Bienvenido a Sott.net
sab, 21 sep 2019
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Family

Por qué los niños necesitan a sus padres (o al menos modelos paternos): La masculinidad se vuelve tóxica sólo cuando no tiene sentido

Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Cuando pasas tiempo con niños y niñas, una de las primeras cosas que notas es que generalmente son profundamente diferentes. Lo digo en general, por supuesto, porque hay excepciones a toda regla de comportamiento humano. No todas las chicas son iguales. No todos los chicos son iguales. Pero hay verdades generales, y aquellos que ven el mundo con ojos honestos pueden verlas todos los días.
sledding
© Frank Polich/Reuters
A veces pienso en la semana que pasé hace unos años acompañando a mi hija en su viaje de estudios de octavo grado a Washington, D.C. Fue como pastorear dos colonias diferentes de humanos. Estaba el grupo de chicas - calladas, obedientes, ocasionalmente llenas de lágrimas, pero manejando su drama a través de mensajes de texto y medios de comunicación sociales. Luego estaba el grupo de niños, mejor descrito como una pelea continua de bajo nivel. Estaban constantemente empujando, agarrando y burlándose. A menudo se podía discernir las mejores amistades encontrando a los tipos que más agresivamente se atacaban entre sí, verbal y físicamente.

Los patrones - aunque menos pronunciados, ya que todo es menos pronunciado fuera de la escuela media - persisten durante toda la vida. Los chicos son más fuertes que las chicas. Son más activos físicamente, menos dispuestos a quedarse quietos. Son más agresivos. En muchos sentidos, su propia naturaleza se rebela contra el creciente énfasis en el orden y la tranquilidad de la educación estadounidense. Hay menos espacio para jugar. Hay menos espacio para el conflicto. Hay menos espacio para los niños.

En este punto, ninguna persona seria puede argumentar que los niños como grupo no están enfrentando desafíos profundos. Ninguna recitación de estadísticas sobre la composición de las salas de juntas o las filas de los programadores informáticos (que representan valores atípicos de alto rendimiento) puede cambiar el hecho fundamental de que millones de niños se están quedando atrás. Millones de niños están perdidos. Están perdiendo terreno en la escuela. Tienen más de tres veces más probabilidades de suicidarse. Tienen el doble de probabilidades de morir en una sobredosis de opioides. Tienen casi siete veces más probabilidades de ser víctimas de la violencia armada.

Comentario: Nunca será suficiente la necesidad de estar bien informados sobre esta crisis de la masculinidad que nos afecta a todos: Y no se pierda nuestro programa SRN (SOTT Radio Network) dedicado al arquetipo masculino:




Brain

Cómo puede aumentar el BDNF, la proteína clave para las células cerebrales sanas

El factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) es una pequeña, pero poderosa proteína, que estimula la producción de nuevas células cerebrales y fortalece las existentes. Más específicamente, al liberar BDNF se activan una serie de genes que desarrollan nuevas células y vías cerebrales. Así, tener alto el BDNF te hace aprender más rápido, recordar mejor, envejecer más despacio y volver a conectar tu cerebro rápidamente. En este artículo vamos a ver cómo estimular el BDNF para favorecer todo esto.
bdnf proteína
Hasta hace relativamente poco tiempo, se creía erróneamente que los humanos nacemos con un número determinado de células cerebrales y que nunca podrías desarrollar otras nuevas. Pero a principios de la década de 1980, los investigadores descubrieron y aislaron una proteína que se descubrió que estimula el crecimiento de nuevas células cerebrales: el factor neurotrófico derivado del cerebro o BDNF. Pero el BDNF hace mucho más que provocar el crecimiento de nuevas células cerebrales.

Comentario: Asimismo le recomendamos al lector los siguientes artículos:



Brain

Las características y funciones del sistema nervioso parasimpático

Relajarnos después de un esfuerzo o una situación de estrés. Regular los latidos del corazón tras una carrera o un sobresalto. Relajar nuestros pulmones y reducir la entrada de oxígeno y favorecer así un estado de calma... Todos esos procesos tan esenciales en nuestro día a día, los regula y controla una parte esencial de nuestro cuerpo: el sistema nervioso parasimpático.
sistema nervioso
Hace poco hablamos en nuestro espacio del sistema nervioso simpático y de su participación en otro tipo de conductas: las relacionadas con la activación, la respuesta fisiológica ante una amenaza, ante el estrés, etc. En este caso, estamos en esa parte del sistema nervioso autónomo que facilita el restablecimiento de la energía corporal. Asimismo, son tareas que este conjunto de fibras nerviosas y ramificaciones llevan a cabo sin control consciente.

Heart

El anhelo de amor no es una debilidad: todos necesitamos conexión

"La necesidad más profunda del hombre es la necesidad de superar su separatidad, de abandonar la prisión de su soledad", dijo Erich Fromm. Por desgracia, una sociedad que alimenta valores como el individualismo y la competitividad nos hace sentir inadecuados si reconocemos que necesitamos ser amados. Entumecer emocionalmente a los individuos y condenarlos a la soledad como símbolo del éxito es uno de los caminos que conduce a la alienación y desesperación.

amor
© Desconocido
Sin embargo, la necesidad de amor no es una debilidad, y reconocerla es símbolo de sabiduría y madurez emocional. De hecho, una de las creencias más limitantes y dañinas que podemos alimentar consiste en pensar que la necesidad de ser amados es una debilidad.

Comentario: Podríamos decir que esa "necesidad de amor", realmente hace referencia a una necesidad de conexión con los demás.

Al respecto, recomendamos leer:


Arrow Up

Cómo combatir el estancamiento que nos impide avanzar hacia nuestros objetivos

Sentirse estancado es una sensación muy desagradable. Imaginemos que nos encontramos en una encrucijada y que tenemos tres caminos delante de nosotros. A pesar de contar con más de una opción y de saber, más o menos, cuál es nuestra favorita, nos quedamos quietos. Así pasan días, semanas, meses e, incluso, años. Por algún motivo que desconocemos, no logramos combatir el estancamiento que tanto nos está limitando.

estancamiento
© Desconocido
Esto es algo que muchas personas -por no decir todos- han experimentado en alguna ocasión en su vida. Algunas, incluso más de una vez. Esta sensación suele aparecer cuando no tenemos metas ni propósitos. Los días son todos iguales, grises y esto puede hacer que sintamos una fuerte angustia. Nos bloqueamos y continuamos en el mismo lugar porque no sabemos cómo salir de esta situación.

Comentario: Al respecto, recomendamos leer:


Magic Wand

Éstas son las 4 claves para combatir los malos hábitos y cambiar tu mente

Una estratégica muy básica para reprogramar tu cerebro.

mente
Somos animales de hábitos. El hábito es una segunda naturaleza, una segunda naturaleza que puede ser odiosa y parecer casi un destino inescapable. Sólo que en realidad no lo es. Por más arraigados que estén los hábitos, pueden cambiarse, especialmente a través de otros hábitos, observando nuestras reacciones atentamente y reprogramando nuevos patrones poco a poco.

Según han notado diversos investigadores, el cerebro tiende a formar hábitos como una forma de ahorrar esfuerzo; por ejemplo, si cada vez que fuéramos a manejar tuviéramos que estar conscientes de todo lo que estamos haciendo, sería desgastante. El piloto automático hace sentido para gran parte de la existencia, aunque no para todo.

Cuando el cerebro identifica que ciertos comportamientos producen una recompensa, entonces se crea un hábito. Pero el cerebro no nota realmente la diferencia entre una buena recompensa y una mala -o lo que a nosotros, como el yo que supuestamente controla el organismo, nos parece mala-. Hacer ejercicio o meditar, al igual que ver videos de YouTube durante horas y comer donas, produce ciertas recompensas y genera hábitos.

Comentario: Puede leer también:


Brain

¿Qué es la neurogénesis?

Existe una creencia bastante extendida según la cual las neuronas sólo se crean en nuestra infancia. Sin embargo, esta afirmación es falsa. El concepto de neurogénesis puede explicarse en pocas palabras: el nacimiento de células nuevas. Este fenómeno representa un aspecto clave en la plasticidad neuronal y en procesos tan importantes como el aprendizaje y la memoria. Sin duda, se trata de un hallazgo fundamental que actualmente está siendo investigado por la comunidad científica de forma exhaustiva por el gran beneficio que puede aportar.
neuronas
La neurogénesis no fue confirmada hasta hace relativamente poco. En los años sesenta, Altman y Das (1965), demostraron este fenómeno en roedores, pero no fue hasta 1998 cuando el equipo de investigación de Peter S. Eriksson lo demostró en humanos. Conclusiones de investigaciones posteriores (por ejemplo, Moreno R., Pedraza C. y Gallo M. 2013) evidencian que generamos nuevas células durante nuestra etapa adulta y que es de vital importancia fomentar su creación. ¿Queréis saber en qué consiste y cómo podemos beneficiarnos de ello? ¡Acompañadme!

Comentario: Si le interesa saber más acerca de cómo puede usted ayudar al cerebro para crear nuevas neuronas, lo invitamos a leer:



Brain

¿Qué sabemos de las misteriosas ondas delta?

Las ondas delta del cerebro son misteriosas y fascinantes. Se sabe de su existencia desde comienzos del siglo XX, cuando Grey Walter las descubrió. También se sabe que tienen una frecuencia que va de los 0 a los 4 Hz y que son consideradas las más lentas de todas cuantas produce el cerebro. Así mismo, están asociadas con el bienestar y la paz interior.
cerebro
Más allá de esto, no se conoce mucho acerca de las ondas delta. Despiertan gran curiosidad, precisamente porque están presentes en los estados de máxima tranquilidad. Sin embargo, se desconoce el porqué y se sabe muy poco acerca de la forma en la que operan.

Comentario: Asimismo invitamos al lector a leer los siguientes articulos:



Apple Red

Las cuatro virtudes cardinales de Lao Tzu sobre cómo vivir una vida más significativa

Siempre tenemos nuestros básicos, ésos que venimos empleando porque nos sirven bien, pero siempre es posible hacerse con algo más que nos aporte lo que aún no teníamos o que mejore aquello con lo que ya contábamos.
Lao-Tzu (o Lao-Tsé), filósofo chino y padre del taoísmo, en una pintura del siglo 6 a.C.
© Museo Británico
Lao-Tzu (o Lao-Tsé), filósofo chino y padre del taoísmo, en una pintura del siglo 6 a.C.
Me gusta aprender de ideas nuevas y acceder a nuevas herramientas, especialmente al inicio de nuevas etapas. Los comienzos de año o de curso son un momento perfecto para pertrecharse con equipamiento renovado, aunque no siempre nos quedemos con todo lo que adquirimos ni lo pongamos en práctica de inmediato.

Estos días de comienzo de año he aprendido por ejemplo las tres ideas que mi compañera Amparo Millán propone para planear y planificar el año nuevo, o las claves de organización y gestión personal que Iván Entusiasmado comparte en esta concienzuda reseña de un libro de David Allen.

Hace unos 2500 años Lao-Tzu hablaba de cuatro virtudes cardinales, ésas que, de practicarlas a diario e integrarlas como modo de vida, nos facilitarían el acceso a la verdad universal, puesto que son parte de nuestra naturaleza más genuina y pura. Como a lo largo de la vida nos hemos ido distanciando de eso que realmente somos, aplicar estas virtudes diariamente nos conecta con la Fuente de la que venimos.

Las cuatro virtudes cardinales de Lao-Tzu representan el modo más seguro de dejar atrás hábitos negativos o poco saludables y excusas, para ayudarnos a reconectar con nuestra naturaleza más auténtica. Cuanto más armonizada está nuestra vida con estas cuatro virtudes, menos nos vemos arrastrados por el lado más descontrolado de nuestro ego.

Hearts

Las 42 reglas de Jordan Peterson a seguir para encontrar significado en la vida, vivir con integridad y crecer moral y espiritualmente (video)

El profesor de psicología de la Universidad de Toronto se ha ganado una enorme popularidad en Internet, particularmente entre los jóvenes, por sus videos en YouTube, podcasts y demás. Peterson es uno de los únicos académicos que parecen arriesgarse a tocar los temas más controversiales y complejos, tanto políticos como sociales y religiosos. Lo hace con una enorme integridad y convicción, a la vez que con un profundo conocimiento que combina tanto el aspecto científico de la psicología clínica como extensas horas de lectura de autores como Jung, Piaget, Dostoyevski, Nietzsche, mitología antigua y moderna (referencias a la cultura pop), textos religiosos, etc...

Jordan BP
Hay algo del psicólogo James Hillman o acaso de otro canadiense cristiano, Marshall McLuhan, en el brillante flujo discursivo de Peterson, una nueva encarnación de ese Logos mercurial hecha a la medida para la era de YouTube. Peterson es realmente un fenómeno extraordinario, una continuación de la tradición de los viejos oradores que tomaban el agora, ahora en los foros modernos, en las redes sociales y en las telecomunicaciones.

Comentario: Lo invitamos a leer más del trabajo de Jordan Peterson en los siguientes enlaces: