Bienvenido a Sott.net
lun, 25 mayo 2020
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

2 + 2 = 4

Los niños de 1,5 años de edad entienden las normas básicas de la aritmética

Un grupo conjunto de psicólogos de Australia, Japón y el Reino Unido descubrió que a la edad de 1,5 años los niños pueden distinguir ya los cálculos correctos de los erróneos.
Imagen
© AFP / Janek Skarzynski
En los experimentos en cada país participaron grupos de 36 niños: 18 de los pequeños tenían 18 meses de edad y otros 18, 15 meses de edad. Les sentaron frente a una pantalla para ver un vídeo de tres minutos de duración. El vídeo empezaba mostrando seis imágenes de peces de colores. Luego en el cuadro aparecía una mano que señalaba cada imagen mientras una voz femenina las iba contando.

En la versión incorrecta la voz también contaba hasta seis, pero la mano señalaba solo dos imágenes.

Bandaid

Un abrazo para despedirse del estrés

gato acariciado
© Su Médico
La oxitocina también aparece al contacto con mascotas
El contacto físico afectivo logra disminuir la tensión arterial, la ansiedad, e incluso la depresión

Georgina Montemayor, académica del departamento de anatomía de la Facultad de Medicina (FM)de la Universidad Nacional Autónoma de México, explica que el recibir un abrazo, apretón de manos o caricia, el cerebro libera oxitocina, la cual es conocida como la hormona del cariño. Esto ha sido observado por medio de una resonancia magnética que permite hacer imágenes del funcionamiento del cerebro.

La piel posee receptores sensitivos que envían señales a la corteza cerebral. Cada zona del cuerpo está representada en la corteza cerebral, aunque partes como manos y labios son más sensibles debido a que ocupan mayor espacio en la corteza cerebral.

Magnify

Las neuronas empiezan a enviar señales muy pronto

Traducción y edición por Ciencia Kanija

Imagen
© Desconocido
Las neuronas fetales muestran patrones de disparo similares a los que se ven en adultos que duermen.

Las patadas y sobresaltos de un bebé en desarrollo no son los únicos ejercicios que realiza en el útero. Los bebés también ejercitan sus músculos mentales meses antes de su nacimiento.

Las células nerviosas de los cerebros en desarrollo de 20 semanas se disparan en un patrón que persiste cuando son adultos, según informan los investigadores en el ejemplar del 15 de febrero de la revista Journal of Neuroscience. La investigación proporciona un vistazo al comportamiento de las células cerebrales extremadamente jóvenes y podría ayudar a los científicos a comprender qué sucede cuando el cerebro tiene problemas.

Las células de los córtex cerebrales en fetos de 20-21 semanas exhiben estallidos de actividad eléctrica intercalados con periodos de tranquilidad, según encontraron investigadores del Centro de Salud de la Universidad de Connecticut en Farmington. Cuando el cerebro adulto duerme, o está bajo anestesia, también muestra este patrón de actividad-calma, sugiriendo que puede ser una propiedad intrínseca de los cerebros humanos.

Magic Wand

Milagro en Rusia: la nieve salva a un bebé que cayó desde un octavo

Un niño de un año de edad cayó accidentalmente de un octavo piso en un edificio de viviendas de la ciudad rusa de Petrozavodsk pero, sorprendentemente, solo se rompió una pierna. Está ingresado en un hospital de la localidad.
Imagen
© Efe

Heart

Altibajos del amor

Imagen

Conoce qué hay más allá del "flechazo" de Cupido.
El amor es más fácil sentirlo que entenderlo. El enrojecimiento de las mejillas, la aceleración del corazón y la sudoración de las manos son síntomas claros de que Cupido ha lanzado sus primeras flechas, pero también de que el cerebro ha comenzado a liberar endorfinas, encefalinas y serotonina.

La acción prolongada de estas sustancias provoca falta de apetito y euforia, y hace que el individuo lo vea todo de "color de rosa", esté alegre y sienta que flota entre nubes.
Para los científicos, el enamoramiento es un complejo proceso en el que intervienen diversas sustancias cerebrales que provocan estados alterados de la conciencia, porque las emociones quedan fuera de control.

Aunque parezca increíble, este sentimiento es generado por las mismas células cerebrales que se activan al consumir alguna droga, aquellas que causan placer al comer o durante el juego compulsivo.

Así, para quienes se preguntaban cuál era el origen del amor y dónde se guardaba, la respuesta no es en el corazón, sino definitivamente en el cerebro, específicamente en el cerebro medio o emocional, y en la corteza.

Heart

"El amor es producto de las sustancias químicas"

Imagen
© Desconocido
Más que sentir mariposas en el estómago, el amor que experimenta cada humano trasciende en una violenta reacción química que se genera en algunas regiones del cerebro.

Más que sentir mariposas en el estómago, el amor que experimenta cada humano trasciende en una violenta reacción química que se genera en algunas regiones del cerebro, cuyas reacciones son motivadas por la adrenalina, dopamina y serotonina, las cuales son secretadas desde el hipotálamo.

De acuerdo con algunos estudios en medicina neurológica, el amor podría tener caducidad en el proceso químico que se genera, incluso sus efectos duran aproximadamente dos años, pero algunos especialista no comparten esta idea debido a que cada individuo actúa de manera diferente hacia el amor.

Según Natalia Aguillón Cabañas, médico especialista en neurología y egresada de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el amor somete al cerebro en tres fases; la primera es la del "deseo", en donde se involucran dos hormonas sexuales: los estrógenos y la testosterona, estás secreciones determinan el placer y el gusto por la persona.

La especialista explicó que una vez concluida la fase del deseo, los estímulos químicos que produce el cerebro lo conllevan a la etapa de la "atracción o enamoramiento", en este período es cuando se producen los sentimientos, a través de las sustancias químicas que secreta el cerebro.

Bulb

Los chicos con un buen estado físico alcanzan un mejor desarrollo cerebral

Hacer actividad física es más beneficioso de lo que se creía para los chicos, ya que los niños que tienen un buen estado físico cuentan con un desarrollo cerebral diferente y obtienen mejores resultados en las pruebas de memoria.

A dichas conclusiones llegó un estudio realizado por la Universidad de Illinois (Estados Unidos) y publicado en la revista Brain Research. Los autores especificaron que los chicos con un buen estado físico mostraron un hipocampo más grande.
Imagen
© NeoMundo
Los autores dijeron que su estudio sugiere que aumentar la actividad física en los chicos...

Magnify

El cerebro hace 'zooms' simultáneos para ver

Estimulación TMS
© Público.es
Estimulación TMS
Una persona charla con dos amigos en un bar repleto de gente que habla a gritos. A pesar de ello, puede entender a sus interlocutores porque su cerebro se concentra en las voces que le interesan y baja el volumen del ruido de fondo. De forma similar, la corteza cerebral usa diferentes tipos de zoom para percibir la forma, color y movimiento de los objetos.

Así lo ha demostrado un equipo de investigadores de la Universidad de La Coruña en un estudio que ha logrado desactivar la corteza del cerebro en gatos. "En los mamíferos, este área es el gran filtro de información entre el mundo exterior y el cerebro", explica Xurxo Mariño, uno de los autores del trabajo, publicado en PLoS ONE.

Info

La especie humana no destaca por su inteligencia sino por ser sensible a las emociones y reacciones del entorno

Imagen
La especie humana no destaca por su inteligencia sino porque tiene la facultad "innata, inconsciente y automática" de ser sensible a las emociones y reacciones de los demás, según explica el doctor Manuel Martín-Loeches, responsable de la Sección de Neurociencia Cognitiva del Centro Mixto Universidad Complutense-Instituto de Salud Carlos III de Evolución y Comportamiento Humano.

Durante su ponencia, dentro del acto organizado este miércoles por el Instituto Tomás Pascual para la Nutrición y la Salud, ha tratado de "desmitificar" que la especie humana sobresale por su inteligencia. "Siempre se destaca que somos la especie con más inteligencia, por tener el cerebro más grande, por solucionar problemas y, casi, predecir el futuro", sin embargo, a su juicio, una de las facetas más importantes del cerebro es la relacionada con la interacción social.

Por tanto, "si el ser humano se diferencia en algo de otras especies es en que estamos especializados en detectar el contenido de la mente de otras personas". Además, según afirma este experto en una entrevista a Europa Press, el cerebro tiene la capacidad de reproducir internamente los acontecimientos sociales, de manera similar a como si el propio individuo ejecutara no sólo su papel, sino el de aquellos con quienes se relaciona.

"Queda demostrado cuando constatamos las reacciones de nuestro cerebro ante las expresiones de los demás, ante lo que pueden estar pensando o ante sus intenciones", lo que significa que "la especie humana es muy sensible a lo que ocurre alrededor". Esta situación, indica, hace "vulnerable" también al ser humano, ya que, "al intentar captar los contenidos de las mentes de otras personas, los metemos en nuestra mente y eso nos influye".

Beaker

Descubren mecanismo clave en la formación del cerebro

Imagen
© elpais.com.uy
Un equipo de científicos logró develar uno de los mecanismos de formación del cerebro. El hallazgo permitiría comprender numerosas enfermedades, entre ellas la esquizofrenia y el autismo.

Cuando el cerebro humano se desarrolla, las células nerviosas recién formadas se trasladan a diferentes regiones. Luego se conectan entre sí para formar los complejos circuitos y redes que son responsables de múltiples funciones. Si en ese proceso de migración algo falla, las consecuencias suelen ser devastadoras.

Un equipo de científicos del Instituto Scripps descubrió que una molécula llamada reelina es un factor clave para ese traslado hacia el neocórtex, la parte del cerebro responsable de funciones como el movimiento y el lenguaje. La investigación, encabezada por Ulrich Mueller, es publicada en la edición de hoy de la revista Neuron.

"Estos resultados son importantes para comprender los mecanismos por los que mutaciones en el gen de la reelina provocan defectos neurológicos en humanos", resumió a El País Isabel Martínez Garay, una de las autoras principales de la investigación, de la que también participó como autor principal Franco Santos.