Bienvenido a Sott.net
sab, 21 abr 2018
El Mundo para la Gente que Piensa

Fuego en el Cielo
Mapa

Fireball 5

Otra bola de fuego sobre Japón

Como se puede observar en la secuencia, el bólido atraviesa el cielo a una enorme velocidad para desaparecer de la misma forma que aparece, y todo esto es cuestión de 12 segundos, lo que nos da una idea de su velocidad y recorrido.

bola de fuego Japón - 16 Nov 2013
En el vídeo de abajo se aprecia perfectamente como se desvanece igual que aprecio sin causar nada mas que admiración de los que lo contemplaron.


Fireball

Un objeto de gran brillo atravesó el cielo de Galicia en la noche del pasado jueves

El observatorio astronómico Ramón María Aller, de la Universidade de Santiago, detectó el paso de un meteorito de gran luminosidad sobre el territorio gallego en la noche del jueves. El objeto fue registrado a las 21.51 horas por las cámaras del observatorio -que tomaron la imagen situada a la derecha de estas líneas- y seguía aparentemente una trayectoria de norte a sur.

El bólido fue percibido claramente a esa misma hora en pleno centro de la localidad lucense de Monforte, donde pudo verse en forma de un disco brillante de coloración verdosa que cruzó el cielo a gran velocidad dejando una estela luminosa y pareció desintegrarse pocos segundos después de hacerse visible.

Los responsables del observatorio señalaron ayer que el meteorito seguramente pudo ser visto en otras zonas del sur de Galicia, pero por ahora no se conocen más testimonios de más avistamientos.

Fireball 3

La explosión del meteorito Chelyabinsk fue tan brillante que la radiación quemaba los ojos y la piel de las personas (Vídeo)

Traducido por el equipo de SOTT.

En su forma más intensa, La bola de fuego meteoro brillaba 30 veces más que el sol causando quemaduras en la piel y la retina, dicen los investigadores.

Imagen
Los científicos han publicado el panorama más completo hasta la fecha de la devastación causada por el meteoro que explotó sobre la ciudad de Chelyabinsk en Rusia este año.

Se descubrió que la roca espacial de 20 metros de ancho, se precipitó desde el cielo hacia la ciudad en febrero y comenzó a destrozarse a una altitud de 28 kilómetros. Viajando a una velocidad de 12 kilómetros por segundo, la roca explotó con la energía de alrededor de 500 kilotoneladas de TNT.

Directamente debajo de la trayectoria del meteoro, la onda expansiva fue lo suficientemente potente como para eliminar a las personas. Las ventanas se rompieron en más de 3.600 edificios y el techo de una fábrica se derrumbó.

En la biblioteca local en Yemanzhelinsk, a 30 kilómetros de distancia, una estatua de Pushkin quebró cuando fue golpeado por un marco de ventana. Al menos 1.210 personas fueron atendidas por lesiones, la mayoría por la caída de escombros de construcción y cristales rotos.


Meteor

¿Nos están mintiendo otra vez? Un satélite caerá a la Tierra pero nadie sabe dónde

El satélite europeo Goce no caerá hoy viernes a la Tierra, como había anunciado el lunes la Agencia Espacial Europea (ESA), sino dentro de dos o tres días. "El momento más probable de caída es el lunes a las tres de la madrugada" (hora de España), informó ayer el director de la misión, Rune Floberghagen, en entrevista telefónica. "Pero hay un margen de error en la predicción y el momento exacto podría adelantarse o retrasarse varias horas".

Imagen
© Agencia Espacial Europea
Imagen virtual del satélite Goce sobre la superficie terrestre
El lugar preciso de la caída sigue sin poder predecirse, ya que Goce completa una órbita alrededor de la Tierra en poco más de una hora y media. Por ello, una imprecisión de tres cuartos de hora en la predicción del momento de la caída implica que el satélite pueda caer en un lugar de la Tierra o en sus antípodas.

Los análisis de caídas anteriores de chatarra espacial indican que, para un satélite de una tonelada como Goce, unos 750 kilos se desintegrarán en la atmósfera y 250 kilos llegarán a la superficie terrestre. Las simulaciones informáticas del descenso indican que estos 250 kilos caerán fragmentados en unos 40 trozos a lo largo de una franja de 90 kilómetros sobre la superficie terrestre. El más grande de estos fragmentos puede alcanzar los 90 kilos.

Comentario: Recientemente, el New York Times publicó un artículo acerca de nuestros científicos subestimando la amenaza de meteoritos. Decimos que es un eufemismo del siglo, pero eso no viene al caso. Basta con leer la serie Cometas y Catástrofes para aprender más. Lo que es interesante, es que en la misma fecha, además del mencionado artículo, el artículo anterior acerca de la amenaza del satélite también fue mostrado en la página principal del periódico. Y, si bien puede dar al ojo inexperto la impresión de que todo está bajo control, y que incluso si hay problemas, al menos, las autoridades se responsabilizarán e idearán posibles formas de lidiar con las amenazas cósmicas potenciales, en realidad, ésto no podría estar más lejos de la verdad. De hecho, podríamos estar hablando de más mentiras y ofuscación.

Ciertamente, es posible que en este caso particular, en efecto, haya un satélite que caerá, pero lo más probable es que hay una posible amenaza cósmica que en realidad no pueden cubrir, por lo que, por lo menos, tratan de contener y gestionar la posible reacción del público. Gestión de la percepción , señoras y señores, eso es lo que buscan . Así que, póngase cómodos y prepárese para el espectáculo.

También lea los siguientes artículos (en inglés):

Disfrazando las intenciones celestiales: 'fragmentos de escombros espaciales chinon chocan con un satélite ruso'
'Expertos' dicen bola de fuego 'que brillaba como tren de fuego' vista desde Canadá a Georgia el domingo fue 'probablemente un satélite cayendo'
Alerta de Propaganda! Un satélite ruso difunto chocará contra la Tierra otra vez
Estos molestos fragmentos de come... err... de satélite: Órbita de la Estación Espacial se elevó para evitar la colisión con basura espacial


Fireball 3

Bola de fuego vista en el cielo de Portland en Oregon

Imagen
© George Varros and Dr. Peter Jenniskens/NASA/Getty Images
En el Espacio - 19 de noviembre: La imagen tomada con un dispositivo de localización de meteoritos desarrollado por George Varros, muestra como un meteorito entra en la atmósfera de la Tierra durante la lluvia de meteoros Leónidas del 19 de noviembre de 2002. El dispositivo, que se despliega a bordo de un DC-8 de la NASA, rastrea y fotografía meteoritos.
Varias personas en el área metropolitana de Portland dijeron haber visto una bola de fuego en el cielo en la mañana del miércoles, moviéndose de este a oeste.

Tres espectadores diferentes contactados por KGW dicen haberla visto poco antes de las 6 de la mañana.

"Yo estaba paseando a mi perro esta mañana alrededor de las 5:55 y vi lo que parecía que alguien encendía una pelota de tenis en el fuego y la tiraba", dijo el espectador John Kisling. "Le tomó un par de segundos atravesar el cielo."

Un experto dijo a KGW que era un trozo de un asteroide ardiendo cuando llegó a la atmósfera.

"Las bolas de fuego no son infrecuentes", dijo Dick Pugh de la Portland State University Meteorite Labratory. "La pregunta es: ¿Caen hasta bajar del todo?"

Pugh dijo que la mayoría de las piezas de "basura espacial" se queman cuando llegan a la atmósfera. Sin embargo, algunas empujan a través y caen al suelo, convirtiéndose en meteoritos. Quienes van acompañadas de un sonoro sonido. En Witnesses en el área de Portland se está de acuerdo en que la bola de fuego de este miércoles fue en silencio.

Fireball 4

Video: testigos avistan un meteorito sobre Los Ángeles y San Diego (EEUU)

Imagen
Numerosos testigos aseguran haber visto un meteorito sobre Los Ángeles, San Diego, California Sur, así como en Texas y Arizona, lo que ha desatado un avalancha de tuits y de llamadas.

Mientras unos escriben presa de la alucinación cosas como: "Iluminó toda la ciudad", otros expresan su incredulidad: "O acabo de ver un meteorito sobre Los Ángeles o mi amigo de Facebook y yo estamos sufriendo de una psicosis colectiva".

"He visto el meteoro, era enorme y se rompió en tres grandes pedazos", asegura un testigo a través de Twitter.

Otra mujer lo describe así: "Parecía algo ardiendo al entrar en la atmósfera, un gran estallido. Un meteorito, quizá".

"El objeto blanco más brillante que he visto jamás", escribe John B. de Temecula.

"Se han registrado un montón de avistamientos de meteoros esta noche. Probablemente están asociados a la Táuridas del Sur [lluvia de meteoros]", comentó por su parte el Servicio Meteorológico Nacional.

El avistamiento de este meteoro ocurre horas después de que científicos declararan que la caída de meteoros como el que estalló en febrero sobre la ciudad rusa de Cheliábinsk son más frecuentes de lo que se pensaba.


Fireball 2

Bola de fuego explota 30 kilometros encima de Sarajevo, Bosnia

Imagen
© desconocido
La Sociedad Astronómica de Sarajevo informó de un meteorito brillante "bola de fuego", entró en la atmósfera con múltiples explosiones por encima de la ciudad de Sarajevo capital de Bosnia el 2 de noviembre de 2013.

Varias explosiones se registraron esa noche a las 00:36:59 cuando el bólido penetró la atmósfera y sus fragmentos podrían haber golpeado el suelo.

Fireball 2

Bola de fuego impresionante capturada en el cielo de Japón - 30 de octubre 2013

Traducción por el equipo es.sott.net

El conductor tuvo la suerte de tener la cámara encendida ... de hecho grabó una larga bola de fuego cruzando por el cielo de Japón.



Esta estupenda grabación del meteorito fue capturado el 30 de octubre, 2013 cerca de Yokohama, en Japón. La siguiente imagen fue tomada desde Asahi Village en la Prefectura de Nagano.

Imagen
© http://sonotaco.jp/forum/viewtopic.php?t=3116&sid=82158aeeb5e267abbce200972516d5fc
Bola de fuego visto en Japón - 30 de octubre 2013

Better Earth

Guerras, pestes y brujas

Traducción por el equipo de SOTT en español

Imagen
© Desconocido
Era una clara y calurosa noche en la capital. El bullicio del comercio y turismo metropolitano llenaba las calles. Pequeñas embarcaciones a vela estaban a la vista de los edificios gubernamentales e inundaban las aguas tranquilas, navegando con la suave brisa del sur. El sol resplandecía sobre el suave oleaje y su estela prestaba un brillo luminoso a las amapolas y tulipanes que oscilaban sobre la costa. Todo estaba en orden.

Pero de pronto, el cielo brilló como si hubiera un segundo Sol, más resplandeciente. Un segundo grupo de sombras aparecieron; largas y tenues en un principio y luego rápidamente acortadas y afiladas. Al mismo tiempo un extraño silbido o zumbido pareció escucharse desde todas las direcciones. Miles se dieron la vuelta y miraron al cielo buscando el nuevo Sol. Sobre ellos apareció una tremenda y cegadora bola de fuego blanca. Durante unos segundos la feroz bola de fuego dominó el cielo, avergonzando al Sol. El cielo se volvió blanco y quemado, pasó lentamente a un amarillo y anaranjado, y luego se volvió rojo cobrizo. El espantoso silbido cesó. Los espectadores, cegados por el flash, quemados por el calor, cubrieron sus ojos y sintieron el terror. Los ocupantes de oficinas y departamentos corrieron a las ventanas, buscando en el cielo la fuente de la bengala brillante que iluminaba sus ambientes. Una gran nube turbulenta cubrió la mitad del cielo. Durante una docena de latidos la ciudad había quedado aturdida y silenciosa.

Luego, sin aviso, una tremenda explosión estremeció la ciudad, arrojando a los peatones contra el suelo. Ventanas y puertas volaron; cercas, paredes y techos gimieron y se quebraron. La onda expansiva corrió por la ciudad y por sus aguas golpeando a las embarcaciones. Un viento caliente y sulfuroso, como una puerta abierta al infierno, el aliento de un horno cósmico, descendió presionando desde el cielo, cargado con la interminable reverberación de invisibles deslizamientos de tierra. Luego el aliento caliente disminuyó y se detuvo; la normal brisa volvió con renovado vigor, y un aire fresco sopló por la ciudad desde el sur. El cielo se volvió gris, y luego en un portentoso negro. Una turbulenta nube negra pareció descender del cielo. Un polvo negro y fino comenzó a caer, lentamente, delicadamente, suspendido y aventado por la brisa. Cayó durante una hora o más, hasta que, disipada y dispersada por la brisa, se despejó la vista.

Muchos pensaron que era el fin del mundo...

Comentario: Este es el quinto artículo de la serie "Cometas y Catástrofes" por cuya relavancia actual hemos decidido volver a compartir con ustedes, esperamos que les resulte interesante y educativo, y que sirva para abrir la mente a nuevas posibilidades y probabilidades sobre todo en estos momentos en que los datos aportan indicios que revisten de firmeza lo que se trabaja en esta serie de artículos.

Para leer el siguiente artículo de la serie sobre Cometas y Catástrofes pinche aquí.


Fireball 4

Bola de fuego en el cielo Noroeste del Pacífico, posiblemente cayó en el océano Pacífico

Imagen
© Sociedad Americana de Meteoros
Trayectoria preliminar
Traducción por el equipo es.sott.net

Una bola de fuego sobre el cielo al noroeste del Pacífico, hizo que decenas de personas reportaran avistamientos a la American Meteor Society("Sociedad Americana de Meteoros") el miércoles. La sala de prensa de FOX 12 comenzó a recibir informes de una luz brillante parpadeante en el cielo alrededor de las 6 am del miércoles.

Expertos del AMS dijeron que parece que el meteorito de tamaño decente entró en la atmósfera de la Tierra en el estado de Washington, viajó en dirección este a oeste y cayó en el Océano Pacífico. "Pasó de un extremo a otro, nunca se desvaneció", dijo un testigo. Un informe de Tigard dijo que "viajó de este a oeste a través de todo el cielo visible - por mucho tiempo."

Otro testigo, de Gladstone, lo describió como "la estrella fugaz de más larga duración que he visto en mi vida."

También se reportaron avistamientos en Columbia Británica, Alberta, Montana y Washington. Debido al cielo nublado en la zona de Seattle, hubo muy pocos avistamientos reportados allí. Los expertos del OMSI dicen que una bola de fuego es otro término para un meteorito muy brillante, por lo general más brillante que la magnitud -4, que es aproximadamente la misma magnitud del planeta Venus por la mañana o por el cielo de la tarde.