Bienvenido a Sott.net
mar, 19 ene 2021
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Eye 2

¿Crees que tu jefe es un psicópata?, científicamente puede ser cierto.

Imagen
© Desconocido
En Septiembre de 2011 se llevó a cabo un estudio que recogía un total de 200 directivos de empresa, donde más del 4% obtuvieron una calificación igual o superior a lo que la psiquiatría considera por definición como "psicópata". Un psicópata, por definición, es alguien que no tiene conciencia y no siente remordimientos o empatía. Suelen ser personas encantadoras a simple vista, gracias a que son manipuladores natos, quizás dos requisitos que se le piden a un líder en los negocios.

Los psicópatas suelen ser buenos negociadores, buenos gestores y muy buenos jugadores dentro de los negocios, pues cada paso que dan lo tienen más que estudiado y calculado. Es por eso que a pesar de que no saben trabajar en equipo, gracias a su encanto y manipulación de "personas clave" en la empresa, pueden llegar a conseguir puestos de dirección.

El estudio, llevado a cabo por Paul Babiak, afirmaba que un 1% de la población tenía tendencias psicópatas, mientras que dentro de las empresas, se multiplicaba por 4 el porcentaje. Babiak plasmó el estudio en un libro: Snakes in Suits: When Psychopaths Go To Work (Serpientes con traje: Cuando los psicópatas van a trabajar), un título algo llamativo, teniendo en cuenta que Babiak aseguraba que la mayoría de los psicópatas no están en la cárcel, sino en los puestos de mando de la empresa.

Palette

La sinestesia

¿Imaginas que las palabras tuvieran sabor?. ¿Que los números nos hicieran ver colores?. ¿Que pudiéramos ver los sonidos?.

Esto es la sinestesia, una afección hereditaria de lo más interesantes que permite a los sinestésicos mezclar los sentidos.


Palette

Flipar en colores; neurociencia y sentidos

Documental sobre la Sinestesia de Redes en la televisión pública de España.


Magnify

Violencia, determinada por factores genéticos: IMSS

Imagen
© Desconocido
Indica que el comportamiento violento puede estar determinado por la producción de una enzima que interviene en los estados de bienestar y placer en el ser humano

La violencia o agresividad es una conducta que se determina por factores genéticos, ambientales y socioculturales, afirmó el investigador de la División de Genética del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS en Jalisco, Luis Figuera Villanueva.

Indicó que algunos estudios realizados a nivel mundial han asociado el comportamiento violento con una enzima de un gen del ADN que interviene en la metabolización de neurotransmisores cerebrales, como la serotonina y dopamina que están relacionados al estado de bienestar y placer en el individuo.

Señaló que la teoría es que al disminuir la producción de esta enzima denominada por sus siglas MA (Monoamina oxidasa) el individuo tiende a desarrollar una mayor agresividad, dicha variante genética puede ser aportada tanto por la madre como por el padre.

Comentario: Sott.net no se adhiere a todas las ideas expresadas en este artículo. Le recomendamos a nuestros lectores usar nuestra función de búsqueda para encontrar nuestros artículos relacionados con psicopatía.


Life Preserver

La meditación hace que el cerebro procese más rápidamente la información

Imagen
© PhotoXpress.
Un estudio revela, además, que existe una relación directa entre el grado de girificación del córtex y el número de años meditando.

Las personas que meditan tienen más pliegues (o mayor grado de girificación) en la corteza cerebral, lo que hace que sus cerebros procesen la información más rápidamente que los cerebros de los individuos que no meditan. Además, cuanto más tiempo se lleve meditando, mayor cantidad de pliegues aparecerán en diversas áreas del córtex. Esto es lo que ha revelado un estudio realizado por científicos de la Universidad de California en Los Ángeles, en el que fueron analizados los escáneres cerebrales de un total de 100 personas, la mitad de ellas practicantes de la meditación durante una media de tiempo de 20 años.

Las personas que meditan tienen más pliegues (o mayor grado de girificación) en la corteza cerebral, lo que hace que sus cerebros procesen la información más rápidamente que los cerebros de los individuos que no meditan.

Esto es lo que ha revelado un estudio realizado por investigadores del Laboratorio de Neuroimagen de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), y del que se ha hecho eco la UCLA en un comunicado.

Anteriores evidencias obtenidas en esta misma Universidad habían constatado que el hábito de meditar, mantenido durante años, aumenta el grosor del cerebro y fortalece las conexiones neuronales. Ahora, esta nueva investigación ha constatado que la meditación aporta otro beneficio más al cerebro.

Comentario: Le recomendamos a nuestros lectores que visiten la página de Éiriú Eolas, un programa para el control del estrés, curación y rejuvenecimiento. Éiriú Eolas es el renacimiento moderno de un antiguo programa de respiración y meditación que está siendo aclamado alrededor del mundo como la herramienta que le ayudará a:

* Mantenerse relajado en medio de las tensiones de la vida cotidiana

* Trabajar con cuidado la liberación de los traumas emocionales y psicológicos pasados

* Liberar emociones reprimidas y bloqueos mentales

* Rejuvenecer y desintoxicar su cuerpo y mente


Roses

Científicos confirman que las plantas tienen memoria

Hace un par de meses se publicó en Pijama Surf una nota sobre la potencial habilidad extrasensorial de las plantas. En el artículo presentaban algunos estudios empíricos que llevó a cabo hace unas décadas Cleve Backster, quien era entonces el más prestigiado detector de mentiras, mediante galvanómetros, del FBI. Sin embargo, lo intrépido de sus teorías ha generado un cierto escepticismo entre muchas personas, algo que tal vez el siguiente experimento, con conclusiones más moderas pero a la vez maravillosas, no detonará.
Imagen
© Desconocido

Recientemente un grupo de botánicos del Instituto de Nebraska realizó una serie de experimentos a través de los cuales comprobaron que las plantas son capaces de almacenar información, y remitirse a ella. En pocas palabras, que poseen memoria activa. Y esta memoria les permite orientar su desarrollo evolutivo, por ejemplo, en temporadas de sequía las plantas recuerdan los efectos que les produjeron estas circunstancias de poca agua, y para la siguiente temporada son capaces de implementar ciertas medidas que las harán menos vulnerables a dicho entorno.

Durante la investigación se empleó una planta modelo del tipo Arabidopsis thaliana, la cual fue expuesta a intervalos de sequía y humedad. A medida que se sometía en reiteradas ocasiones a tal experimento, la planta iba economizando su consumo de humedad con mayor destreza. Posteriormente los especialistas en botánica analizaron los genes que se activan dentro de la Arabidopsis thaliana, durante el experimento, y detectaron que dos de ellos, el RD29B y el RAB18, se "fortalecen" en respuesta al estrés, por lo que cada vez que la planta era expuesta a un nuevo periodo de sequía, estos se activaban con mayor rapidez.

Magic Hat

Los magos 'hackean' el funcionamiento del cerebro

Imagen
© Desconocido
La neurocientífica Susana Martínez-Conde afirma que el "cableado" del cerebro es fácil de piratear y de eso se aprovecha la magia.
Una neurocientífica estadounidense asegura que el cerebro vive en un estado de perpetuo engaño y de eso se aprovecha la magia, cuyos trucos funcionan porque el proceso de atención y conciencia del ser humano tiene un "cableado fácil de piratear".

Susana Martínez-Conde, investigadora del Instituto Neurológico Barrow de Phoenix, en Estados Unidos acaba de publicar el libro "Los engaños de la mente" y asegura que "lo difícil es no engañar al cerebro".

Los seres humanos, continúa diciendo la directora del laboratorio de Neurociencia Visual, no ven el mundo como es sino como quieren que sea . Esa es la clave de este libro (editorial Destino), escrito también por Stephen L. Macknik, su marido y director del laboratorio de Neurofisiología del Comportamiento en el mismo instituto.

Gear

Vilayanur Ramachadran habla sobre sus mentes

Vilayanur Ramachandran nos habla de cómo el daño cerebral puede revelar las conexiones entre el tejido cerebral y la mente usando tres inusitados delirios como ejemplos.



Magnify

Los recuerdos cambian la percepción del mundo

Imagen
© Desconocido
Conceptos abstractos como ´el bien´ y ´el mal´ afectan a la percepción del mundo físico alrededor de la persona, según los científicos de la Universidad de Kansas (EE. UU.).

Un grupo de psicólogos estadounidenses pedían a los participantes de un estudio recordar sus experiencias buenas y malas, después los especialistas observaban cómo cambiaba su apreciación del mundo, tomando en cuenta sus descripciones del entorno.

A los que evocaban hechos buenos, la realidad les parecía más brillante. Por ejemplo, la cámara les parecía más clara, mientras que a los que recordaron sus experiencias negativas todo se convertía en más oscuro.

Además, cuando les ofrecieron objetos seleccionados al azar, las personas que recordaron sus hechos poco éticos preferían las cosas que producen luz, como linternas y velas. Según los expertos, esta elección está vinculada con el sentido de culpa que sufre la persona. "Así ella se siente en las tinieblas y por eso quiere liberarse de este resabio, agregando luz a su entorno".

Palette

La sinestesia vive interconectada en todos nuestros cerebros

Para Vilayanur Ramachandran, la sinestesia es una interconexión cerebral entre diferentes sentidos: si hueles sonidos, el olfato y la audición están mezclados. Un nuevo estudio demuestra por primera vez que si estimulas la corteza visual, olerás mejor.

sinestesia
© EurekAlert
Los dedos en nuestras manos parecen actuar con independencia. Sin embargo, el estudio de patrones neuromusculares en ellas muestra que cuando movemos un dedo, los movemos todos. Nos ocurre lo mismo cuando hablamos de la molécula de ADN y los genes que aloja, estas unidades genéticas nos pueden dar la impresión de estar bien divididas pero no es así, el funcionamiento es más complejo y menos preciso; involucra la plasticidad que es una de las principales características del cerebro. Conocemos sus regiones, sabemos que están especializadas en distintas funciones, sin embargo, cuando andamos por la vida no sentimos que el mundo está fragmentado sino que tenemos una visión coherente de todo.