Bienvenido a Sott.net
dom, 24 oct 2021
El Mundo para la Gente que Piensa

Salud y Bienestar
Mapa

Briefcase

Soja: Controles inexistentes en un sistema esencialmente corrupto

Traducido por Román Quirós M.

Imagen
© Desconocido
La FDA es responsable de permitir el envenenamiento de la población durante décadas
Acechando en el trasfondo de la propaganda de la industria está la persistente pregunta de si es siquiera legal añadir aislado de proteína de soja a los alimentos. Todos los aditivos para alimentos que no eran de uso común antes de 1958, incluyendo proteína de caseína de leche, deben tener la condición GRAS: [del inglés Generally Recognized As Safe] Generalmente Reconocido Como Seguro. En 1972, la administración Nixon ordenó que se re-examinaran substancias que se creían GRAS, a la luz de cualquier información científica disponible en ese tiempo.

Este re-examen incluía proteína de caseína que había sido codificada como GRAS en 1978. En 1974, la FDA obtuvo una revisión de la literatura sobre la proteína de soja porque, como esta proteína no se había usado en los alimentos antes de 1959 y ni siquiera era de uso común a principios de la década de 1970, no era elegible para ser exceptuada del requisito GRAS bajo las provisiones de la Ley de Alimentos, Drogas, y Cosméticos. [71]

Hasta 1974, la literatura científica reconocía muchos antinutrientes en la proteína de soja fabricada, incluyendo los inhibidores de tripsina, el ácido fítico, y la genisteína. Pero la revisión de literatura de la FDA desestimó una discusión de los impactos adversos, con la afirmación de que era importante eliminarlos para un "adecuado procesamiento".

La genisteína podía ser eliminada mediante un lavado con alcohol, pero era un procedimiento costoso, que los procesadores evitaban. Estudios posteriores establecieron que el contenido de inhibidor de tripsina podía ser eliminado sólo mediante largos períodos de calor y presión, pero la FDA no ha impuesto ninguna exigencia de que los fabricantes hagan esto.

La FDA estaba más preocupada por las toxinas que se formaban durante el procesamiento, específicamente los nitritos y la lisinoalanina. [72] Siempre a bajos niveles de consumo - en promedio, un tercio de gramo por día en ese tiempo - la presencia de estos carcinógenos era considerada una ameanza demasiado grande contra la salud pública como para permitir la condición GRAS.

Comentario: Este artículo es el último de una serie de cinco artículos dedicados a desenmascarar las mentiras detrás de los supuestos beneficios de consumir soja.

Anterior: La Soja y el Cancer




Vader

Soja: El lado oscuro de "La Cenicienta"

Tradudido por Román Quirós M.

La propaganda que ha creado el milagro de las ventas de soja es tanto más notable cuanto que, hace sólo algunas décadas, el frijol soja era considerado no apto como alimento, ni siquiera en Asia. Durante la dinastía Chou (1134-246 AC), al frijol soja era designado uno de los cinco granos sagrados, junto con la cebada, el trigo, el mijo, y el arroz.

Imagen
© Desconocido
Sin embargo, la pictografía del frijol soja, que data de épocas anteriores, indica que al principio no se usaba como alimento; porque, mientras las pictografías de los otros cuatro granos muestran la semilla y la estructura del tallo de la planta, la pictografía del frijol soja enfatiza la estructura de la raíz. La literatura sobre agricultura de la época habla frecuentemente del frijol soja y su uso en la rotación de las cosechas. Aparentemente, la planta de soja se usaba al principio como método para fijar el nitrógeno. [13]

El frijol soja no sirvió como alimento sino hasta el descubrimiento de las técnicas de fermentación, en algún momento durante la dinastía Chou. Los primeros alimentos de soja eran productos fermentados, como el tempeh [alimento asiático que se prepara fermentando frijoles soja con rizópodos], natto, miso, y salsa de soja.

En fecha posterior, posiblemente en el siglo II a. C., los científicos chinos descubrieron que un puré de frijoles soja cocidos podía ser precipitado con sulfato de calcio o sulfato de magnesio (yeso o sales de Epsom) para hacer una cuajada suave y pálida - tofú o cuajada de frijol. El uso de productos de soja fermentados y precipitados pronto se extendió a otras partes del Oriente, notablemente Japón e Indonesia.

Los chinos no comían frijol soja fermentado como las otras legumbres, como lentejas, porque el frijol soja contiene grandes cantidades de toxinas naturales, o "antinutrientes". Primero entre ellos están los potentes inhibidores de enzimas que bloquean la acción de la tripsina y otras enzimas que se necesitan para digerir las proteínas.

Estos inhibidores son proteínas grandes, dobladas apretadamente, que no son desactivadas por completo durante el cocimiento normal. Pueden producir serias molestias gástricas, una reducida digestión de las proteínas, y deficiencias crónicas en la absorción de los aminoácidos. En animales de laboratorio, las dietas altas en inhibidores de la tripsina causan agrandamiento y condiciones patológicas del páncreas, incluyendo cáncer. [14]

Comentario: Este artículo es el tercero de una serie de cinco artículos dedicados a desenmascarar las mentiras detrás de los supuestos beneficios de consumir soja.

Anterior: Soja: ¡No Crea en la Propaganda! Siguiente: La soja y el cancer




Health

La Soja y el Cáncer

Traducido por Román Quirós M.

La nueva ordenanza de la FDA no permite poner ninguna declaración sobre prevención del cáncer en las etiquetas de los envases de alimentos, pero eso no ha impedido que la industria y sus especialistas en mercadeo las hagan en su literatura de propaganda.

Imagen
© Desconocido
¿La soja produce cáncer? ¿es mala para el tiroides?
"Además de proteger el corazón", dice el folleto de un fabricante de vitaminas, "la soja ha demostrado poseer poderosos beneficios contra el cáncer ... los japoneses, que comen 30 veces más soja que los norteamericanos, tienen una menor incidencia de cáncer del seno, del útero, y de la próstata". [37]

Ciertamente. Pero los japoneses, y los asiáticos en general, tienen tasas mucho mayores de otros tipos de cáncer, en particular cáncer del esófago, el estómago, el páncreas, y el hígado. [38] En todo el mundo, los asiáticos también tienen una alta tasa de cáncer de la tiroides. [39] La lógica que enlaza la baja tasa de cánceres del aparato reproductor con el consumo de soja requiere que se atribuyan las altas tasas de cáncer de la tiroides y del tracto digestivo a los mismos alimentos, en particular porque la soja causa estos tipos de cáncer en ratas de laboratorio.

¿Exactamente cuánta soja comen los asiáticos? Una encuesta de 1998 descubrió que la cantidad diaria promedio de proteína de soja consumida en Japón era como de ocho gramos para los hombres y siete para las mujeres - menos de dos cucharaditas. [40] El famoso Estudio Cornell de China, dirigido por Colin T. Campbell, descubrió que el consumo de legumbres en China variaba desde 0 hasta 58 gramos por día, con una media de aproximadamente doce. [41].

Suponiendo que dos tercios del consumo de legumbres sea soja, entonces el consumo máximo es de como 40 gramos, es decir, menos de tres cucharadas por día, con un consumo promedio de como nueve gramos, o menos de dos cucharaditas. Una encuesta llevada a cabo en la década de 1930 reveló que los alimentos de soja representaban sólo 1.5 por ciento de las calorías en la dieta de los chinos, en comparación con el 65 por ciento de las calorías procedentes de la carne de cerdo. [42] (¡Tradicionalmente, los asiáticos cocinaban con manteca, no con aceite vegetal!)

Los alimentos de soja tradicionalmente fermentados producen una sazón deliciosa y natural que puede proporcionar importantes factores nutritivos en la dieta de los asiáticos. Pero, excepto en tiempos de hambruna, los asiáticos consumen productos de soja sólo en pequeñas cantidades, como condimento, y no como reemplazo de alimentos animales - con una excepción. Los monjes célibes que viven en monasterios y que llevan una vida vegetariana encuentran los alimentos a base de soja bastante útiles porque aplacan la líbido.

Comentario: Este artículo es el cuarto de una serie de cinco artículos dedicados a desenmascarar las mentiras detrás de los supuestos beneficios de consumir soja.

Anterior: Soja: El lado oscuro de "La Cenicienta" Siguiente: Soja: Controles inexistentes en un sistema esencialmente corrupto




Heart - Black

El 40% de los europeos padecen algún desorden mental

Imagen
© Desconocido
La mala alimentación derivada de nocivas prácticas adoptadas por la industria para eficientar sus procesos de producción y mejorar su rentabilidad, estilos de vida que giran en torno a la competitividad laboral que orillan a millones de personas a "vivir para trabajar", la permanente exposición digital, el consumismo, la frivolidad, el estatus social, el exceso de información, el decreciente contacto con la naturaleza. Estos son algunos de los factores que probablemente pudieran estar influyendo en el estado mental de la población actual.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Dresden, en Alemania, el 38% de los habitantes de Europa es víctima de un desorden mental. Ya sea depresión, ansiedad, insomnio o, en casos más radicales, demencia, millones de europeos parecen ser víctimas de su propia mente. El estudio se realizó durante tres años y analizó casos en treinta países, incluidos los 27 miembros de la Unión Europea más Islandia, Suiza y Noruega, los cuales suman un total de 514 millones de habitantes.

Magnify

La curiosidad ayuda a mantener el cerebro en buena forma

Imagen
© Nagore Iraola
Gurutz Linazasoro con un ejemplar de su nuevo libro.
El neurólogo Gurutz Linazasoro ha recogido en su nuevo libro 'Ciencia Diaria' los artículos que ha publicado en este periódico, a los que ha añadido comentarios y explicaciones actualizadas sobre cómo mantener el cerebro en forma. El objetivo principal de esta obra, que presentará mañana martes, es recaudar fondos para la fundación Cita-Alzheimer.

- ¿Cómo funciona el cerebro?
- Con el cerebro pasa una cosa curiosa, ya que siempre se piensa que funciona como la máquina que esté de moda en el momento. Pero no funciona como ninguna máquina que puede haber en el mundo. El cerebro tiene un funcionamiento muy complicado y hay muchas cosas que se nos escapan. En él hay áreas que son muy especializadas; y lo sabemos porque una pequeña lesión en una parte te da un síntoma concreto, y así sabemos que esa parte se encarga de tal función. Pero esto no explica todo el funcionamiento del cerebro porque, por ejemplo, no hay ningún área donde residan funciones como la inteligencia, la empatía o la toma de decisiones, sino que esto es algo más difuso porque participa prácticamente todo el cerebro. Por lo tanto, el cerebro funciona sobre todo gracias a los miles de millones de conexiones que hay entre los miles de millones de neuronas que hay en el cerebro, que le hacen funcionar de una manera global. Es decir, la palabra clave en el cerebro sería conectar porque las conexiones marcan la manera de funcionar.

- ¿De qué forma actúan estas conexiones?
- Las conexiones tienen que tener un cierto orden y quien marca el orden, fundamentalmente, es la parte anterior del cerebro. Las diferentes partes están conectadas siguiendo unas normas que se llaman 'las redes de pequeño mundo', que tienen un orden y funcionan como la vida: todos tenemos relaciones muy cercanas con gente de nuestro entorno y de vez en cuando alguna relación con gente más lejana. Esta es una manera de funcionar del cerebro que da una cierta simplicidad dentro de lo complicado que es todo, porque hay muchas redes que son redundantes. Es decir, si hay un problema en algún sitio hay otros que lo compensan, de manera que el cerebro siempre acaba funcionando bien, solucionando problemas y siendo práctico. El cerebro no es perfecto, es práctico, consume mucha energía por lo que tiene que ser muy eficiente.

Comentario: El entrevistado en este artículo afirma que entre los mejores estímulos para el cerebro se encuentra llevar una dieta baja en calorías. Es necesario hacer una aclaración al respecto: aunque en SOTT sabemos que el consumo de carbohidratos es nocivo para la salud, también consideramos que una dieta rica en grasas animales es saludable y necesaria. No creemos que la referencia para evaluar una dieta adecuada sea contar calorías, sino consumir aquellos alimentos que mejor se adecúen a nuestra genética humana. Esto implica consumir carnes rojas, pescados, pollo, huevos, y frutas y verduras con moderación.

Para más información recomendamos la lectura de:
- Dieta paleolítica: la mejor alternativa para llevar una vida saludable

- ¿Qué es la Dieta Paleolítica?



Propaganda

Soja: ¡No Crea en la Propaganda!


Comentario: Aunque en lo que respecta a la soja SOTT concide con el artículo, nos vemos obligados a apartarnos respecto a las afirmaciones hechas al final del mismo. No compartimos en absoluto la idea general de que las dietas vegetarianas son más saludables. Por el contrario hemos expuesto en innumerables artículos e investigaciones lo que parece ser claramente un hecho: el ser humano es esencialmente carnívoro y su dieta debe basarse en alimentos de origen animal.

Para más información sugerimos la lectura de los siguientes artículos:

- Los alimentos prohibidos que nunca debe dejar de comer

- Un error grande y gordo

- La hipótesis de los lípidos: El mito desmitificado


Traducido por Román Quirós M.

Imagen
© Desconocido
Las fórmulas infantiles a base de soja son veneno para los niños.
Archer Daniels Midland Company (ADM) es uno de los principales fabricantes de productos de soja. Está tratando de conseguir que la Food and Drug Administration (FDA) reconozca la categoría de generalmente reconocidas como seguras (GRAS, por sus siglas en inglés) para las isoflavonas, los compuestos semejantes al estrógeno que se encuentran en los productos de soja. La compañía presentó un documento titulado "Documento informativo que examina la seguridad de las isoflavonas de soja usadas en aplicaciones dietéticas específicas".

El Dr. Mike Fitzpatrick, un bioquímico y ex-profesor de la Universidad de Auckland, analizó cuidadosamente este material y presentó sus conclusiones en un artículo titulado "Las Isoflavonas de Soja: Panacea o Veneno", que se publicó en el Journal of the Price-Pottinger Nutrition Foundation (vol. 22, no. 3). El Dr. Fitzpatrick llegó a la conclusión de que el documento de apoyo de ADM contiene "errores de hecho, falsea a los autores citados, y no presenta la totalidad de la evidencia científica".

ADM afirma que "estas isoflavonas han sido consumidas por millones de seres humanos por más de dos mil años". En realidad, aunque han sido usadas en Asia por cientos de años, "no formaban parte importante de la dieta [de los asiáticos]". Además, observa Fitzpatrick, "el frijol soja tradicional era bastante diferente del que conocemos hoy día". El frijol soja silvestre, el soja glicina, "es la especie que se consumía tradicionalmente, y es el antepasado del moderno cultivo, glicina max", explica Fitzpatrick. La especie moderna ha sido cultivada para que produzca mucha más proteína que el frijol soja tradicional.

Las isoflavonas sirven como "mecanismo defensivo como respuesta a las plagas. Una meta consistente de los cultivadores de frijol soja ha sido una mayor resistencia a las enfermedades, y es bastante concebible que esta meta haya servido para aumentar los niveles de isoflavonas y otras toxinas que ocurren de modo natural en el glicina max". Los niveles de isoflavonas en el glicina max varían considerablemente. "Si esto es así, entonces no es inverosímil que el frijol soja asiático tradicional, el glicina, contenga niveles bastante bajos de isoflavonas o quizás ninguno en absoluto", dice Fitzpatrick. Por lo tanto, el aserto de ADM de que el frijol soja ha sido consumido durante más de dos mil años no se puede justificar.

Comentario: Este artículo es el segundo de una serie de cinco artículos dedicados a desenmascarar las mentiras detrás de los supuestos beneficios de consumir soja.

Anterior: La soja: demasiado bueno para ser cierto Siguiente: Soja: El lado oscuro de "La Cenicienta"




Attention

La soja: demasiado bueno para ser cierto


Comentario: Este artículo expone con claridad sólo algunos aspectos de los tantos vinculados al consumo del "veneno llamado soja". SOTT comparte esta visión y se esfuerza día a día por difundir este tipo de información. De todos modos notamos que el artículo sugiere en algunos pasajes que las grasas animales no son beneficiosas para la salud y en este punto diferimos (como también difiere el Dr. Mercola citado en el último párrafo).

Hoy día hay muchísima buena ciencia que ha dado a luz valiosas pruebas de que las grasas y proteinas de origen animal no solo son beneficiosas para la salud sino que son esencialmente necesarias.

Para más información sugerimos la lectura del artículo: "Los alimentos prohibidos que nunca debe dejar de comer".


Traducido por Román Quirós M.

Imagen
© Desconocido
Aunque ya en 1966 había considerables investigaciones sobre las substancias perjudiciales en el frijol soja, hoy día tendríamos grandes dificultades para encontrar artículos que afirmen que la soja es cualquier cosa menos un alimento milagroso. Al hacerse la soja más y más popular a través de la industria y la propaganda, nos sentimos impulsados nuevamente a alzar nuestras preocupadas voces.

La Industria de la Soja en los Estados Unidos

En 1924, la producción de frijol soja en los Estados Unidos era sólo de 1.8 millones de acres cosechados, pero, para 1954, el número de acres cosechados había aumentado a 18.9 millones. En la actualidad, en los Estados Unidos la producción de frijol soja es la tercera mayor (en 1998 se cosecharon 72 millones de acres), proporcionando más de 50 por ciento de la demanda mundial de frijol soja.

La mayor parte de esta producción se utiliza como alimento para animales y para la fabricación de aceite de soja que ha de ser usado como aceite vegetal, margarina, y manteca. De los usos tradicionales de la soja como alimento, sólo la salsa de soja goza de amplio consumo en la dieta de los norteamericanos. El tofú, que representa el 90 por ciento del uso del frijol soja en Asia, se ha vuelto más popular en los Estados Unidos, pero la soja todavía no está ni cerca de ser un componente medible de la dieta del norteamericano promedio. ¿O sí?

Comentario: Este artículo es el primero de una serie de cinco artículos dedicados a desenmascarar las mentiras detrás de los supuestos beneficios de consumir soja.

Siguiente: Soja: ¡No Crea en la Propaganda!




Health

La flora intestinal es muy exigente con lo que come

Imagen
© Desconocido
Investigadores de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, han descubierto que la flora bacteriana del intestino tiene hábitos alimenticios bastante exigentes, hasta el punto de que hay algunos microorganismos que prefieren una dieta rica en grasas y otros que optan más por un alto contenido de fibra. Así se desprende de los resultados de un estudio publicado en la revista Science, con el que se pretende conocer como interaccionan estas bacterias con su huésped humano, sobre todo teniendo en cuenta que "sólo en el colon hay más células bacterianas que células humanas en todo el cuerpo", reconoce el doctor James Lewis, autor principal del estudio.

El pasado mes de abril, investigadores alemanes distinguieron tres tipos diferentes de bacterias intestinales, de ahí que Lewis y su equipo quisiesen ahora conocer cómo afectan a la salud humana. "Todos los intestinos tienen en común que están constantemente bañados por lo que comemos, por lo que algunas de las diferencias entre estas bacterias podían estar relacionadas con lo que comen", según ha explicado este experto.

Para analizar la diete de estos microorganismos, Lewis y su equipo tuvieron que manipular y clasificar una gran cantidad de excrementos, lo que les llevó a calificar cariñosamente este ensayo clínico como el "estudio de la caca".

De este modo, la primera parte del estudio consistió en recoger muestras de heces de 98 voluntarios sanos, que también tuvieron que rellenar un cuestionario detallado sobre sus hábitos alimenticios. A continuación, los investigadores utilizaron máquinas de alta tecnología de secuenciación de genes para determinar el código genético de las bacterias que viven en sus intestinos, observando sobre todo dos tipos predominantes: uno llamado 'bacteroide', que prefiere una dieta típica occidental rica en carne y grasa, y otro llamado 'prevotella', más a favor de una dieta alta en hidratos de carbono.

Control Panel

Detectan rasgos distintivos del cerebro autista mediante resonancia magnética

Imagen
© Desconocido
Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y el Hospital Infantil Lucile Packard, ambos en Estados Unidos, han utilizado un nuevo método para analizar los datos del escáner cerebral con el fin de distinguir a los niños con autismo de los niños con un desarrollo normal.

Su descubrimiento, que ha sido publicado en la revista Biological Psychiatry, revela que la materia gris en una región del cerebro, que afecta a la comunicación social y los pensamientos relacionados con el autorreconocimiento, posee una organización distinta en las personas con autismo. Mientras que los diagnósticos de autismo se basaban hasta ahora, exclusivamente, en la observación clínica y en los resultados de una batería de pruebas psiquiátricas y educativas, los investigadores han realizado avances hacia la identificación de características anatómicas en el cerebro que ayuden a determinar si una persona es autista.

"Los nuevos hallazgos ofrecen una visión única y global de la organización del cerebro en niños con autismo y muestran una relación entre las características de las diferencias de la estructura del cerebro y la severidad de los síntomas del autismo", explica el doctor Vinod Menon, director de la investigación y profesor de psiquiatría y ciencias del comportamiento y de neurología y ciencias neurológicas. "Nos estamos acercando a ser capaces de utilizar la tecnología de imágenes cerebrales para ayudar en el diagnóstico y tratamiento de personas con autismo", afirma el psiquiatra infantil Antonio Hardan, coautor del estudio y profesor asociado de ciencias de la psiquiatría y el comportamiento de la Universidad de Stanford.

Bacon

Los alimentos prohibidos que nunca debe dejar de comer

Imagen
Introducción

Las autoridades médicas convencionales dicen que el consumo de grasas saturadas de origen animal es malo para usted y que causa enfermedades del corazón.

Pero hace cientos de años, menos de uno de cada cien estadounidenses era obeso y las enfermedades coronarias eran algo desconocido. Protecter & Gamble inició la comercialización de Crisco como un nuevo tipo de alimento - la primera grasa trans comercializada. Originalmente, Crisco era utilizado para hacer velas y jabones, pero debido a la electrificación, y con esto la disminución en las ventas de velas, Protecter & Gamble decidió promocionar esta grasa a base de vegetales derivados de manteca como "saludable".

De acuerdo con LewRockwell.com (N del E: lea más en LewRockwell.com 2011):
"Alimentar a omnívoros, como ratas y perros, con altas cantidades de grasa y colesterol no produce lesiones ateroscleróticas en ellos...De hecho, resulta que las personas que tienen el porcentaje más alto de grasas saturadas en su dieta tienen menor riesgo de padecer enfermedades del corazón...La última palabra sobre este tema debería ser la de Julia Child...Disfrute comer grasas saturadas, ¡son buenas para usted!"
Comentarios del Dr. Mercola:

La demonización de las grasas saturadas comenzó en 1953, cuando el Dr. Ancel Keys publicó un artículo comparando el consumo de grasas saturadas y la mortalidad por enfermedades del corazón. Su teoría resultó ser débil, por no decir otra cosa, pero esta creencia equivocada sobre las grasas saturadas ha continuado desde entonces. Afortunadamente, por fin la verdad comienza a salir, ya que científicos médicos han comenzado a cuestionar seriamente los resultados de Keys.

Es hora de dejar a un lado la teoría de Ancel Keys

Keys basaba su teoría en un estudio de seis países, en los cuales el consumo de grasas saturadas era igual a las altas tasas de enfermedades del corazón. Sin embargo, él convenientemente ignoró la información de los otros 16 países que no encajaban en su teoría. Si hubiera escogido un conjunto de países diferentes, la información habría mostrado que incrementar el porcentaje de calorías de grasas saturadas disminuye el número de muertes por enfermedad cardíaca coronaria.

Comentario: En SOTT en reiteradas oportunidades hemos advertido sobre los peligros del consumo de leche. Aunque en este excelente artículo el Dr. Mercola no advierte sobre estos riesgos, nosotros hacemos mención de los mismo para completar la valiosa información que el artículo brinda para aquellos interesados en llevar una vida saludable. Para mayor información respecto a los peligros de consumir leche sugerimos la lectura de los siguientes artículos:
- 30 razones por las cuales la leche de vaca equivale al veneno para ratas

- Los peligros de la leche y sus derivados

- Mala leche...
Encontrará mucho más aún haciendo una búsqueda en SOTT de los términos "leche" y "caseina".