ahora tiene 14.000 millones). En este trabajo, dirigido por Anze Slosar, profesor del Laboratorio Nacional de Brookhaven, también han participado Jordi Miralda, investigador ICREA del Instituto de Ciencias del Cosmos de la UB, y Andreu Font Ribera, estudiante de doctorado de la UB del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC).

Mediante el Espectroscopio Detector de Oscilación de Bariones (Baryons Oscillation Spectroscopic Survey, BOSS), el equipo del SDSS-III ha observado 14.000 cuásares, unos objetos astronómicos formados por agujeros negros gigantes que se pueden observar a miles de millones de años luz de la Tierra gracias a su gran luminosidad. La luz emitida por los cuásares, a lo largo de su recorrido hacia la Tierra, atraviesa las nubes de gas de hidrógeno intergaláctico, que la absorben a determinadas longitudes de onda. Tal como explica el investigador Jordi Miralda, «mediante este sistema podemos determinar la distribución de gas intergaláctico en el universo primitivo, y ver cómo se formaron los cúmulos y supercúmulos de galaxias a grandes escalas a partir del colapso gravitatorio».